Archivo para Syrah

Mysti Syrah 2010. El Montsant para todos los públicos

Posted in 5€ - 7,99€, D.O. Montsant, Tinto crianza with tags on 17/07/2013 by vinoysequedo

100% Syrah. Vendimia manual. Fermentación alcohólica y maloláctica en tinas de acero inoxidable. Crianza de 6 meses en barricas de roble francés. El envejecimiento termina en la botella con el fin de conjuntar todos los aromas del vino. 

Ha tardado en llegar, pero al fin podemos traer hasta este espacio el primer vino de la D.O. Montsant. Y no habrá sido por no haber probado numerosos caldos de la mencionada Denominación de Origen, pero siempre había algún inconveniente para no poder recomendaros ninguno; unas veces era el excesivo precio por vinos que considerábamos sobredimensionados en todos sus aspectos; otras era la excesiva mineralidad que poseían algunos de estos vinos: sabemos que una de las peculiaridades de los caldos de esta zona es su toque mineral y pedregoso, que está muy bien cuando no llega al desequilibrio, pero eso es una cosa, y otra sentir que te meten en la boca un pedrusco y encima te soplan 30 € por tan “grata” experiencia. Eso no pasa con este tinto suave aunque no exento de personalidad, lleno de matices frutosos y golosos que harán las delicias de todos los que busquen un vino divertido y a un precio irresistible para tratarse de un D.O. Montsant porque cuesta algo menos de 7 €.

A catar, a catar, que se acaba el mundo.

Al servir el vinoMysti 2010 podemos contemplar en todo su esplendor un brillante y límpido color rojo picota que se aproxima al granate.

Al llegar a la segunda etapa de la cata, la conocida mundialmente como fase olfativa, querríamos emular a los legendarios Siniestro Total en su mítica canción “Todo por la napia” puesto que nos embriagan los aromas que desprende este tinto; eso si, después de haberlo tenido abierto durante un buen período de tiempo y haberlo oxigenado en la copa ya que al principio era ciertamente animalesco. Esos aromas confluyen entre las frutas negras y rojas muy maduras (brevas y moras muy dulces), los toques a guindas en aguardiente y a golosinas de regaliz, pasando a los intensos recuerdos de chocolate negro y torrefactos, y terminando en frescas sensaciones florales y mentoladas.

Su entrada en boca es sedosa y cálida, con buen paso, y muy agradable, por tener una acidez bajo control. Predominan las notas de chocolate negro y de frutas maduras en licor. En este momento ya estamos embriagados por su dulzor y “golosura” y queremos no parar de beber este magnético brebaje.

Nuestras recomendaciones para maridar este vino son acompañando un steak tartar sin alcaparras, pollo en salsa, conejo a las finas hierbas o al ajillo, así como arroces y productos de barbacoa.    

Es un vino curioso este Mysti 2010 ya que no es usual ver un monovarietal de Syrah en el Montsant y menos que éste sea tan goloso. Esto se debe a que los creadores del vino, Bodega Cava Berdié, han decidido vendimiar las uvas cuando están un poco sobremaduradas para que aporten ese dulzor tan característico.

Animamos a todos los productores del Montsant y del Priorat para que imiten la idea de hacer vinos distintos en la zona y a unos precios más adecuados a la coyuntura económica actual, puesto que es muy difícil encontrar vinos de calidad de estas Denominaciones de Origen a precios ajustados. De esta manera los podrán degustar más personas y abrir mercado. ¡Sí se puede! Y que quede constancia de que no pedimos que lo que se hace bien en estas dos zonas vitivinícolas se deje de hacer, sino que se mejore lo que ahora algunos no están haciendo bien, a nuestro modo de ver, que sea dicho de paso, no es ningún argumento de autoridad.

Salud y buenos vinos, amigos.

Anuncios

Bodegas Toribio. Pasión y orgullo extremeño

Posted in Blogueros de viaje, Curiosidades enológicas with tags , , , on 15/11/2012 by vinoysequedo

Dedicado a Fernando Toribio y a su mujer, Fernanda. Gracias por vuestras atenciones y generosidad durante esos tres días de noviembre.

Que alegría volver a tener contacto con todos vosotros después de algún tiempo en el que los integrantes del blog hemos estado viajando por distintos puntos del sur y del oeste del país a modo de vacaciones tardías puesto que este año no pudimos disponer de veraneo por “culpa” del trabajo, ese lujo cada vez más precario que tanto escasea en estos tiempos.

En sucesivos posts os iremos contando las partes de nuestro viaje en las que aprovechamos para visitar algunas bodegas y degustar algunos vinos que creemos merecedores de dar a conocer en este rinconcito que cada día cuenta con más amigos, algo que nos llena de orgullo y satisfacción, que diría aquél.

Hoy comenzamos con la entrañable visita que realizamos a Bodegas Toribio, situadas en la localidad pacense de Puebla de Sancho Pérez, muy próxima a Zafra. Nos alojamos en los apartamentos que la familia Toribio tiene en la parte superior de su casa de reciente construcción en las inmediaciones de la Ermita de la Virgen de Belén, pegada literalmente a los muros de la declarada como plaza de toros más antigua de España, y por ende, del mundo. Eso al menos anuncian los folletos turísticos, aunque a lo largo de nuestros numerosos viajes (muchos de ellos por motivos laborales, que no es cuestión de parecer presuntuosos) nos hemos encontrado con similares anuncios: no hay localidad que se precie que no diga que tiene alguna cosa más antigua que los demás, ni taberna o bar de copas que no señale que allí estuvo Hemingway regándose por dentro. El amigo Ernest debía bilocarse día sí y día también.

Como el tiempo no acompañaba en absoluto nos refugiamos con sumo placer en el conocimiento exhaustivo de los vinos que crea Fernando Toribio en la bodega que lleva su nombre y en Pago Los Balancines, donde es socio y “alma mater” de los caldos que allí se elaboran. Fernando nos dedicó casi un domingo entero a mostrarnos sus vinos y a contarnos muchos de los secretos de su elaboración en la propia bodega donde comenzó su aventura hace cerca de 28 años cuando su padre le dejó al cargo de la misma para que cumpliera su sueño y nos regalara años después vinos tan sublimes. En esa vieja bodega enclavada en pleno centro de la Puebla, en la que la vista se nos perdía entre añejos depósitos de cemento aún llenos de vinos en plena fermentación y algunos que ya esperaban su trasiego a las barricas, pudimos probar casi todos los vinos del artesano extremeño directamente del depósito en una divertida ceremonia en la que los integrantes de Vino y se quedó y el bodeguero introducíamos en cuclillas las copas de cristal por la parte superior del depósito llenándonos las manos de vino, algunos de ellos realizando aún la fermentación maloláctica. Fue todo un éxtasis para los sentidos descubrir los vinos de las distintas uvas que nos dejó probar en ese paseo por la bodega. Nos encantaron todas y al que suscribe, sobretodo, la syrah. Incluso intenté convencer a Fernando, creo que con escaso éxito, de que creara un monovarietal de esta uva; esperemos que si un día le da por hacer un syrah 100% se acuerde de nosotros. Los vinos blancos de uvas macabeo y chardonnay los tomamos directamente de las barricas. El macabeo, sin estar terminado aún, estaba mejor que muchos de los vinos blancos que hemos probado en botella.

La experiencia de probar los vinos en pleno proceso de elaboración directamente de los depósitos fue algo increíble y muy didáctico ya que nos enseñó el camino completo por el que van pasando los distintos vinos hasta terminar en la botella. A medida que probábamos de los distintos depósitos íbamos reconociendo los vinos en que terminarían convirtiéndose esos líquidos intensamente rojos, plenos de aroma y sabor. Y eso no es algo baladí, porque Toribio es de la opinión de que los vinos se hacen en el campo cuidando las vides para que den uvas ricas que haya que “retocar” lo menos posible en la bodega.

La degustación acabó por la tarde en la casa de los Toribio en la que tienen habilitada una sala en la que se muestran todos los vinos creados por Fernando. Dejamos para un próximo post las joyas que allí pudimos probar. Sólo diremos que en un momento de la cata la emoción nos pudo. La belleza puede estar presente en el sólo gesto de tomar unos vinos sublimes junto a su autor y sentir que la emoción embarga a los presentes.

Salud.

Taberner 2007. ¡Viva la Pepa!

Posted in 16€ - 20€, Tinto crianza, V.T. Cádiz with tags on 23/04/2012 by vinoysequedo

Hoy os presentamos un gran vino de la Tierra de Cádiz para demostraros que en este privilegiado rincón de España no sólo saben hacer grandes vinos generosos. Este vinazo es un Syrah en toda su golosa plenitud.

Nada mas servirnos una copa apreciamos su intenso color rojo granate. En la primera aproximación olfativa, el vino huele a cerezas maduras y a compota de frutas del bosque. Y cuando se prueba, sabe a esas frutas antes percibidas, así como a café, toffe y vainilla. Es perfecto para acompañar tapas y embutidos suaves, platos de pollo y aves. Y para los más atrevidos y heterodoxos, perfecto para algunos postres. Su final es persistente. El Taberner 2007 es simplemente grandioso. ¿Qué mejor que haberlo probado en plena celebración de la Constitución de 1812 que se promulgó en esa fecha en Cádiz y San Fernando? Cuando uno lo bebe se siente plenamente liberal y feliz, principios fundacionales de las constituciones que años antes habían cambiado el mundo, y que fueron inspiración para la conocida como La Pepa.

Este humilde bloguero sintió algo muy especial cuando probó este caldo maravilloso. De repente me teletransporté a un mediodía cualquiera de un día de enero de hacía varios años, a plena ciudad de La Habana. En la capital cubana cada día, a eso de las 12 del mediodía, la abuela de una amiga nos preparaba a dos españoles ávidos por conocer la realidad cubana “in situ” un café negro muy azucarado (al gusto cubano). Ese café era increíblemente dulce y afrutado (provenía del Oriente cubano, de la Sierra Maestra), justamente igual que este goloso y sensual vino gaditano que hoy os recomendamos.

Y como en la vida las casualidades no existen, que diría Iker Jiménez, hemos recordado La Habana cuando probabámos un caldo de Cádiz, ciudad en la que se basaron los arquitectos para construir muchos edificios de la capital de Cuba. Como veis, los vinos nos iluminan partes del cerebro en las que guardamos los recuerdos sensoriales, y por eso muchos defendemos que el vino es mucho más que una bebida. Es vida.

Quién estuviera en estos momentos por las tierras de Cádiz brindando con un Taberner 2007 a la salud de La Pepa, y por qué no, en poco tiempo haciendo lo mismo en La Habana con cualquiera de sus buenos vinos blancos. Pues eso, ¡Viva la Pepa!

Hablando de Habla

Posted in > 20€, 8€ - 9,99€, Tinto crianza, V.T. Extremadura with tags , , on 21/02/2012 by vinoysequedo

Habla Nº 7 

Tinto con 12 meses de crianza.

Cabernet Sauvignon, Tempranillo y Petit Verdot.

Habla del Silencio 2010

Tinto jóven con crianza.

50% Syrah, 30% Cabernet Sauvignon y 20% Tempranillo.

Habla Nº 8

Tinto crianza con 12 meses en barrica de roble francés.

Syrah.

En el Habla Nº 7 predomina el clavo, y la grosella parece que se ha quedado en la etiqueta, (para los no iniciados, mirad las cápsulas de las botellas de esta bodega). Tal vez lo sacaron demasiado pronto al mercado. No nos ha convencido. Nos quedamos con el Habla del Silencio, más ajustado al bolsillo sin perder elegancia y sabor. Y hablando de Habla, esta temporada se hablará mucho del Habla Nº 8. Este caldo cien por cien Syrah, con sus aromas de mora, cereza, pimienta y su textura aterciopelada, sí que merece cada eurillo que cuesta.

In Habla Nº 7 cloves predominate, the currants seem to remain on the label only, (for the uninitiated, look at the capsules of bottles from this winery). Perhaps it was marketed prematurely. It didn’t convince us. From the Habla family we prefer Habla del Silencio, the less costly one without losing taste and elegance. Talking about Habla, this season Habla No. 8 will be on everyone’s lips! That hundred percent Syrah with flavours of blackberry, cherry, pepper and its velvety texture is worth every penny it costs.