Archive for the Vino Tinto Category

El Cadastro 2011, el mejor vino de Arlanza

Posted in > 20€, D.O. Arlanza, Tinto crianza, Vino Tinto, Vinos, Vinos de autor, Vinos Nacionales with tags , , , , , on 28/01/2016 by vinoysequedo

Coupage de 95% Tempranillo y 5% de Garnacha. Viñas viejas de entre 50 y 100 años plantadas a unos 1.000 m. sobre el nivel del mar en suelos pobres de cascajos, cantos rodados y sílice. Viticultura ecológica certificada. Vendimia manual. Crianza de 19 meses en barrica de roble francés. 

Tras un período de tiempo sin asomarnos por aquí comenzamos 2016 con un grandioso vino para empezar el año con muy buen pie. Se trata de un vino ejemplar que todo buen aficionado debe probar alguna vez en su vida. Y encima nos sirve como excusa para que en Vino y se Quedó debute una nueva denominación de origen, la D.O. Arlanza, esa pequeña zona que se extiende entre las provincias de Burgos y Palencia y que hasta este momento no nos había convencido por sus rudos y verdosos vinos.

Nuestro protagonista es todo lo contrario, un vino maravilloso que amalgama en su interior todo lo bueno y deseable que tiene que tener esta bebida fermentada para hacer las delicias de los que la prueban. Y es que este gran tinto ha sido creado por el vitivinicultor del que ya os hemos hablado en dos ocasiones anteriores al presentar el Emilio Valerio 2011 elaborado en Navarra para la bodega Laderas de Montejurra y dos vinos que hace en La Rioja. Se trata del francés oriundo de Cognac y afincado en España, Olivier Rivière, que para nosotros es uno de los mejores vitivinicultores del panorama vinícola español. En esos dos posts podéis encontrar un acercamiento a su biografía.   

El Cadastro 2011, palabras mayores 

En el título de este artículo decimos que este tinto es “el mejor vino de Arlanza”, al menos que hayamos probado hasta el momento, y no sólo pensamos eso, si no que se encuentra entre los mejores vinos de España, y no queremos ir más allá para que nadie se lleve las manos a la cabeza ya que muchos “entendidos” no aguantan que nos podamos comparar a países que venden muy bien la moto pero que no hacen mejores vinos que nosotros.

Cadastro 2011

El Cadastro 2011 proviene de un viñedo en propiedad que Olivier posee en la localidad burgalesa de Covarrubias. Es de un color granate oscuro de capa tan alta que es opaca. En nariz nos deja unos intensos recuerdos de monte bajo y de notas especiadas y una presencia divina de regaliz en su versión más palulú.

Hasta el momento nos ha dejado muy buenas sensaciones pero en la boca es el no va más. Es tan aterciopelado que es la delicadeza hecha vino. Aunque pueda extrañar la dicotomía, es delicado e intenso a la vez porque su entrada es un pelín áspera pero rápidamente sus magníficos taninos sedosos le dan la vuelta al marcador. Su acidez está muy bien integrada, lo que lo hace muy jugoso y divertido. Es pura fruta muy fresca con un ligero amargor final. Cuenta con poca longitud pero con una gran persistencia.

En resumidas cuentas, es todo un señor vino que tiene un único problema: con una sola botella no tienes nada que hacer porque te engancha de tal modo que no puedes dejar de beberlo. Solo está genial, pero si le sumas unos pimientos del piquillo en tempura, un foie templado, jamón ibérico, lechazo o cochinillo, e incluso pescados como trucha y lubina, alucinarás aún más. En Madrid hemos visto que aún hay botellas de la añada 2011 aunque la 2012 ya está en el mercado y sigue siendo buenísima aunque más floral.

Puede que los críticos que sólo se fijan en datos y no en sensaciones digan que sus 15% de volumen alcohólico le impiden ser redondo, pero desde Vino y se Quedó nos ciscamos en esos pedantes y proclamamos a los cuatro vientos que El Cadastro 2011 es la leche, y si alguno de esos críticos afrancesados no está de acuerdo, que elija arma y padrino y nos veremos al amanecer. Hemos dicho.

Salud y buenos vinos, amigos.

 

 

 

 

 

Peña el Gato Natural 2014: zumo de Garnacha fermentado

Posted in 13€ - 15,99€, D.O.Ca Rioja, Tinto crianza, Vino Tinto, Vinos Naturales with tags , , , , on 01/12/2015 by vinoysequedo

100% Garnachas viejas de un viñedo único de 70 años plantado en laderas a una altura de 650 m. sobre el nivel del mar. Viticultura ecológica. Vendimia manual. Crianza de 10 meses en barricas de roble francés de 500 litros. Vino natural. Producción limitada a 660 botellas. 

Hoy queremos presentaros un vino espectacular que destaca por varias razones, la primera es que es un vino natural limpio hasta decir basta que deja en muy mal lugar a esos esnobs del universo vinícola que en cuanto aparece un productor (si encima es francés o italiano ya ni os contamos) que dice que elabora vinos naturales y que por eso es normal su olor a establo o a palo de gallinero porque él es un guarro al que sus vinos le huelen y le saben así, se suben al carro y nos machacan desde su imbecilidad congénita para que los demás también nos subamos al carro de esta mentira absoluta.

Pues bien, negamos la mayor, y desde Vino y se Quedó nos declaramos en guerra contra esos memos que van haciendo el ridículo por donde pasan repitiendo ese axioma. Serían capaces de defender cualquier gilipollez si ésta fuera pronunciada por los malditos gurús del vino. Basta ya.

Peña el Gato Natural 2014

La segunda razón por la que este vino es ejemplar es por la persona que lo ha elaborado, Juan Carlos Sancha, un reputado vitivinicultor riojano y eminente catedrático de Enología en la Univeridad de La Rioja donde ha desarrollado el Proyecto de Investigación de recuperación de variedades minoritarias autóctonas de la D.O.Ca. Rioja junto al catedrático de Viticultura Fernando Martínez de Toda. Éste y otros proyectos enológicos lo han catapultado hasta ser considerado toda una referencia mundial en el sector en cuanto al archivo genético de las distintas variedades de uva.

Bebiendo Peña El Gato Natural 2014

La razón más importante de todas es el vino en si. Lo primero que hicimos en Vino y se Quedó fue probar este vinazo en un día fruta para conseguir su máxima expresión aromática y gustativa. Y a fe que lo conseguimos porque el vino es una maravilla que se bebe sólo y que entra en el cuerpo como si fuera un zumo pero que al levantarte notas que de eso nada, que es todo un señor vino con 15% de volumen alcohólico.

En la copa es un vino brillante de color púrpura que no deja ver sus meses de crianza por ningún lado. Gran lágrima que mancha a discreción el cristal con una capa glicerinosa. Tiene una nariz ligera y, como ya os dijimos, tan limpia que cuesta trabajo pensar que no lleve nada de sulfuroso; dan ganas de ir al laboratorio a comprobarlo. Si no fuera un vino de Juan Carlos Sancha a lo mejor lo hubiéramos hecho pero conociéndole, confiamos en la rectitud del elaborador.

En boca es fruta pura destacando sobremanera unas vivísimas fresas silvestres que nos hacen sentir un buen rollo inmenso. Además se dejan sentir unas notas balsámicas que combinadas con una acidez perfecta y un músculo notable provocan que uno no pare de beber esta joyita de la enología. Un vino auténtico que marca un ejemplo a seguir.

Unas pinceladas sobre el autor y sobre su proyecto

El origen de este vino, así como de todos los tesoros que esconde Juan Carlos en su bodega, está en la localidad riojana de Baños de Río Tobía, ubicada en La Rioja Alta en uno de los parajes más fríos y difíciles para el cultivo de la vid de este paraíso de la uva. El vitivinicultor posee cinco hectáreas y media de viñedos propios en la zona del valle del río Najerilla.

El maestro Sancha, tipo afable y más majo que las pesetas, con el que hemos aprendido mucho en sus catas magistrales, ha recuperado variedades autóctonas en estos últimos años como la Maturana Tinta y la Tempranillo Blanco que podemos disfrutar en sus afamados vinos Ad Libitum. También ha experimentado con variedades minoritarias como la Maturana Blanca que está recuperando.

Con vinos así de honestos y creados por tipos auténticos que no se pavonean por ello como hacen otros que elaboran verdaderas birrias y parece que han inventado el mundo, da gusto escribir, aunque lo que más gusto da es beber sus creaciones en buena compañía. Lástima que salgan al mercado tan pocas botellas de este Peña El Gato Natural 2014, pero es que de lo bueno, por lo general, siempre hay poco.

Salud y buenos vinos, amigos.

 

Tragolargo 2013, su nombre lo dice todo

Posted in 5€ - 7,99€, D.O. Alicante, Tinto joven, Vino Tinto, Vinos, Vinos Naturales with tags , , , , on 09/09/2015 by vinoysequedo

100% Monastrell de viñas de entre 8 y 20 años de la Finca Casa Balaguer de Villena, Alicante, situadas a más de 700 m. de altura. Vendimia manual. Fermentación sin control de temperatura. 30% de raspón. Sin madera. Vino natural. Sin clarificar ni filtrar.

Sabemos que estas fechas son complicadas en muchos sentidos y sobre todo en el aspecto económico, y de ahí que os presentemos un vino que además de estar muy bueno tiene un precio excepcional que lo hace aún mejor. Por menos de 7 euros podréis haceros con una botella de este tinto joven alicantino elaborado por el famoso vitivinicultor Rafa Bernabé y disfrutar largamente sin remordimientos de conciencia.

El propio nombre del vino, Tragolargo, nos está dando pistas de la facilidad con la que se bebe y el ritmo que se coge rellenando la copa (pedimos moderación, que no hace falta ser Usain Bolt). Pero que nadie se lleve a engaño, este tinto alicantino vale más de lo que cuesta; está lleno de elegancia y matices que te hacen cuestionar constantemente lo que sabes de vinos.

Para empezar, es un Monastrell tan fresco que no se parece a esos vinos de esta variedad que están sobremadurados y el dulzor se apodera de ellos. Aparte de vendimiar las uvas más temprano para evitar esa madurez, se deja parte del raspón para ayudar a que el vino resultante se torne refrescante y vivaz. Incluso nos preguntamos en más de una ocasión durante su degustación si se trataba de esta variedad.

Cata del Tragolargo 2013

El día que probamos este tinto jovial hacía tanto calor en Madrid que se podía hacer una barbacoa sin barbacoa, directamente en el suelo. No eran las condiciones ambientales más favorables para la degustación de un vino tinto, aunque eso se podía compensar con el hecho de que estábamos dentro de un día fruta según los parámetros de la biodinámica, que tanto seguimos desde que nos demostramos a nosotros mismos empíricamente que no es un cuento chino.

Para combatir el efecto sopa en el vino lo enfriamos convenientemente en el refrigerador (en este punto pedimos tranquilidad a los ayatolás del mundo del vino, no os alteréis muchachos) y lo dejamos apto para ser ingerido con gusto.

Tragolargo 2013

El Tragolargo 2013 es un vino de color rojo picota oscuro de capa media y tiene una nariz grandiosa en la que se perciben con nitidez y potencia frutos rojos, flores de monte, regalizespecias sobre un magnífico fondo balsámico.

En boca es muy fresco e intenso sin perder cierta calidez. Aparecen ante nosotros espectaculares sabores a frutas silvestres ácidas y vibrantes unidos a recuerdos florales. Más adelante sentimos que el uso del raspón nos conduce a toques amargos y a una aspereza controlada que nos provocan salivación constante y unas increíbles ganas de beber sine die. Su nombre no puede estar mejor puesto: es un vinazo de trago largo balsámico y electrizante.

Es un vino ideal para beber incluso frío cuando el calor aprieta a conciencia porque sigue estando muy rico. Y va de maravilla acompañando comidas improvisadas a pie de playa o de piscina, así como una cena con comida thai bajo las estrellas. Pero que nadie renuncie a este tinto cuando llegue el frío porque estará genial regando carnes, estofados y legumbres.

Rafa Bernabé, el gurú tinajero de los vinos de Alicante

El vitivinicultor alicantino se ha convertido en los últimos años en una referencia constante para muchos elaboradores de los cuatro puntos cardinales de nuestro país que le tienen como referencia por su forma de hacer vinos naturales y por el empleo de las vasijas de barro para la crianza de algunos de los veinticuatro vinos que posee en el mercado. A los miembros de Vino y se Quedó nos pasa con Bernabé como con Woody Allen, nos gustan mucho algunas de sus creaciones y aborrecemos algunas otras, las menos. Pero lo que nos gusta es en demasía. A este hiperactivo autor cuando algo le sale bien le sale muy bien.

El prolífico elaborador creó hace algunos años la bodega Rafa Bernabé-Viñedos Culturales con la pretensión de poner en el mapa de los vinos de calidad a los creados a partir de uva Monastrell, dotando a éstos de la frescura y acidez que se han echado en falta en la zona durante mucho tiempo. Y todo ello con una observancia casi ritual por el cuidado del medio ambiente y el buen trabajo en el campo que se pueden observar en sus viñedos de Villena y de La Mata, cerca de Torrevieja.

Disfrutad de este gran vino joven lleno de matices y que además no atenta contra el bolsillo. ¿Se puede pedir más?

Salud y buenos vinos, amigos.

Viña Zorzal Garnacha 2014, un tinto navarro muy amable

Posted in 5€ - 7,99€, D.O. Navarra, Tinto joven with tags , , , , on 20/08/2015 by vinoysequedo

100% Garnacha de viñas viejas situadas a 490 metros de altura en Fitero. Vino joven. Vendimia manual. Fermentación alcohólica en depósitos de acero inoxidable. Clarificado y filtrado suavemente sin estabilizar. Viticultura biológica.

Antes de tomarnos unos días de vacaciones queremos dejaros con un buen sabor de boca al presentaros la nueva añada de un vino que desde nuestro punto de vista hasta ahora no había sacado todo su potencial. Y que potencial. Se trata de un tinto joven navarro que tiene tantos matices en todas las fases de la cata que no parece un vino joven. Pero a fe que lo es. Es un chaval que tiene tan buenos genes que ha salido todo un hombretón muy bien formado en todos los aspectos.

En Vino y se Quedó lo catamos cuatro personas y quedamos impresionados porque no esperábamos tanta evolución en tan pocas añadas desde nuestra primera vez con él, y lo redondo que es en la actualidad. Es un vino que crea afición y que gustará a todo el mundo. Por si esto no fuera suficiente, tiene un precio espectacular que le hace un vino democrático al alcance de todos los bolsillos. Es un vino que si lo probara nuestra chavalada nacional es posible que empezará a cambiar de gustos en el ámbito del bebercio.

No esperemos más, entremos en detalles

Este Viña Zorzal Garnacha 2014 es muy bonito tanto en su diseño exterior, con una etiqueta elegante a la par que divertida, como en su color cuando es servido en la copa: muy limpio, con un tono picota de capa media con ribete juvenil.

Viña Zorzal Garnacha 2014

Al acercarlo a la nariz sentimos que se trata de una Garnacha de libro en el que predominan por doquier los aromas a frutas silvestres muy frescas y vivaces, seguidas de notas dulces y achocolatadas. A los 4 Fantásticos nos pareció muy sensual y seductor a la vez que ligero.

En la boca tiene una entrada picante y amarga muy sugestiva. Empieza el festival de sabores. En primer término aparecen los frutos rojos ácidos combinados con los toques a chocolate negro y a aceitunas negras y recuerdos de laurel. Todo esto combinado con un tanino dulce que nos alucina. Es de paso largo con un final amargo y cuenta con un postgusto persistente. ¿Y de acidez qué tal va? Pues maravillosamente. Es una acidez marcada pero integrada como si fuera la pieza final que encaja en el puzzle.

Este vino es para consumir por encima de nuestras posibilidades, aunque haya que hacerlo con moderación para que no se nos mosqueen las autoridades sanitarias, combina estupendamente con todo tipo de comidas y no cansa si uno lo bebe sin nada que echarse a la boca. Nosotros, que somos unos echaos pa’ lante lo tomamos acompañando unos gambones a la plancha y unas almejas a la Conchi, mi señora madre, que te hacían saltar las lágrimas de pura emoción. Y este tintazo no se resintió en ningún momento sino que se vino arriba cual morlaco bravo en el castigo. A los puristas les acaba de dar un infarto o dos en este momento. Gente de poca imaginación.

Aproximándonos a Viña Zorzal

Es importante el conocimiento de las personas que hacen los vinos para entender mejor a éstos. Hay veces que tomamos un vino que nos gusta mucho y su creador es imbécil, pero por lo general no suele fallar que los vinos bien hechos suelen tener buenas gentes detrás. En este caso, conocemos algo a los “zorzales” y hay que decir que son tipos normales que han decidido seguir los pasos de su padre que hace más de veinticinco años puso en marcha la bodega familiar. Con mucho compromiso los tres hermanos se han embarcado en el viaje de recuperar las variedades navarras para hacer con ellas vinos lo más naturales posibles y que dejen claro cuál es su origen. En poco tiempo los Zorzalbrothers han logrado que sus pájaros vuelen por todo el mundo.

Esta familia de viticultores navarros tienen su cuartel general en la bonita localidad de Corella y en Fitero la gran joya de la corona, el viñedo de Garnachas viejas que tantos buenos momentos nos va a hacer pasar. El que tenga la posibilidad que no dude en visitar la zona y dejarse mimar por nuestro vino de esta semana de Viña Zorzal, porque como ellos mismo dicen su pretensión al elaborar vinos es making friends!!!

Salud y buenos vinos, amigos.

 

 

 

La Encina del Inglés 2013, serrana frescura tinta

Posted in 8€ - 9,99€, D.O. Sierras de Málaga, Tinto joven con crianza, Vino Tinto with tags , , on 02/07/2015 by vinoysequedo

Coupage de 30% Cabernet Sauvignon, 25% Garnacha, 25% Tempranillo, 10% Syrah, y 10% Merlot. Crianza del 60% del coupage de seis meses en tina de roble francés Allier de 60 Hl. Viñedos en altura entre 600 y 900 metros.

En este primer post del verano que acaba de comenzar queremos presentaros un vino que tiene tanta frescura que podremos tomarlo un poco más frío de lo que habitualmente solemos hacer con los tintos ya que aprieta el calor de manera brutal por toda España, aspecto que nos desanima un poco a la hora de abrir estos vinos. Pero porque digamos que puede tomarse más fresquito no os penséis que estamos hablando de un vino normalito, más bien al contrario, estamos ante un vino joven repleto de cualidades.

Para entrar en situación nos tenemos que dirigir a la preciosa zona de la Serranía de Ronda para imbuirnos de toda esa atmósfera y naturaleza que se condensan en cada botella de La Encina del Inglés 2013. Este vinazo se origina en una finca de unas doscientas hectáreas situada en un entorno ideal para la crianza de la vid con orientación sur sur-este y altitudes que fluctúan entre 650 y 940 metros. Por si esto no fuera suficiente, la zona cuenta con un nivel de lluvias importante y vientos húmedos provenientes del cercano Atlántico. Como para no hacer un buen vino.

Cata de La Encina del Inglés 2013

Nuestro protagonista es de color granate de media capa que en la nariz es cremoso, puesto que lo primero que notamos es un golpe de nata con frutos del bosque, que al ratito cambia y aparecen aromas florales, laurel y un final balsámico. También nos trajo recuerdos de café de puchero.

La Encina del Ingles 2013

En la boca tiene una entrada ligera con amargor y astringencia que a su paso deja recuerdos sobre todo de arándanos y de bayas de café. Es un vino de paso medio y que cuenta con un agradable retrogusto amargo lleno de viveza y frescura.

Este rondeño combinará perfectamente con carnes asadas o a la brasa así como con queso payoyo curado y embutidos ligeros. Con un arroz campero va de escándalo.

El sueño de una tarde de abril

Sí, amigos, hemos querido hacer referencia a una de las obras más conocidas del genial dramaturgo inglés y enamorado de los vinos del sur de España para titular la manera en la que se gestó el germen de nuestro vino protagonista. Corría la primavera del año 2003 cuando el bodeguero Javier Suqué, presidente del Grupo Perelada, propuso a su primo Jorge Viladomiu Peitx, elaborar vinos diferentes en una zona a encontrar en territorio español. Tras mucho buscar, la respuesta estaba escrita en un libro de 1807 de Simón de Rojas Clemente que se guardaba en la biblioteca familiar. En este volumen se ponderaban las maravillas que albergaba la Serranía de Ronda para la creación de vinos desde los tiempos de los fenicios.

Y esto es así debido a unas condiciones geográficas y climáticas espectaculares, ya mencionadas, para el cultivo de las vides y la obtención de buenos vinos. Los que hemos tenido la suerte de viajar por esta zona entendemos porqué desde los fenicios, pasando por los romanos hasta llegar a los poetas románticos británicos y norteamericanos han alucinado con sus paisajes, sus gentes y sus vinos. Tanto es así que hasta el grandioso, en todos los sentidos, Orson Welles, decidió morir en estos parajes y ser enterrado en la Finca El Recreo de San Cayetano de Ronda, propiedad del que fuera su amigo, el torero Antonio Ordoñez.

Recuperación de la memoria histórica del vino de Ronda

Podría sonar grandilocuente pero los amigos de la Bodega La Melonera se pusieron entre ceja y ceja el objetivo de recuperar las cepas históricas que habían dado fama y raigambre a los vinos de esta zona de la provincia de Málaga que tras el ataque de la filoxera habían quedado cuasi extintos. Entre estas variedades destacan la Tintilla, la Blasco, la Rome y la Melonera. Pero aparte de esta recuperación de la que nos alegramos sobremanera también hay que destacar que el equipo de expertos de la finca se ha ocupado de incluir estas cepas históricas en los registros actuales.

Antes de terminar no queremos olvidarnos de una persona que es parte crucial para que el vino de esta semana sea tan bueno como es. Se trata de la joven enóloga Ana de Castro Rufián que además de hacer grandes vinos es un encanto en el trato personal, como comprobamos en el XV Salón de los Mejores Vinos de España de la Guía Peñín.  

Y por si alguien ha llegado hasta aquí y se pregunta el porqué del nombre del vino, decirle, en primer lugar, que gracias por leer el artículo hasta el final y, en segundo lugar, que este nombre trata de ser un homenaje a todos aquellos viajeros románticos ingleses del Great South Tour que camino a Granada tanta fama dieron a esta zona con sus continuas menciones literarias.

Salud y buenos vinos, amigos.

Dominio del Urogallo Cadario 2012, un vino por el que valdría la pena matar

Posted in > 20€, Sin denominación, Tinto crianza, Vinos Naturales with tags , , , , on 19/06/2015 by vinoysequedo

Coupage 50% Mencía y 50% Verdejo Tinto. 100% despalillado. Fermentación alcohólica en fudres de castaño. Crianza de 13 a 15 meses en barricas usadas de roble francés de 225 litros. Vino natural. Viticultura biodinámica.

Los miembros de Vino y se Quedó somos como “la burra al trigo” o el cartero que, según la película, siempre llama dos veces. Cuando algún vino nos gusta en demasía nos gusta revisitar “el lugar del crimen” con el afán de descubrir nuevos tesoros escondidos. Eso nos ha pasado con personas como Nicolás Marcos y Fran Asencio de la bodega Dominio del Urogallo, de los que ya os hablamos aquí en abril de 2013.

Los vinos de esta singular bodega de Cangas del Narcea son una prolongación de la personalidad de Nico, un tipo en apariencia duro pero blandito por dentro, cuyo origen se encuentra en Toro y que aparte de formar parte de la cuarta generación familiar de viticultores y bodegueros aprendió el oficio criado a los pechos del legendario maestro del Ródano, Alain Graillot. El zamorano decidió un buen día liarse la manta, suponemos que zamorana, a la cabeza, y apostarlo todo a la difícil tarea de elaborar vinos de calidad en Asturias. Por sus santas narices se empeñó en crear algo distinto en nuestra querida piel de toro. Y a fe que lo consiguió.

Su Dominio del Urogallo Cadario 2012 proviene de una parcela de terreno pizarroso y de antracita con orientación noreste donde la humedad y las nieblas continuas complican la viticultura. Como todos los viñedos de nuestros protagonistas, esta viña se cuida con mucho trabajo biodinámico. Para que os hagáis una idea, estas plantas toman más infusiones naturales que un concejal de Podemos. No se le añade nada al vino, no está filtrado ni clarificado.
Cadario_2012

Este sensacional tinto posee un color rojo granate con ribete púrpura que lo hace muy atractivo para ser bebido. Es de capa media y cuenta con una lágrima más gorda que las de Bustamante. En la nariz es sota, caballo y rey, pero no por ello menos embriagador. El bosque septentrional, pleno de aromas balsámicos de monte bajo, se encuentra encerrado en la botella como un geniecillo guasón que nos presenta esa simpleza para sorprendernos hasta el éxtasis cuando nos llevamos esta maravilla líquida a la boca. Aquí nos gana de manera irremediable para la causa. No nos queda otra que postrarnos ante él y rendirnos a su magneficencia.

Es en esta fase gustativa donde el Dominio del Urogallo Cadario 2012 se convierte en un vino top, como diría ese portugués de cuyo nombre no queremos acordarnos. Es un vino muy complejo en boca por la gran cantidad de matices que atesora. Tiene una entrada directa y amarga con recuerdos de arándanos negros (cassis), plátanos e higos verdes y final de chocolate muy negro. Además percibimos una cierta aspereza placentera como al degustar un zumo de aronias.

Es un vino muy redondo, sin aristas, con la madera justa y sin sensaciones de establo como muchos de esos vinos que nos venden como naturales y no son más que vinos sucios. En resumen, podríamos decir que las notas que no aparecen en nariz se despliegan en la boca. Es un vino ancho y muy fresco.

Dos recomendaciones muy importantes. La primera es que si podéis os toméis este vinazo en día fruto para percibir todas sus peculiaridades. La segunda es que lo acompañéis de solomillo de ternera asturiana, la mejor carne de ternera del mundo. También le va muy bien a un platito de cecina auténtica leonesa. Y si los bolsillos están más tiesos que la mojama, con un solomillo de cerdo a la mostaza antigua.

Ardemos en deseos de perdernos un día por los dominios del urogallo poniendo en peligro nuestras osamentas “escalando” en viñedos que necesitarían sherpas, con la voz de Nico de fondo profiendo sus célebres frases: “¡Te voy a engrasar!” o “¡Farsantes!”. No vemos el momento.  

Salud y buenos vinos, amigos.

 

el Petit Artai 2011, peligro de adicción

Posted in 13€ - 15,99€, Catas y Eventos, D.O.Ca Priorat, Tinto crianza, Vino Tinto, Vinos Nacionales with tags , , on 15/05/2015 by vinoysequedo

Coupage de 44% Cariñena, 36% Garnacha, 16% Cabernet Sauvignon, 2% Merlot y 2% Syrah. Crianza de 12 meses en roble francés (90%) y americano (10%). Barricas nuevas (10%) y usadas dos o tres veces (90%). Agricultura ecológica.

Aprovechando nuestra presencia temporal en tierras catalanas hemos dado buena cuenta de eventos, catas y degustaciones, más o menos “serias”, para ponernos al día con los vinos de la zona, centrando nuestras pesquisas en las denominaciones de origen Montsant y Priorat. En el último mes Vino y se Quedó ha estado presente en la Renaissance des Appellations, celebrada en el Mercado del Borne de Barcelona, y en la Fira del Vi de Falset.

Pero nuestro protagonista de esta semana no fue descubierto en ninguno de estos importantes saraos vinícolas sino en la presentación del Tast amb Llops 2015 que tuvo lugar en la Fábrica Moritz de la Ciudad Condal. Allí probamos grandiosos vinos en petit comité y nos rendimos ante este ejemplar tinto y ante su superior en el escalafón de la bodega, que no en calidad, el insigne 5 Partides, un monovarietal de Cariñenas viejas. Pero fieles a nuestro compromiso os acercamos el que tiene mejor relación calidad-precio haciendo gala de nuestra proverbial defensa de vuestro bolsillo. Eso no obsta para que os podáis dar un caprichito de vez en cuando con el otro

Desnudando el Petit Artai 2011

En el acto anteriormente mencionado, la compañera Ruth Troyano nos presentó este priorato adictivo que días más tarde adquirimos para realizar la cata que a continuación os mostramos. Antes de comenzar os queremos advertir que en los días fruto es cuando este tinto expresa toda su potencial por lo que os aconsejamos que sólo lo degustéis durante esos días que os indicará cualquier libro o app especializados en biodinámica.

el Petit Artai 11

El Petit Artai 2011 es de color rojo rubí y presenta ribete purpúreo que deja claro su aspecto juvenil. Es oscuro, casi de capa alta, y muy brillante.

En nariz vamos a ir comprobando cómo el vino evolucionará a medida que vaya pasando el tiempo en la copa. Recién servido destapa unas maravillosas notas a especias, a café y a cacao. Cuando se asienta salen heno y fruta negra, sobre todo la zarzamora, así como algún toque de pimienta. Es muy elegante e incita a perderse en él.

En boca tiene una entrada cálida, directa, con mucha fruta madura pero fresca a la vez. Es sedoso, amplio y sus taninos dulces nos dejan un buen retrogusto aunque no sea un vino largo. Es un tinto de calidad con una acidez y un alcohol bien integrados que lo hacen muy fácil de beber y placentero sobremanera. Esta joyita sirve tanto para un maridaje como para un “divorciaje”, puesto que pega con infinidad de platos.

En resumidas cuentas, es un priorato con mucho sabor y muy equilibrado. Está tan bien hecho que a medida que lo vamos catando vamos reconociendo cada una de las características que aportan las variedades de uva que lo componen. Y aunque alguien se pueda asustar por el alto porcentaje de alcohol con el que cuenta, un 16,5%, éste no se impone y nos hace relajarnos gratamente.

Ubicando el vino en su contexto

Nuestro amigo ha sido elaborado en la subzona de Vi de Vila Gratallops de la DOQ Priorat. En esta denominación de origen pusieron en marcha en 2009 una nueva clasificación para potenciar las especificidades de los terruños de la zona al estilo de los village franceses. De ahí que las uvas que forman parte de el Petit Artai provengan en su totalidad del municipio de Gratallops, aunque la legislación sólo requiera un 60% de las variedades recomendadas Cariñena y Garnacha.

Mapa Priorat

Clicar para agrandar el mapa *

Desde Vino y se Quedó somos partidarios de que cada vez se nos deje más claro a los consumidores todo lo que conforma el acto de hacer un vino y la procedencia de las uvas para que podamos sentir la experiencia única de bebernos una tierra y de inspirarnos con su paisaje, muy bello en el caso que nos ocupa.

La orientación de la subzona de Gratallops crea un clima más cálido que en el resto de la comarca, de ahí que las uvas maduren más y presenten un mayor grado alcohólico. En la bodega Cal Batllet han entendido a la perfección la idiosincracia de su zona y han elaborado un vino que recoge toda su esencia. Uvas procedentes de viñedos propios de hasta cuarenta años de antigüedad plantados en laderas de pizarra, y un extremo cuidado por no agredir a la tierra son sus señas de identidad.

Al frente de la bodega se encuentra el vitivinicultor Marc Ripoll Sans, que en el año 2000 dio un golpe de timón y creó la actual bodega a partir de la que poseía la familia Ripoll. Primer paso acertado. El segundo acierto fue el de declarar sus vinos como Vinos de Villa de Gratallops y de Torroja. Y el tercero fue el de contar con la enóloga Sonia Blasco con la que forma tándem elaborando unos vinos deliciosos.

Esperamos que tras este post a nadie le quede la más mínima duda para comprarse una botella de este adictivo vino y descubra un gran priorato a un precio que es difícil de igualar en la zona de la que proviene.

Salud y buenos vinos, amigos.

*Mapa: “The World Atlas of Wine” 7th Edition Hugh Johnson & Jancis Robinson