Archivo para Riesling

Casona Micaela 2013, el cántabro alegre

Posted in 8€ - 9,99€, Blanco crianza sobre lías, V.T. Costa de Cantabria, Vino Blanco with tags , , , on 04/05/2015 by vinoysequedo

Coupage de 75% de Albariño y 25% de Riesling. Crianza sobre sus propias lías. Maceración en frío. Control de fermentación a baja temperatura. Estabilización tartárica. Viñedo en espaldera a 400 m de altura.

Nos sentamos ante el folio en blanco, bueno, este recurso queda bien pero en realidad es ante un maldito ordenador portátil, con la idea de haceros partícipes de un feliz descubrimiento realizado en Barcelona y degustado en Madrid. Como podéis ver, en Vino y se Quedó somos muy de hacer país. Se trata de una de esas rarezas que tanto nos gustan, en la que se unen una zona geográfica magnífica, aunque ciertamente no conocida todavía por sus vinos, y una conjunción de uvas que nunca habíamos probado hasta el momento. Si la curiosidad se ha apoderado de vosotros seguidnos en esta aventura.

El Casona Micaela 2013 es un vino blanco con cupaje de Albariño y Riesling, variedades gallega y alemana, que ha hecho las delicias de todos los que lo hemos catado hace algunos días. Nos pareció soberbia, a la vez que exótica, la idea de unir ambas variedades para crear un vino. El resultado es magnífico. Si esto no os ha parecido lo suficientemente exótico, tened en cuenta que el origen de este blanco es el Valle de Villaverde, enclave cántabro inserto en la provincia de Vizcaya, que se encuentra inscrito en una de las dos indicaciones geográficas con las que cuenta Cantabria, Vino de la Tierra Costa de Cantabria. La otra es Vino de la Tierra de Liébana.

Apuntes del Casona Micaela 2013

Como un vino no es sólo contarlo, sino principalmente beberlo, vamos al grano. El resumen sería que ambas variedades aportan al vino frescura, frutosidad, untuosidad y acidez, elementos que lo hacen fácil de beber en cualquier momento.Casona Micaela 2013

Tiene un color amarillo pálido con reflejos verdosos, muy limpio y brillante. Al principio presenta cierto carbónico que desaparece al instante de servirlo en la copa. En nariz es complejo porque tardamos un rato en desentrañar todos los matices que posee. Destacan los aromas a frutas tropicales, a manzana reineta, a pera y a flores blancas muy perfumadas. Es goloso y fresco a la vez.

En la boca es fresco y sedoso. Punzante y largo, con dulzor al principio y salinidad al final. Toque cítrico. Cuenta con una acidez muy presente pero muy bien equilibrada. Posee un retrogusto amable. Es un vino muy agradable y sabroso para beber sin parar, se bebe solo.

Donde todo comienza

Corría el año 2004 cuando cuatro socios comienzan la andadura de la Bodega y Viñedos Casona Micaela bajo la supervisión de uno de ellos, el ingeniero agrónomo y enólogo Carlos Recio Calera, creador del proyecto, con la plantación de vides en las poco más de siete hectáreas que conforman el paraje del Jornillo. Hasta 2008 no sacan al mercado la primera añada de nuestro vino protagonista.

Los cuatro propietarios de esta bodega, el mencionado Carlos Recio, su hermano Eduardo Recio, María Luisa Gonzalez y Mª Carmen Santamarina, han apostado por poner en el mapa el vino blanco cántabro haciendo un esfuerzo de modernización en el propio edificio de la bodega y apostando por el trabajo bien hecho en el campo que redunde en el desarrollo del Valle de Villaverde muy dependiente aún de la ganadería. Como nos gusta reconocer el trabajo de todos los que participan en el proceso de elaboración del vino no queremos olvidarnos de la labor técnica de la enóloga asesora Ana Martín, cuyo trabajo ya vimos en Señorío de Astobiza 2013, el txakoli que engancha.

Nosotros ya nos hemos apuntado un nuevo lugar a tener en cuenta en próximos recorridos vinícolas por nuestra privilegiada piel de toro. Será todo un placer sentarse en pleno campo a degustar este magnífico vino contemplando tan bello paisaje. A este paso hasta Ceuta y Melilla se animarán a hacer vino. Y si no, al tiempo.

Salud y buenos vinos, amigos.

Anuncios

Ferdinand´s Saar Dry Gin. La ginebra infusionada con Riesling

Posted in Ginebra, Licores y Destilados with tags , , , on 02/01/2014 by vinoysequedo

Esta semana hemos comenzado un nuevo año y nada mejor para inaugurar 2014 que probar una magnífica ginebra de la región alemana del Sarre que aúna con maestría potencia y delicadeza, una combinación perfecta para convocar a la buena suerte que vamos a necesitar para afrontar este difícil año que se nos viene encima a los españoles en particular, y a los europeos en general.

La unión de una destilería vanguardista ubicada entre las regiones del Sarre y Mosela, la Avadis Distillery, que ha apostado por una perfecta mezcla entre tradición e innovación, y una bodega con fama de elaborar grandes vinos Riesling y de contar con uno de los mejores viñedos de la VDP* Mosela-Sarre-Ruwer, Forstmeister Geltz-Zilliken, ha dado lugar a la ginebra de la que hoy os hablamos y que tanto nos ha impresionado. Los padres de este producto sublime son el maestro destilador Andreas Vallendar, y la vitivinicultora, Dorothee Zilliken, que junto a sus padres dirige la bodega. Ambos han decidido unir su experiencia en la creación de destilados y de vinos de calidad, para a partir de una ginebra creada por Vallendar infusionarle Riesling, cuyas uvas han sido cultivadas y seleccionadas por Zilliken.

Ferdinand's Saar Dry Gin

Proceso de creación de la ginebra de Ferdinand del Sarre

Primeramente se realizan varias destilaciones de los granos que van a formar parte de la base del destilado. A esta destilación en bruto se le añaden posteriormente los más de treinta botánicos empleados en su elaboración, entre hierbas aromáticas, especias y frutos, y se lleva a cabo una lenta maceración. A esta mezcla se le une una infusión por vapor de hierbas aromáticas y una posterior de Schiefer-Riesling que según la añada del vino puede ser entre un 1 y un 5 por ciento de la cantidad del destilado. La solución resultante estará cuatro semanas de reposo y tras este período de tiempo se le pondrá agua desmineralizada para rebajar su grado alcohólico y dejarlo en 44 grados.

Entre los botánicos empleados para esta ginebra encontramos enebro, obviamente, lavanda, tomillo, membrillo, jengibre, rosas, endrinas, cilantro, cáscara de almendra, y escaramujo. Casi todos ellos han sido cultivados en las parcelas propiedad de la destilería con un esmerado cuidado por el medio ambiente. Las uvas, que le aportan un toque muy especial a este destilado, provienen de la pizarrosa región vinícola de Saarburger-Rausch, y han sido recogidas a mano.

Notas tras degustar esta ginebra con infusión de Riesling

Lo que primero nos llama la atención es la delicadeza de su perfume, muy floral y refrescante. Esta sensación nos invita a beberla. En la boca es toda una señora ginebra, con las virtudes de las grandes ginebras clásicas, seca, contundente y con gran potencia alcohólica, (recordemos que cuenta con un 4% más de alcohol que la gran mayoría de ginebras premium del mercado) pero con matices que la hacen diferente, como por ejemplo, un recuerdo a orujo gallego o a aguardiente. Deliciosa.

También la probamos en gin tonic y lo hicimos de la manera más sencilla, sin adornos: sólo ginebra, tónica neutra, y hielo. El resultado fue increíble, puesto que sola, la Ferdinand’s es una ginebra contundente, pero mezclada con tónica se torna suave y ligera como una pluma y se bebe sin darse uno cuenta debido a su gran frescura. Nos encanta para la bebida nacional de España en la actualidad, el gin tonic. 

Ferdinands Los únicos peros que le vemos a esta grandiosa ginebra nada tienen que ver con su calidad. El primero es el precio, que en Alemania ronda los 35 euros. Desconocemos el precio al que se comercializará en España. Por el momento, los alemanes lo distribuyen sólo en Mallorca, su decimoséptimo land. El esfuerzo económico no sería tan alto si la preciosa botella en la que se vende no fuera de 500 mililitros, medida que consideramos pequeña para los estándares españoles. Apostamos por una botella de 750 mililitros y un ajuste del precio. Imaginamos el duro trabajo y los elevados costes que conlleva elaborar la Ferdinand’s pero conocemos una ginebra equivalente en nuestro país, y de la que ya os hemos hablado en un antiguo post, con un precio más ajustado para el mercado local.

Nos ha gustado la botella de corte antiguo en la que se presenta el producto y la idea de usar un corcho de muy buena calidad para cerrarla.

La Ferdinand’s Saar Dry Gin gustará por igual a los amantes de las ginebras clásicas como a los que buscan un destilado fresco y divertido. Sean ustedes de uno u otro club, por favor, no le añadan demasiados aditamentos porque cuanto más rica está es cuanto más simple es su mezcla.

Que el 2014 les sea propicio y que nos pille confesados.

Salud y buenas ginebras, amigos.

* VDP: Verband Deutscher Prädikatsweingüter (Asociación de Bodegas de Vinos de Calidad Superior)

Primera imágen cortesía de Ferdinand’s Saar Dry Gin

Carisma 2012. Uno de los vinos más altos de España*

Posted in 10€ - 12,99€, Sin denominación, Vino Blanco with tags , , on 03/07/2013 by vinoysequedo

Coupage de uvas Gewürztraminer y Riesling realizado tras la fermentación en depósitos de acero inoxidable. Reposo durante 5 meses en contacto con sus lías antes del embotellado.

Esta semana nos proponemos levantar el ánimo al personal intentando quitar complejos a muchos que estos días nos cansan diciendo continuamente lo bien que hacen todo los alemanes y lo mal que lo hacemos nosotros. Los alemanes hacen muchas cosas bien, pero los españoles también las hacemos muy bien como queda demostrado con el vino que hoy os presentamos. Los creadores del mismo han sido capaces, partiendo de unas uvas de origen alemán (ahora esa zona es francesa, cosas de las malditas guerras), de elaborar un vino que en nuestra opinión mejora los vinos alsacianos.

Este vino ejemplar tiene su origen en un viñedo de cerca de una hectárea de extensión en el que se cultivan al 50% ambas variedades de uvas germánicas situado a unos 1200 metros de altura en plena sierra de Sant Joan, en la localidad de Montanisell, ubicada en la comarca ilerdense del Alt Urgell. Estamos hablando de un viñedo único que está enclavado en la alta montaña pirenaica, siendo uno de los más altos de la Península Ibérica y, por ende, uno de los más altos de Europa.Carisma

Catando este pivot de los vinos.

Al contemplar el vino en la copa apreciamos una intensidad de color muy leve, un tono amarillo muy pálido. Pero que nadie saque conclusiones precipitadas porque estamos ante un caldo con mucho vigor y personalidad.

Metemos la nariz en la copa y descubrimos toda una compleja declaración de intenciones: aparecen notas de frutas blancas mezcladas a la perfección con toda una sinfonía de frutas con hueso, destacando los aromas a melocotón y ciertos recuerdos a lichis. También apreciamos toques a frutas cítricas y notas a azahar.

En la boca sentimos rápidamente una cierta acidez cítrica (pomelo y limón) y mineral, seguida de una sensación de efervescencia, aunque no estamos hablando de un vino con aguja. Esa mineralidad aporta un toque salino que atempera la acidez haciendo que el vino se muestre muy equilibrado. Se trata de un vino con mucha personalidad que llena la boca y apetece masticar. Su complejidad nos lleva a la conclusión de que es un vino fresco aunque no exento de un final largo y muy agradable.

Recomendamos su consumo acompañando desde un foie, a pescados al horno o a la plancha como la lubina, la dorada o el salmón. A nosotros nos encantó el Carisma 2012 con estas sugerencias gastronómicas, aunque a lo mejor también ayudó mucho hacerlo sentados en la terraza contemplando una maravillosa puesta de sol con reflejos de multitud de colores sobre el Tibidabo. Pero si no tenéis esta posibilidad no os preocupéis porque el vino es una pasada tomado en el lugar que sea.

Los bodegueros de Montant i Ssell, cuyo precursor fue Carles Ribes Masana, que plantó la primera viña con estas variedades de uva en su pueblo, han demostrado que se puede hacer un gran vino al estilo alsaciano en España y, sobre todo, que éste puede ser mejor que el realizado en aquellas tierras germánicas. La moraleja es clara aunque puede que un poco oportunista por nuestra parte: podemos hacer, y de hecho hacemos, muchas cosas muy bien; dejemos de hacer lo que hacemos mal y centrémonos en nuestro gran potencial en casi todos los sectores. Sólo así podremos comenzar a salir de este agujero en el que nos han metido los “más listos del lugar” aconsejados por los “más listos” de Alemania.

Salud, y buenos vinos amigos.

* Hemos cambiado el título del artículo al descubrir que hay vinos en España que se cultivan a mayor altura que éste, como, por ejemplo, los que elaboran en Bodegas Barranco Oscuro en las Alpujarras granadinas o en distintas bodegas de las Islas Canarias. Os pedimos disculpas por los perjuicios que os hayamos podido ocasionar.