Emilio Hidalgo, el guardián de los tesoros de Jerez

Posted in Amontillado, Curiosidades enológicas, D.O. Jerez-Xèrés-Sherry, Donde paladear buen vino, Fino y manzanilla, Oloroso, Palo Cortado, Vino Generoso with tags , , , , , on 01/10/2015 by vinoysequedo

Los que nos conocen un poco saben que nos encantan los vinos generosos. Esos sherrys que son más una celebración de historia que una bebida. En varias ocasiones ya os hablamos de algún vino del Marco de Jerez formado por el triangulo mágico de Sanlúcar de Barrameda, el Puerto de Santa María y Jerez de la Frontera. Hoy queremos aprovechar el cambio de mes para presentaros nuestra bodega de octubre. La historia de Bodegas Emilio Hidalgo nos retrotrae al casco antiguo de Jerez de la Frontera de 1874, año de la fundación de la bodega, en el que la familia ha ido manteniendo partidas fundacionales. En la actualidad, la quinta generación sigue cuidando las soleras que en algún caso albergan tesoros de más de cien años.

En su gama de productos encontramos todo el abanico de jereces. Parece mentira que todos provengan de la misma variedad, la Palomino Fino. Es realmente difícil decantarse por uno en concreto, casi misión imposible, eso depende de cada persona. Partimos del hecho de que todos los que mencionamos a continuación son pequeños caprichos, son historia líquida, representantes de lo que se esconde por Jerez y de lo que debemos disfrutar mientras podamos permitírnoslo. Sí amigos, os pongáis como os pongáis, a pesar del precio que tienen, NO SON CAROS. El día que vuelvan a ser considerados en España como lo son en el extranjero os vais a arrepentir de no haberos lanzado hacia su conocimiento. ¿Cuánto os gastáis en una botella de whisky de malta o de cognac y cuántos años tienen?

El Tresillo 1874En el caso de El Tresillo 1874 nos inclinamos ante un amontillado viejo de aproximadamente cincuenta años de una solera que tiene la misma edad que la bodega. Es muy delicado, sutil, largo y voluptuoso. Para descubrir todos sus matices uno necesita tranquilidad y nada de comida. Avellanas, almendras, cáscara de cítricos en la nariz. En la boca caramelo, nueces dulces y toques salinos.  Si tenéis una bucket list de los vinos que probar antes de morir este amontillado excepcional debe formar parte de ella. No lo confundáis con El Tresillo que proviene de la misma solera pero que con unos quince años de edad y un período de crianza oxidativa muy corto es más un fino en camino hacia amontillado que un amontillado propiamente dicho.

Hablando de finos nos tenemos que detener en el excepcional La Panesa. Crianza biológica extrema, quince años para un fino son como 50 para una actriz porno, algo inusual. En la nariz es intenso, con aromas increíbles de nueces y avellanas. En boca es amplio y salino, con frutos secos, notas cítricas y de cera. Es puro, complejo e intenso, sin duda el mejor fino que hemos probado hasta ahora.

Villapanes OlorosoPara los aficionados al oloroso, que a diferencia del amontillado o del palo cortado no pasa por la crianza biológica ya que una vez encabezado con alcohol realiza directa- mente la crianza oxidativa, Emilio Hidalgo ofrece el Villapanes. En nariz es complejo, algo picante, con notas de cáscara de naranja y brandy. En boca es intenso y concentrado con notas de nueces y un final eterno. Su elegancia envuelve la potencia. Para los que #somosmuydepalocortado no podemos dejar inadvertido el Privilegio. Haciendo honor a su nombre este palo cortado nos enamora por su equilibrio. ¡Simplemente impresionante! Otro para la bucket list.

La semana pasada comprobamos con alegría que Madrid cuenta con un nuevo establecimiento donde degustar estas joyas. Apuntad la dirección, flipad con la cantidad de referencias por copa que podéis encontrar y dejaos seducir por el buen servicio que ofrecen Pakita Espinosa y su equipo en la Taberna Palo Cortado. Por supuesto, allí no faltan los vinos de nuestra bodega del mes.

Salud y buenos vinos, amigos.

 

 

 

 

Tragolargo 2013, su nombre lo dice todo

Posted in 5€ - 7,99€, D.O. Alicante, Tinto joven, Vino Tinto, Vinos, Vinos Naturales with tags , , , , on 09/09/2015 by vinoysequedo

100% Monastrell de viñas de entre 8 y 20 años de la Finca Casa Balaguer de Villena, Alicante, situadas a más de 700 m. de altura. Vendimia manual. Fermentación sin control de temperatura. 30% de raspón. Sin madera. Vino natural. Sin clarificar ni filtrar.

Sabemos que estas fechas son complicadas en muchos sentidos y sobre todo en el aspecto económico, y de ahí que os presentemos un vino que además de estar muy bueno tiene un precio excepcional que lo hace aún mejor. Por menos de 7 euros podréis haceros con una botella de este tinto joven alicantino elaborado por el famoso vitivinicultor Rafa Bernabé y disfrutar largamente sin remordimientos de conciencia.

El propio nombre del vino, Tragolargo, nos está dando pistas de la facilidad con la que se bebe y el ritmo que se coge rellenando la copa (pedimos moderación, que no hace falta ser Usain Bolt). Pero que nadie se lleve a engaño, este tinto alicantino vale más de lo que cuesta; está lleno de elegancia y matices que te hacen cuestionar constantemente lo que sabes de vinos.

Para empezar, es un Monastrell tan fresco que no se parece a esos vinos de esta variedad que están sobremadurados y el dulzor se apodera de ellos. Aparte de vendimiar las uvas más temprano para evitar esa madurez, se deja parte del raspón para ayudar a que el vino resultante se torne refrescante y vivaz. Incluso nos preguntamos en más de una ocasión durante su degustación si se trataba de esta variedad.

Cata del Tragolargo 2013

El día que probamos este tinto jovial hacía tanto calor en Madrid que se podía hacer una barbacoa sin barbacoa, directamente en el suelo. No eran las condiciones ambientales más favorables para la degustación de un vino tinto, aunque eso se podía compensar con el hecho de que estábamos dentro de un día fruta según los parámetros de la biodinámica, que tanto seguimos desde que nos demostramos a nosotros mismos empíricamente que no es un cuento chino.

Para combatir el efecto sopa en el vino lo enfriamos convenientemente en el refrigerador (en este punto pedimos tranquilidad a los ayatolás del mundo del vino, no os alteréis muchachos) y lo dejamos apto para ser ingerido con gusto.

Tragolargo 2013

El Tragolargo 2013 es un vino de color rojo picota oscuro de capa media y tiene una nariz grandiosa en la que se perciben con nitidez y potencia frutos rojos, flores de monte, regalizespecias sobre un magnífico fondo balsámico.

En boca es muy fresco e intenso sin perder cierta calidez. Aparecen ante nosotros espectaculares sabores a frutas silvestres ácidas y vibrantes unidos a recuerdos florales. Más adelante sentimos que el uso del raspón nos conduce a toques amargos y a una aspereza controlada que nos provocan salivación constante y unas increíbles ganas de beber sine die. Su nombre no puede estar mejor puesto: es un vinazo de trago largo balsámico y electrizante.

Es un vino ideal para beber incluso frío cuando el calor aprieta a conciencia porque sigue estando muy rico. Y va de maravilla acompañando comidas improvisadas a pie de playa o de piscina, así como una cena con comida thai bajo las estrellas. Pero que nadie renuncie a este tinto cuando llegue el frío porque estará genial regando carnes, estofados y legumbres.

Rafa Bernabé, el gurú tinajero de los vinos de Alicante

El vitivinicultor alicantino se ha convertido en los últimos años en una referencia constante para muchos elaboradores de los cuatro puntos cardinales de nuestro país que le tienen como referencia por su forma de hacer vinos naturales y por el empleo de las vasijas de barro para la crianza de algunos de los veinticuatro vinos que posee en el mercado. A los miembros de Vino y se Quedó nos pasa con Bernabé como con Woody Allen, nos gustan mucho algunas de sus creaciones y aborrecemos algunas otras, las menos. Pero lo que nos gusta es en demasía. A este hiperactivo autor cuando algo le sale bien le sale muy bien.

El prolífico elaborador creó hace algunos años la bodega Rafa Bernabé-Viñedos Culturales con la pretensión de poner en el mapa de los vinos de calidad a los creados a partir de uva Monastrell, dotando a éstos de la frescura y acidez que se han echado en falta en la zona durante mucho tiempo. Y todo ello con una observancia casi ritual por el cuidado del medio ambiente y el buen trabajo en el campo que se pueden observar en sus viñedos de Villena y de La Mata, cerca de Torrevieja.

Disfrutad de este gran vino joven lleno de matices y que además no atenta contra el bolsillo. ¿Se puede pedir más?

Salud y buenos vinos, amigos.

Viña Zorzal Garnacha 2014, un tinto navarro muy amable

Posted in 5€ - 7,99€, D.O. Navarra, Tinto joven with tags , , , , on 20/08/2015 by vinoysequedo

100% Garnacha de viñas viejas situadas a 490 metros de altura en Fitero. Vino joven. Vendimia manual. Fermentación alcohólica en depósitos de acero inoxidable. Clarificado y filtrado suavemente sin estabilizar. Viticultura biológica.

Antes de tomarnos unos días de vacaciones queremos dejaros con un buen sabor de boca al presentaros la nueva añada de un vino que desde nuestro punto de vista hasta ahora no había sacado todo su potencial. Y que potencial. Se trata de un tinto joven navarro que tiene tantos matices en todas las fases de la cata que no parece un vino joven. Pero a fe que lo es. Es un chaval que tiene tan buenos genes que ha salido todo un hombretón muy bien formado en todos los aspectos.

En Vino y se Quedó lo catamos cuatro personas y quedamos impresionados porque no esperábamos tanta evolución en tan pocas añadas desde nuestra primera vez con él, y lo redondo que es en la actualidad. Es un vino que crea afición y que gustará a todo el mundo. Por si esto no fuera suficiente, tiene un precio espectacular que le hace un vino democrático al alcance de todos los bolsillos. Es un vino que si lo probara nuestra chavalada nacional es posible que empezará a cambiar de gustos en el ámbito del bebercio.

No esperemos más, entremos en detalles

Este Viña Zorzal Garnacha 2014 es muy bonito tanto en su diseño exterior, con una etiqueta elegante a la par que divertida, como en su color cuando es servido en la copa: muy limpio, con un tono picota de capa media con ribete juvenil.

Viña Zorzal Garnacha 2014

Al acercarlo a la nariz sentimos que se trata de una Garnacha de libro en el que predominan por doquier los aromas a frutas silvestres muy frescas y vivaces, seguidas de notas dulces y achocolatadas. A los 4 Fantásticos nos pareció muy sensual y seductor a la vez que ligero.

En la boca tiene una entrada picante y amarga muy sugestiva. Empieza el festival de sabores. En primer término aparecen los frutos rojos ácidos combinados con los toques a chocolate negro y a aceitunas negras y recuerdos de laurel. Todo esto combinado con un tanino dulce que nos alucina. Es de paso largo con un final amargo y cuenta con un postgusto persistente. ¿Y de acidez qué tal va? Pues maravillosamente. Es una acidez marcada pero integrada como si fuera la pieza final que encaja en el puzzle.

Este vino es para consumir por encima de nuestras posibilidades, aunque haya que hacerlo con moderación para que no se nos mosqueen las autoridades sanitarias, combina estupendamente con todo tipo de comidas y no cansa si uno lo bebe sin nada que echarse a la boca. Nosotros, que somos unos echaos pa’ lante lo tomamos acompañando unos gambones a la plancha y unas almejas a la Conchi, mi señora madre, que te hacían saltar las lágrimas de pura emoción. Y este tintazo no se resintió en ningún momento sino que se vino arriba cual morlaco bravo en el castigo. A los puristas les acaba de dar un infarto o dos en este momento. Gente de poca imaginación.

Aproximándonos a Viña Zorzal

Es importante el conocimiento de las personas que hacen los vinos para entender mejor a éstos. Hay veces que tomamos un vino que nos gusta mucho y su creador es imbécil, pero por lo general no suele fallar que los vinos bien hechos suelen tener buenas gentes detrás. En este caso, conocemos algo a los “zorzales” y hay que decir que son tipos normales que han decidido seguir los pasos de su padre que hace más de veinticinco años puso en marcha la bodega familiar. Con mucho compromiso los tres hermanos se han embarcado en el viaje de recuperar las variedades navarras para hacer con ellas vinos lo más naturales posibles y que dejen claro cuál es su origen. En poco tiempo los Zorzalbrothers han logrado que sus pájaros vuelen por todo el mundo.

Esta familia de viticultores navarros tienen su cuartel general en la bonita localidad de Corella y en Fitero la gran joya de la corona, el viñedo de Garnachas viejas que tantos buenos momentos nos va a hacer pasar. El que tenga la posibilidad que no dude en visitar la zona y dejarse mimar por nuestro vino de esta semana de Viña Zorzal, porque como ellos mismo dicen su pretensión al elaborar vinos es making friends!!!

Salud y buenos vinos, amigos.

 

 

 

Gran Reserva de Fondillón 1987, un vino que hay que probar antes de morir

Posted in > 20€, Curiosidades enológicas, D.O. Alicante, Vino Dulce with tags , , , on 30/07/2015 by vinoysequedo

100% Monastrell. Envejecido durante 21 años en toneles de roble por Salvador Poveda en sus bodegas de Monóvar. Botella nº 33 de las 4.000 que se embotellaron en el año 2008. 

Hoy queremos hablaros de una de esas joyas con la que contamos en España y que como pasa en demasiadas ocasiones es muy poco conocida, incluso entre las personas que se dedican a este mágico mundo del vino. Estamos hablando del fondillón, también conocido como Alicante. Es uno de los cinco únicos vinos en el mundo con nombre propio y el que primero lo consiguió, y ha sido declarado por la Unión Europea como uno de los vinos de lujo europeos. ¿A que no teníais ni idea? Reconocedlo, no pasa nada, a nosotros nos ocurrió lo mismo hasta que un día cayó en nuestras manos esta gloriosa botella y, entonces, vimos el cielo.

Se trata de un vino dulce que se elabora con uvas Monastrell sobremaduradas y que posteriormente se pasifican al sol durante quince días. Después se fermentan con el hollejo entre veinte y treinta días. Al finalizar la fermentación se procede al descube e introducción del vino en toneles de roble de entre 500 y 800 litros. Si es de gran calidad se rellenará el tonel entero, de lo contrario, servirá para ir rellenando los toneles tras las sacas. Aunque pueda parecerlo, el fondillón no sigue en su envejecimiento el sistema de criaderas y soleras propios de los vinos generosos, sino que en el mismo barril se efectúa una saca de aproximadamente un tercio de su capacidad y se rellena con el nuevo vino.

El Gran Reserva de Fondillón 1987 en todo su esplendor

El origen del fondillón está en la Huerta de Alicante, pero éstos desaparecieron en la década de los 70 del siglo pasado. Spain is different my friends. El maldito desarrollismo franquista terminó aplastando los parajes naturales de esta zona que comprendía buena parte de la provincia de Alicante acabando con cualquier atisbo de viña. Por suerte, un grupo de bodegas que se cuentan con los dedos de las dos manos decidieron que este patrimonio no se podía perder y comenzaron su recuperación en el interior de la provincia, en localidades como Monóvar, Pinoso y Sax, en las tierras del Vinalopó. Nuestro protagonista es fiel representante de este tipo de fondillón con menos color que los primigenios y menos rancio y dulce.

Fondillon

Este grandioso vino es además bien bonito: tiene un color yodado con irisaciones rojizo-cobrizas. En nariz domina el dulzor con aromas a pasas y a corteza de naranja, sensaciones muy parecidas a las de un cream. Seguimos olfateando y nos llegan notas de terrón de azúcar quemado, de almendras tostadas y de sal.

En la boca tiene una entrada punzante y dulce a la vez, con mucha presencia de naranja amarga. Es un vino más largo que un día sin pan, y posee un retrogusto increíble de puro yodo. Su final es agrio y aparecen toques de frutillos silvestres.

Y se preguntará el lector perspicaz ¿con qué demonios combino esta maravilla? Pues aparte de poder tomarlo solo como copa, si queremos unirlo a la comida va de cine en dos versiones, la de postre con chocolate puro o flan de huevo, o la de contraste con quesos intensos como La Peral asturiana.

Los entresijos del fondillón y su historia

Es un vino complicado de elaborar y que no reporta beneficios inminentes a los productores y, eso quieras que no, retrae a la hora de dedicarse a él. El clima es fundamental porque se necesita mucho calor que madure las uvas y un sol que caiga a plomo para asolearlas y dejarlas en un estado óptimo de pasificación. Y lo más importante es que esta uva sea Monastrell porque es de la única de la que se puede hacer fondillón, y éste sólo se puede elaborar en la zona de Alicante.

El fondillón es una bebida de los dioses y hace unos cuantos siglos era uno de los vinos preferidos por la nobleza y la realeza europeas, así como por los poetas. Y como hay cosas que nunca cambian, no digamos de los cardenales y obispos que daban buena cuenta del alicantino, como también hacía El Rey Sol, Luis XIV de Francia, que se ponía ciego de bizcochos mojados en fondillón bajo prescripción médica. Llegó a ser un vino con Denominación Real siendo de lo más chic durante el Renacimiento. Estuvo presente en el viaje en barco en el que los navegantes de la Armada Hispánica, el portugués Fernando de Magallanes, y el español, Juan Sebastián Elcano, dieron la vuelta al mundo en barco por primera vez en la Historia.

Y fue refugio de escritores que le hicieron grandes loas en muchas de sus obras y que suponemos que en su vida privada bien degustaban. Es el caso de Shakespeare (como amaba el bardo inglés nuestros vinos dulces y nuestros generosos) que en algunas de sus obras de teatro comenta los beneficios del fondillón, o de novelistas posteriores como Daniel Defoe, Dostoievski o Salgari.

Tras este repaso a una de las maravillas de la que los españoles podemos sentirnos muy orgullosos, dan ganas de tomarse una copita de nuestro protagonista que es el mejor de los fondillones que hemos probado hasta la fecha. El trabajo que están llevando a cabo en las Bodegas Salvador Poveda por la recuperación de este histórico vino es ejemplar, y desde aquí se lo agradecemos profundamente. Probadlo y ya nos diréis. El que lo dijo muy bien dicho fue Azorín que lo definió así:

“vino centenario, su sabor es dulce, sin empalago; por su densidad empaña el cristal; huele a vieja caoba”.

Salud y buenos vinos, amigos.

 

Combate Pink 2014, el rosado que acaba con los tópicos

Posted in 16€ - 20€, Sin denominación, Vino Rosado with tags , , , on 17/07/2015 by vinoysequedo

100% Garnacha. Fermentación en barrica de roble francés usada. Suelos de pizarra y granito. Cultivo ecológico y máximo respeto por la biodiversidad. Trabajo con la biodinámica. Producción limitada a 330 botellas.

Hoy nos hemos propuesto romper con clichés manidos y topicazos bien entroncados en el imaginario popular y que tanto daño hacen a los que amamos el vino, como que los rosados son cosa de mujeres o para tomar a punto de congelación en cualquier chiringuito playero. Y eso ha pasado porque hace años se pusieron de moda muchos rosados piruleta que encandilaban a un público femenino menos versado en lides vinícolas que el actual. Cuanto daño han hecho las europeas del norte a este segmento.

Tanto en España como en Francia, de toda la vida se han bebido vinos rosados o claretes con mucho cuerpo y, ciertamente en el caso español, con mucha sensación alcohólica, que eran perfectos para dormir una buena siesta veraniega. Ese tipo de vinos, que resucitaban a un muerto, quedaron como reducto de hombres de pelo en pecho coetáneos de Matusalén y desanimaron de su ingesta a paladares más refinados.

Pero amigos del mundo del vino normalizado, eso ha acabado afortunadamente con la irrupción en el panorama nacional de creadores que en distintos puntos de nuestra geografía han querido poner al rosado en el lugar destacado que se merece. Nuestro protagonista de este artículo es un discípulo aventajado y para Vino y se Quedó se encuentra en el top de los mejores rosados de España.

Tomemos una copa de Combate Pink 2014

Lo primero que nos seduce de este vino es su intenso color rosa guinda con reflejos magenta y lo brillante y limpio que es. Una preciosidad con la que nos gustaría ligar cada día.

Combate Pink 2014

Cuando nos lo llevamos a la nariz es pura fresa silvestre acompañada de aromas cítricos y de caramelo además de las típicas notas de heno que aparecen en la Garnacha. También se manifiestan matices de esmalte de uñas y de manzana. En la boca tiene una entrada directa con una acidez y un amargor excitantes. Se trata de un rosado con una estructura y una persistencia que nos recuerdan a un tinto. Nos toca la campanilla de lo largo que es. Dominan los cítricos, sobre todo el pomelo rojo, seguido de chicle de fresa ácida. Es un vino secante para beber por litros. Debería recetarlo el médico.

En Vino y se Quedó recomendamos tomar este vino, aparte de solo, acompañando a una ensalada de pollo al estilo thai (Laab Koi), así como a una trucha asalmonada y a cualquier pescado graso.

Dos tipos que están haciendo un gran trabajo

Clicar para agrandar el mapa *

Clicar para agrandar el mapa *

Hay que reconocer que los “inventores” de este refrescante y espectacular vino, Guillermo Fernández y Juan Carlos Arenas, se lo saben hacer muy bien. Con menos medios que el centro del campo del Éibar, están elaborando vinos de mucha calidad en la zona de Cebreros, con su Cuartel General instaurado en Sotillo de la Adrada. De la nueva bodega que allí han establecido, y que no ha sido diseñada por ninguno de los famosos arquitectos mundiales, funcional y acogedora, salen algunos de los mejores vinos garnacheros del panorama nacional.

Un buen ejemplo de ello es este Combate Pink 2014. Es la primera añada de este rosado que surgió de un imprevisto, como casi todos los grandes inventos humanos. Tuvimos la fortuna de asistir al nacimiento de este vino que cuenta con un diseño muy divertido con ese color rosa chicle que a nosotros nos parece perfecto.

Los dos vitivinicultores, desde el comienzo de la aventura de Maldivinas allá por 2006, han apostado por llevar a cabo un trabajo lo más natural posible en el campo, así como un extremo cuidado en la limpieza de todo el proceso de elaboración del vino, ya que se pueden hacer vinos naturales sin ser guarros. Hay quirófanos donde se presta menos cuidado a este aspecto. El obtener el mejor fruto en el mejor suelo, con la mejor orientación posible y el máximo respeto y cariño a la hora de elaborar, hacen que el resultado final sean vinos prodigiosos, llenos de frescura y de vida que se beben sin parar a cualquier hora del día o de la noche.Combate Pink playa

En estos días de intenso calor en toda España os aconsejamos que os hagáis con alguna botella de este rosado de nano producción y lo disfrutéis con buena gente. Como dirían los lugareños de la zona y tanto hemos escuchado a nuestros dos protagonistas, ¡ponedme otro chato!

Salud y buenos vinos, amigos.

*Mapa: Cortesía de Garnachas de Gredos.

 

 

 

La Encina del Inglés 2013, serrana frescura tinta

Posted in 8€ - 9,99€, D.O. Sierras de Málaga, Tinto joven con crianza, Vino Tinto with tags , , on 02/07/2015 by vinoysequedo

Coupage de 30% Cabernet Sauvignon, 25% Garnacha, 25% Tempranillo, 10% Syrah, y 10% Merlot. Crianza del 60% del coupage de seis meses en tina de roble francés Allier de 60 Hl. Viñedos en altura entre 600 y 900 metros.

En este primer post del verano que acaba de comenzar queremos presentaros un vino que tiene tanta frescura que podremos tomarlo un poco más frío de lo que habitualmente solemos hacer con los tintos ya que aprieta el calor de manera brutal por toda España, aspecto que nos desanima un poco a la hora de abrir estos vinos. Pero porque digamos que puede tomarse más fresquito no os penséis que estamos hablando de un vino normalito, más bien al contrario, estamos ante un vino joven repleto de cualidades.

Para entrar en situación nos tenemos que dirigir a la preciosa zona de la Serranía de Ronda para imbuirnos de toda esa atmósfera y naturaleza que se condensan en cada botella de La Encina del Inglés 2013. Este vinazo se origina en una finca de unas doscientas hectáreas situada en un entorno ideal para la crianza de la vid con orientación sur sur-este y altitudes que fluctúan entre 650 y 940 metros. Por si esto no fuera suficiente, la zona cuenta con un nivel de lluvias importante y vientos húmedos provenientes del cercano Atlántico. Como para no hacer un buen vino.

Cata de La Encina del Inglés 2013

Nuestro protagonista es de color granate de media capa que en la nariz es cremoso, puesto que lo primero que notamos es un golpe de nata con frutos del bosque, que al ratito cambia y aparecen aromas florales, laurel y un final balsámico. También nos trajo recuerdos de café de puchero.

La Encina del Ingles 2013

En la boca tiene una entrada ligera con amargor y astringencia que a su paso deja recuerdos sobre todo de arándanos y de bayas de café. Es un vino de paso medio y que cuenta con un agradable retrogusto amargo lleno de viveza y frescura.

Este rondeño combinará perfectamente con carnes asadas o a la brasa así como con queso payoyo curado y embutidos ligeros. Con un arroz campero va de escándalo.

El sueño de una tarde de abril

Sí, amigos, hemos querido hacer referencia a una de las obras más conocidas del genial dramaturgo inglés y enamorado de los vinos del sur de España para titular la manera en la que se gestó el germen de nuestro vino protagonista. Corría la primavera del año 2003 cuando el bodeguero Javier Suqué, presidente del Grupo Perelada, propuso a su primo Jorge Viladomiu Peitx, elaborar vinos diferentes en una zona a encontrar en territorio español. Tras mucho buscar, la respuesta estaba escrita en un libro de 1807 de Simón de Rojas Clemente que se guardaba en la biblioteca familiar. En este volumen se ponderaban las maravillas que albergaba la Serranía de Ronda para la creación de vinos desde los tiempos de los fenicios.

Y esto es así debido a unas condiciones geográficas y climáticas espectaculares, ya mencionadas, para el cultivo de las vides y la obtención de buenos vinos. Los que hemos tenido la suerte de viajar por esta zona entendemos porqué desde los fenicios, pasando por los romanos hasta llegar a los poetas románticos británicos y norteamericanos han alucinado con sus paisajes, sus gentes y sus vinos. Tanto es así que hasta el grandioso, en todos los sentidos, Orson Welles, decidió morir en estos parajes y ser enterrado en la Finca El Recreo de San Cayetano de Ronda, propiedad del que fuera su amigo, el torero Antonio Ordoñez.

Recuperación de la memoria histórica del vino de Ronda

Podría sonar grandilocuente pero los amigos de la Bodega La Melonera se pusieron entre ceja y ceja el objetivo de recuperar las cepas históricas que habían dado fama y raigambre a los vinos de esta zona de la provincia de Málaga que tras el ataque de la filoxera habían quedado cuasi extintos. Entre estas variedades destacan la Tintilla, la Blasco, la Rome y la Melonera. Pero aparte de esta recuperación de la que nos alegramos sobremanera también hay que destacar que el equipo de expertos de la finca se ha ocupado de incluir estas cepas históricas en los registros actuales.

Antes de terminar no queremos olvidarnos de una persona que es parte crucial para que el vino de esta semana sea tan bueno como es. Se trata de la joven enóloga Ana de Castro Rufián que además de hacer grandes vinos es un encanto en el trato personal, como comprobamos en el XV Salón de los Mejores Vinos de España de la Guía Peñín.  

Y por si alguien ha llegado hasta aquí y se pregunta el porqué del nombre del vino, decirle, en primer lugar, que gracias por leer el artículo hasta el final y, en segundo lugar, que este nombre trata de ser un homenaje a todos aquellos viajeros románticos ingleses del Great South Tour que camino a Granada tanta fama dieron a esta zona con sus continuas menciones literarias.

Salud y buenos vinos, amigos.

Dominio del Urogallo Cadario 2012, un vino por el que valdría la pena matar

Posted in > 20€, Sin denominación, Tinto crianza, Vinos Naturales with tags , , , , on 19/06/2015 by vinoysequedo

Coupage 50% Mencía y 50% Verdejo Tinto. 100% despalillado. Fermentación alcohólica en fudres de castaño. Crianza de 13 a 15 meses en barricas usadas de roble francés de 225 litros. Vino natural. Viticultura biodinámica.

Los miembros de Vino y se Quedó somos como “la burra al trigo” o el cartero que, según la película, siempre llama dos veces. Cuando algún vino nos gusta en demasía nos gusta revisitar “el lugar del crimen” con el afán de descubrir nuevos tesoros escondidos. Eso nos ha pasado con personas como Nicolás Marcos y Fran Asencio de la bodega Dominio del Urogallo, de los que ya os hablamos aquí en abril de 2013.

Los vinos de esta singular bodega de Cangas del Narcea son una prolongación de la personalidad de Nico, un tipo en apariencia duro pero blandito por dentro, cuyo origen se encuentra en Toro y que aparte de formar parte de la cuarta generación familiar de viticultores y bodegueros aprendió el oficio criado a los pechos del legendario maestro del Ródano, Alain Graillot. El zamorano decidió un buen día liarse la manta, suponemos que zamorana, a la cabeza, y apostarlo todo a la difícil tarea de elaborar vinos de calidad en Asturias. Por sus santas narices se empeñó en crear algo distinto en nuestra querida piel de toro. Y a fe que lo consiguió.

Su Dominio del Urogallo Cadario 2012 proviene de una parcela de terreno pizarroso y de antracita con orientación noreste donde la humedad y las nieblas continuas complican la viticultura. Como todos los viñedos de nuestros protagonistas, esta viña se cuida con mucho trabajo biodinámico. Para que os hagáis una idea, estas plantas toman más infusiones naturales que un concejal de Podemos. No se le añade nada al vino, no está filtrado ni clarificado.
Cadario_2012

Este sensacional tinto posee un color rojo granate con ribete púrpura que lo hace muy atractivo para ser bebido. Es de capa media y cuenta con una lágrima más gorda que las de Bustamante. En la nariz es sota, caballo y rey, pero no por ello menos embriagador. El bosque septentrional, pleno de aromas balsámicos de monte bajo, se encuentra encerrado en la botella como un geniecillo guasón que nos presenta esa simpleza para sorprendernos hasta el éxtasis cuando nos llevamos esta maravilla líquida a la boca. Aquí nos gana de manera irremediable para la causa. No nos queda otra que postrarnos ante él y rendirnos a su magneficencia.

Es en esta fase gustativa donde el Dominio del Urogallo Cadario 2012 se convierte en un vino top, como diría ese portugués de cuyo nombre no queremos acordarnos. Es un vino muy complejo en boca por la gran cantidad de matices que atesora. Tiene una entrada directa y amarga con recuerdos de arándanos negros (cassis), plátanos e higos verdes y final de chocolate muy negro. Además percibimos una cierta aspereza placentera como al degustar un zumo de aronias.

Es un vino muy redondo, sin aristas, con la madera justa y sin sensaciones de establo como muchos de esos vinos que nos venden como naturales y no son más que vinos sucios. En resumen, podríamos decir que las notas que no aparecen en nariz se despliegan en la boca. Es un vino ancho y muy fresco.

Dos recomendaciones muy importantes. La primera es que si podéis os toméis este vinazo en día fruto para percibir todas sus peculiaridades. La segunda es que lo acompañéis de solomillo de ternera asturiana, la mejor carne de ternera del mundo. También le va muy bien a un platito de cecina auténtica leonesa. Y si los bolsillos están más tiesos que la mojama, con un solomillo de cerdo a la mostaza antigua.

Ardemos en deseos de perdernos un día por los dominios del urogallo poniendo en peligro nuestras osamentas “escalando” en viñedos que necesitarían sherpas, con la voz de Nico de fondo profiendo sus célebres frases: “¡Te voy a engrasar!” o “¡Farsantes!”. No vemos el momento.  

Salud y buenos vinos, amigos.