Archivo para Garnacha

El Cadastro 2011, el mejor vino de Arlanza

Posted in > 20€, D.O. Arlanza, Tinto crianza, Vino Tinto, Vinos, Vinos de autor, Vinos Nacionales with tags , , , , , on 28/01/2016 by vinoysequedo

Coupage de 95% Tempranillo y 5% de Garnacha. Viñas viejas de entre 50 y 100 años plantadas a unos 1.000 m. sobre el nivel del mar en suelos pobres de cascajos, cantos rodados y sílice. Viticultura ecológica certificada. Vendimia manual. Crianza de 19 meses en barrica de roble francés. 

Tras un período de tiempo sin asomarnos por aquí comenzamos 2016 con un grandioso vino para empezar el año con muy buen pie. Se trata de un vino ejemplar que todo buen aficionado debe probar alguna vez en su vida. Y encima nos sirve como excusa para que en Vino y se Quedó debute una nueva denominación de origen, la D.O. Arlanza, esa pequeña zona que se extiende entre las provincias de Burgos y Palencia y que hasta este momento no nos había convencido por sus rudos y verdosos vinos.

Nuestro protagonista es todo lo contrario, un vino maravilloso que amalgama en su interior todo lo bueno y deseable que tiene que tener esta bebida fermentada para hacer las delicias de los que la prueban. Y es que este gran tinto ha sido creado por el vitivinicultor del que ya os hemos hablado en dos ocasiones anteriores al presentar el Emilio Valerio 2011 elaborado en Navarra para la bodega Laderas de Montejurra y dos vinos que hace en La Rioja. Se trata del francés oriundo de Cognac y afincado en España, Olivier Rivière, que para nosotros es uno de los mejores vitivinicultores del panorama vinícola español. En esos dos posts podéis encontrar un acercamiento a su biografía.   

El Cadastro 2011, palabras mayores 

En el título de este artículo decimos que este tinto es “el mejor vino de Arlanza”, al menos que hayamos probado hasta el momento, y no sólo pensamos eso, si no que se encuentra entre los mejores vinos de España, y no queremos ir más allá para que nadie se lleve las manos a la cabeza ya que muchos “entendidos” no aguantan que nos podamos comparar a países que venden muy bien la moto pero que no hacen mejores vinos que nosotros.

Cadastro 2011

El Cadastro 2011 proviene de un viñedo en propiedad que Olivier posee en la localidad burgalesa de Covarrubias. Es de un color granate oscuro de capa tan alta que es opaca. En nariz nos deja unos intensos recuerdos de monte bajo y de notas especiadas y una presencia divina de regaliz en su versión más palulú.

Hasta el momento nos ha dejado muy buenas sensaciones pero en la boca es el no va más. Es tan aterciopelado que es la delicadeza hecha vino. Aunque pueda extrañar la dicotomía, es delicado e intenso a la vez porque su entrada es un pelín áspera pero rápidamente sus magníficos taninos sedosos le dan la vuelta al marcador. Su acidez está muy bien integrada, lo que lo hace muy jugoso y divertido. Es pura fruta muy fresca con un ligero amargor final. Cuenta con poca longitud pero con una gran persistencia.

En resumidas cuentas, es todo un señor vino que tiene un único problema: con una sola botella no tienes nada que hacer porque te engancha de tal modo que no puedes dejar de beberlo. Solo está genial, pero si le sumas unos pimientos del piquillo en tempura, un foie templado, jamón ibérico, lechazo o cochinillo, e incluso pescados como trucha y lubina, alucinarás aún más. En Madrid hemos visto que aún hay botellas de la añada 2011 aunque la 2012 ya está en el mercado y sigue siendo buenísima aunque más floral.

Puede que los críticos que sólo se fijan en datos y no en sensaciones digan que sus 15% de volumen alcohólico le impiden ser redondo, pero desde Vino y se Quedó nos ciscamos en esos pedantes y proclamamos a los cuatro vientos que El Cadastro 2011 es la leche, y si alguno de esos críticos afrancesados no está de acuerdo, que elija arma y padrino y nos veremos al amanecer. Hemos dicho.

Salud y buenos vinos, amigos.

 

 

 

 

 

Anuncios

Peña el Gato Natural 2014: zumo de Garnacha fermentado

Posted in 13€ - 15,99€, D.O.Ca Rioja, Tinto crianza, Vino Tinto, Vinos Naturales with tags , , , , on 01/12/2015 by vinoysequedo

100% Garnachas viejas de un viñedo único de 70 años plantado en laderas a una altura de 650 m. sobre el nivel del mar. Viticultura ecológica. Vendimia manual. Crianza de 10 meses en barricas de roble francés de 500 litros. Vino natural. Producción limitada a 660 botellas. 

Hoy queremos presentaros un vino espectacular que destaca por varias razones, la primera es que es un vino natural limpio hasta decir basta que deja en muy mal lugar a esos esnobs del universo vinícola que en cuanto aparece un productor (si encima es francés o italiano ya ni os contamos) que dice que elabora vinos naturales y que por eso es normal su olor a establo o a palo de gallinero porque él es un guarro al que sus vinos le huelen y le saben así, se suben al carro y nos machacan desde su imbecilidad congénita para que los demás también nos subamos al carro de esta mentira absoluta.

Pues bien, negamos la mayor, y desde Vino y se Quedó nos declaramos en guerra contra esos memos que van haciendo el ridículo por donde pasan repitiendo ese axioma. Serían capaces de defender cualquier gilipollez si ésta fuera pronunciada por los malditos gurús del vino. Basta ya.

Peña el Gato Natural 2014

La segunda razón por la que este vino es ejemplar es por la persona que lo ha elaborado, Juan Carlos Sancha, un reputado vitivinicultor riojano y eminente catedrático de Enología en la Univeridad de La Rioja donde ha desarrollado el Proyecto de Investigación de recuperación de variedades minoritarias autóctonas de la D.O.Ca. Rioja junto al catedrático de Viticultura Fernando Martínez de Toda. Éste y otros proyectos enológicos lo han catapultado hasta ser considerado toda una referencia mundial en el sector en cuanto al archivo genético de las distintas variedades de uva.

Bebiendo Peña El Gato Natural 2014

La razón más importante de todas es el vino en si. Lo primero que hicimos en Vino y se Quedó fue probar este vinazo en un día fruta para conseguir su máxima expresión aromática y gustativa. Y a fe que lo conseguimos porque el vino es una maravilla que se bebe sólo y que entra en el cuerpo como si fuera un zumo pero que al levantarte notas que de eso nada, que es todo un señor vino con 15% de volumen alcohólico.

En la copa es un vino brillante de color púrpura que no deja ver sus meses de crianza por ningún lado. Gran lágrima que mancha a discreción el cristal con una capa glicerinosa. Tiene una nariz ligera y, como ya os dijimos, tan limpia que cuesta trabajo pensar que no lleve nada de sulfuroso; dan ganas de ir al laboratorio a comprobarlo. Si no fuera un vino de Juan Carlos Sancha a lo mejor lo hubiéramos hecho pero conociéndole, confiamos en la rectitud del elaborador.

En boca es fruta pura destacando sobremanera unas vivísimas fresas silvestres que nos hacen sentir un buen rollo inmenso. Además se dejan sentir unas notas balsámicas que combinadas con una acidez perfecta y un músculo notable provocan que uno no pare de beber esta joyita de la enología. Un vino auténtico que marca un ejemplo a seguir.

Unas pinceladas sobre el autor y sobre su proyecto

El origen de este vino, así como de todos los tesoros que esconde Juan Carlos en su bodega, está en la localidad riojana de Baños de Río Tobía, ubicada en La Rioja Alta en uno de los parajes más fríos y difíciles para el cultivo de la vid de este paraíso de la uva. El vitivinicultor posee cinco hectáreas y media de viñedos propios en la zona del valle del río Najerilla.

El maestro Sancha, tipo afable y más majo que las pesetas, con el que hemos aprendido mucho en sus catas magistrales, ha recuperado variedades autóctonas en estos últimos años como la Maturana Tinta y la Tempranillo Blanco que podemos disfrutar en sus afamados vinos Ad Libitum. También ha experimentado con variedades minoritarias como la Maturana Blanca que está recuperando.

Con vinos así de honestos y creados por tipos auténticos que no se pavonean por ello como hacen otros que elaboran verdaderas birrias y parece que han inventado el mundo, da gusto escribir, aunque lo que más gusto da es beber sus creaciones en buena compañía. Lástima que salgan al mercado tan pocas botellas de este Peña El Gato Natural 2014, pero es que de lo bueno, por lo general, siempre hay poco.

Salud y buenos vinos, amigos.

 

Garnachas de Gredos, la D.O. que se está cociendo

Posted in Catas y Eventos, Noticias with tags , on 05/11/2015 by vinoysequedo

El exclusivo Club Matador de Madrid  fue ayer el escenario de una cata de gran calidad en la que por primera vez se pudo ver juntos a la mayoría de los elaboradores de vinos de la Sierra de Gredos para presentar sus Garnachas en colectivo, y como no podía ser de otra manera, allí estuvo Vino y se Quedó. Fue un auténtico placer poder comprobar el nivel y el potencial de los vinos que se elaboran en esta zona que toca las provincias de Ávila, Madrid y Toledo. Aquí os dejamos  un mapa para que os situéis.

2015-11-05_12.38.04La Sierra de Gredos y sus estribaciones es un paisaje muy variado que según la altura, el tipo de suelo y la orientación a la que esté situado el viñedo se refleja en los vinos. Entre nuestros favoritos de la cata estuvieron el Daír 2013 de Daniel Ramos (el nombre del vino tiene su origen en los de sus hijos Dan e Irene que fueron los diseñadores de las etiquetas) elaborado con Garnacha del paraje de La Movida; el 7 Pulgadas 2013 de Rubor, una Garnacha de 1.200 metros de altitud puro Rock & Roll; La Viña Escondida 2011 de Bodegas Canopy, muy fino y con mucha estructura; el muy elegante Arroyo del Tórtolas 2013 de Bodegas Bernabeleva, y La Movida Canalla 2013 de Maldivinas, en la que se ensamblaron La Movida de suelo granítico con la de suelo de pizarra resultando en una explosión garnachera.

Venimos observando que cada vez se busca más la expresión frutal de los vinos. Ninguno de los elaboradores presentes usa madera nueva en la crianza, una característica que nació de la escasez de medios pero que está dando grandes resultados. Platón ya señaló que la necesidad es la madre de los inventos. Algunos productores pasan directamente de la barrica y experimentan con más o menos raspón. El Marciano 2014 de Alfredo Maestro es un ejemplo sobresaliente de esta idea, un vino para beber por cajas. También llegó a Gredos la tendencia de elaborar sin sulfuroso que en algunos casos, desde nuestro punto de vista, no redunda en un vino mejor. Un ejemplo logrado de esto lo encontramos en La Sabina 2008 de la bodega Las Moradas de San Martín.

Nos alegró ver caras nuevas como la de Juan Luis Beltrán Martín o Richard van Oorschot presentando vinos de calidad como sus Hoyanko 2013 y Pilgrim 2014 respectivamente. Pero no todo es Garnacha por esas tierras, aparte de varios Albillos, 4 Monos Viticultores destacó con su Car 2013, un monovarietal de Cariñena más fino y ligero de la mayoría de los vinos que hemos probado procedentes de Aragón.

La Sierra de Gredos como futura denominación de origen está por llegar, sabemos que la burocracia no es el fuerte de nuestro país. Pero, a nuestro juicio, lo más importante es presentarla conjuntamente como marca de calidad que aporte cosas diferentes a lo que ya existe en el panorama vinícola español.

Salud y buenos vinos, amigos.

Viña Zorzal Garnacha 2014, un tinto navarro muy amable

Posted in 5€ - 7,99€, D.O. Navarra, Tinto joven with tags , , , , on 20/08/2015 by vinoysequedo

100% Garnacha de viñas viejas situadas a 490 metros de altura en Fitero. Vino joven. Vendimia manual. Fermentación alcohólica en depósitos de acero inoxidable. Clarificado y filtrado suavemente sin estabilizar. Viticultura biológica.

Antes de tomarnos unos días de vacaciones queremos dejaros con un buen sabor de boca al presentaros la nueva añada de un vino que desde nuestro punto de vista hasta ahora no había sacado todo su potencial. Y que potencial. Se trata de un tinto joven navarro que tiene tantos matices en todas las fases de la cata que no parece un vino joven. Pero a fe que lo es. Es un chaval que tiene tan buenos genes que ha salido todo un hombretón muy bien formado en todos los aspectos.

En Vino y se Quedó lo catamos cuatro personas y quedamos impresionados porque no esperábamos tanta evolución en tan pocas añadas desde nuestra primera vez con él, y lo redondo que es en la actualidad. Es un vino que crea afición y que gustará a todo el mundo. Por si esto no fuera suficiente, tiene un precio espectacular que le hace un vino democrático al alcance de todos los bolsillos. Es un vino que si lo probara nuestra chavalada nacional es posible que empezará a cambiar de gustos en el ámbito del bebercio.

No esperemos más, entremos en detalles

Este Viña Zorzal Garnacha 2014 es muy bonito tanto en su diseño exterior, con una etiqueta elegante a la par que divertida, como en su color cuando es servido en la copa: muy limpio, con un tono picota de capa media con ribete juvenil.

Viña Zorzal Garnacha 2014

Al acercarlo a la nariz sentimos que se trata de una Garnacha de libro en el que predominan por doquier los aromas a frutas silvestres muy frescas y vivaces, seguidas de notas dulces y achocolatadas. A los 4 Fantásticos nos pareció muy sensual y seductor a la vez que ligero.

En la boca tiene una entrada picante y amarga muy sugestiva. Empieza el festival de sabores. En primer término aparecen los frutos rojos ácidos combinados con los toques a chocolate negro y a aceitunas negras y recuerdos de laurel. Todo esto combinado con un tanino dulce que nos alucina. Es de paso largo con un final amargo y cuenta con un postgusto persistente. ¿Y de acidez qué tal va? Pues maravillosamente. Es una acidez marcada pero integrada como si fuera la pieza final que encaja en el puzzle.

Este vino es para consumir por encima de nuestras posibilidades, aunque haya que hacerlo con moderación para que no se nos mosqueen las autoridades sanitarias, combina estupendamente con todo tipo de comidas y no cansa si uno lo bebe sin nada que echarse a la boca. Nosotros, que somos unos echaos pa’ lante lo tomamos acompañando unos gambones a la plancha y unas almejas a la Conchi, mi señora madre, que te hacían saltar las lágrimas de pura emoción. Y este tintazo no se resintió en ningún momento sino que se vino arriba cual morlaco bravo en el castigo. A los puristas les acaba de dar un infarto o dos en este momento. Gente de poca imaginación.

Aproximándonos a Viña Zorzal

Es importante el conocimiento de las personas que hacen los vinos para entender mejor a éstos. Hay veces que tomamos un vino que nos gusta mucho y su creador es imbécil, pero por lo general no suele fallar que los vinos bien hechos suelen tener buenas gentes detrás. En este caso, conocemos algo a los “zorzales” y hay que decir que son tipos normales que han decidido seguir los pasos de su padre que hace más de veinticinco años puso en marcha la bodega familiar. Con mucho compromiso los tres hermanos se han embarcado en el viaje de recuperar las variedades navarras para hacer con ellas vinos lo más naturales posibles y que dejen claro cuál es su origen. En poco tiempo los Zorzalbrothers han logrado que sus pájaros vuelen por todo el mundo.

Esta familia de viticultores navarros tienen su cuartel general en la bonita localidad de Corella y en Fitero la gran joya de la corona, el viñedo de Garnachas viejas que tantos buenos momentos nos va a hacer pasar. El que tenga la posibilidad que no dude en visitar la zona y dejarse mimar por nuestro vino de esta semana de Viña Zorzal, porque como ellos mismo dicen su pretensión al elaborar vinos es making friends!!!

Salud y buenos vinos, amigos.

 

 

 

Ziries 2011. El vino con alma de taifa

Posted in 10€ - 12,99€, Sin denominación, Tinto crianza with tags , , , on 01/08/2013 by vinoysequedo

100% Garnacha. Crianza de 12 meses en barricas de roble francés de 500 litros con menos de 3 años de uso. Agricultura biodinámica. Vino Orgánico.

Esta semana os presentamos un vino toledano que probamos hace unos cuantos días cuando el calor aún no apretaba como lo está haciendo en las últimas fechas y no había que hacer malabarismos para mantener el vino a una temperatura idónea para no cargarnos el trabajo que con tanto mimo había realizado el equipo que forma esta bodega.

El Ziries 2011 es un vino de un brillante color rojo rubí que baña toda la copa aportando una sensación de frescor, viveza y alegría.

En nariz aparece toda la expresividad de las garnachas silvestres de cepas de más de cuarenta años empleadas en la elaboración de este tinto, que se traduce en una fuerte presencia de aromas a frutas rojas silvestres, como la fresa ácida, y notas de cereza pequeña, suaves toques mentolados y a paja recién cortada, así como notas salinas y cítricas.

Cuando llevamos el vino a la boca volvemos al recuerdo de los matices ya descubiertos en la fase olfativa plenos de frescura y acidez bien entendida y, a la larga, descubrimos notas contundentes a pimienta negra y a chocolate negro amargo. Es un vino que combina a la perfección la frescura y acidez de las uvas con el paso por barrica que se ha realizado con maestría para aportar finura y matices golosos y especiados al resultado final. Se ha empleado la madera para lo que debería emplearse siempre, como complemento. Ni más ni menos.DSC_0015 (2) copyEl maridaje perfecto para este vibrante vino son guisos y estofados, así como platos de caza. Este tinto se elabora con uvas procedentes de las localidades de Cuerva y San Pablo de los Montes, próximas a los Montes de Toledo, lugar óptimo para probar la gastronomía vinculada a la caza.

Os sugerimos la necesidad de decantar el vino antes de su consumo; si ésto no fuera posible, oxigenar durante bastante tiempo en la copa, ya que nada más abrir la botella se advierte, debido a su proceso orgánico de elaboración, un toque animalesco, que pasa a mejor vida al rato de la decantación.

Hagamos un poco de Historia. 

Muchos de vosotros os estaréis preguntando de dónde demonios ha salido el nombre de este vino. Pues bien, hace referencia a la familia de los ziríes que fueron una dinastía bereber cuyo origen estaría en las montañas de la región de la Cabilia, en la actual Argelia. Una rama de esta familia, liderada por Zawi ben Zirí, partió hacia la Hispania musulmana (al-Ándalus) y allí sirvieron como tropas mercenarias en el ejército de Almanzor, caudillo de al-Ándalus. Más tarde, en el año 1013 fundarían el reino de la Taifa de Granada tras la desintegración del Califato de Córdoba.

Nuestra teoría del porqué los amigos de Bodegas Lobecasope han apostado por este nombre como seña de identidad de su bodega es en realidad una doble teoría. Por un lado, pensamos que han querido dejar claro que son un “reino independiente” dentro del actual mundillo del vino patrio, y de ahí que no se hayan querido circunscribir a ninguna Denominación de Origen o Consejo Regulador, manteniendo su libertad de movimientos e independencia. Por otra parte, podrían haber apostado por esta nomenclatura por la consabida apuesta que hicieron los ziríes por la belleza, el buen gusto y la vida hedonista que representa a la perfección la dicha de disfrutar de un buen vino. Esperemos haber acertado en alguna de estas teorías. De no ser así, esperamos que Flequi o cualquiera de sus cinco compañeros de bodega nos lo aclaren en cualquier momento. A este espacio les remitimos.

A la espera de desentrañar el misterio os dejamos hasta el próximo post degustando una copa de Ziries 2011.

Salud, y buenos vinos, amigos.         

Negre de Negres 2008. Mami qué será lo que tiene “el negro”

Posted in > 20€, D.O.Ca Priorat, Tinto crianza, Vino Tinto with tags , on 30/01/2013 by vinoysequedo

Coupage de Garnacha, Cariñena, Cabernet sauvignon, Syrah y otras uvas no especificadas. 14 meses de crianza en barricas de roble francés.

En esta nueva entrada del blog os presentamos un Priorato de categoría. Es la primera vez que nos acercamos a esta D.O. en lo que llevamos desde el inicio de nuestra aventura en internet, hace algo menos de un año. Esto no quiere decir que no hayamos probado “prioratos” desde esa fecha, sino que no habíamos encontrado ninguno que nos gustara lo suficiente como para recomendarlo aquí. Bueno, sí lo encontramos, pero digamos que al hacer la cata definitiva el vino se “había caído” lamentablemente. No diremos el nombre por si en un futuro próximo vuelven a hacer un vino que podamos comentar en esta página.

El vino que os acercamos hoy lo descubrimos una tarde de primavera en Barcelona, en una tienda-barNegre De Negres2008 frente a la preciosa iglesia de Santa María del Mar. Nos llamó la atención, pero preferimos probarlo de nuevo un tiempo después para cerciorarnos de que el vino era tan bueno como nos había parecido en esa ocasión. Y no sólo nos pareció bueno, sino mejor, porque el paso del tiempo había hecho que mejorara en botella haciéndolo más suave y equilibrado.

Como sabéis los que nos seguís, y si no lo sabéis os lo contamos ahora, este blog siempre ha apostado por vinos que a los integrantes del mismo nos han gustado de una manera especial. Nos da exactamente igual la zona de la que provenga el vino en cuestión. Si nos gusta, nos gusta. Sin más. Decimos esto porque hemos comprobado en nuestras propias carnes como no siempre ocurre esto. Hace poco hicimos una cata a ciegas en Barcelona (este blog se realiza entre Madrid y Barcelona) y descubrimos con estupor como un vino había gustado mucho al personal hasta que se descubrió que era de Madrid. Entonces comenzaron a criticarlo duramente. Nos pareció tan triste ese comportamiento que nos prometimos a nosotros mismos que jamás haríamos algo así; en Vino y se quedó nunca criticaremos un vino por su procedencia, sólo por su calidad. Si algunos quieren politizar hasta estas pequeñas cosas que no cuenten con nosotros. Nos declaramos enemigos absolutos del aldeanismo provenga de donde provenga.

“Tinto de tintos”. El vino del que hoy hablamos tiene mucha calidad. Su color es rojo picota. Muy intenso y limpio. En nariz es de intensidad media-alta. Predominan los toques a frutas negras maduras, a regaliz, a plantas silvestres y a Licorelaminerales típicos de la zona donde están ubicadas las vides, en los que la pizarra conocida como licorella es la gran protagonista del terreno. En la boca recuperamos algunos de los matices frutales y balsámicos que observamos en la fase olfativa pero ahora aparecen notas dulces y cremosas que hacen que el paso por boca sea sedoso, goloso y jovial. Nos queda una sensación larga y poderosa que nos empuja a seguir degustando este caldo proveniente de la bodega Portal del Priorat.

Recomendamos acompañar este vino con quesos de oveja, por ejemplo los manchegos, y con quesos tiernos, así como con foie, carnes y embutidos ibéricos, y guisos especiados.

Abramos la mente y dejemos los prejuicios a un lado para dejarnos seducir por las cosas buenas que tiene nuestro país, que son muchas y variadas. Sólo de esta forma nos daremos cuenta de que todos somos, en el fondo, iguales. Sólo seres humanos, que ya es bastante.

Salud y vinos, amigos.