Archive for the 16€ – 20€ Category

Maruja Manzanilla Pasada, el vino que hace parar los relojes

Posted in 16€ - 20€, D.O. Manzanilla Sanlúcar de Barrameda, Fino y manzanilla, Vino Generoso with tags , , , , , , , on 11/02/2016 by vinoysequedo

100% Palomino de cepas plantadas en suelos calizos de albariza. Envejecido bajo el sistema de criaderas y soleras del Marco de Jerez. Vejez media de unos 15 años.

En este artículo vamos a hablaros de un enamoramiento instántaneo, de un flechazo en toda regla. Los que nos seguís sabéis de nuestro amor incondicional y sin ambages por los vinos generosos del sur de nuestro país a los que ya nos hemos referido en otras ocasiones en Vino y se Quedó. Pues sabed que en los últimos tiempos hemos estado a punto de la “monogamia generosa” con nuestra protagonista de esta nueva entrada del blog, que en realidad es una doble protagonista.

Doble, porque la Manzanilla Pasada Maruja es la prolongación en el tiempo de la Manzanilla Maruja, una absoluta maravilla con la mitad de tiempo de crianza que su vieja hermana que nos puso sobre la pista de la joya que hoy os presentamos. Esta manzanilla es una de las mejores, sino la mejor, entre las clásicas de Sanlúcar, llena de cuerpo, frescura y salinidad. Y es tan buena debido a una mínima filtración y a las pequeñas sacas que se llevan a cabo para proteger la duración del velo de flor.Maruja Manzanilla

Estos dos tesoros serían imposibles sin provenir del lugar del que provienen, Sanlúcar de Barrameda, un paraíso natural de buenas gentes que guarda en sus tierras la esencia de lo que podría ser el cielo en la Tierra. Esa confluencia de tierras privilegiadas para el cultivo de la variedad Palomino, ese Guadalquivir derramándose en el Oceano Atlántico frente a Doñana y esa salinidad que lo impregna todo, son el origen de nuestras queridas Marujas.

Marujeando en el mejor de los sentidos

Sin duda, habría que empezar a cambiar el sentido de esta palabra una vez bebidas estas excelsas manzanillas que son la misma y diferentes, si se nos permite la expresión. La Manzanilla Pasada Maruja es la Maruja pero adulta, con el doble de vejez media y en el final de su ciclo vital con el velo de flor para comenzar a tener destellos de oxidación. Para que todo el mundo lo entienda, es una manzanilla que se está amontillando por el paso de la crianza biológica a la crianza oxidativa. Además, en este calmado viaje ha ganado un gradito alcohólico ciertamente reconfortante con respecto a su hermana.

Maruja Manzanilla Pasada es de un color oro viejo casi ámbar y cuenta con una nariz muy tímida que se deja descubrir pausadamente y con mucha paciencia. Es un reto y un gustazo conseguirlo. Es muy jugosa, con toques cítricos de mandarina y de cáscara de naranja. Nos deja notas de crianza oxidativa que a nosotros nos recordaron a un barco de maderas viejas untadas de brea, justo la misma sensación que cuando visitamos el Muelle de las Carabelas de Colón en Palos de la Frontera y nos introdujimos en aquellos cascarones de nuez flotantes. Toda la fase olfativa está impregnada de sensaciones grasas.

En la boca es un vino muy equilibrado. Su entrada es suave, su paso ligero y su final larguísimo. Es untuoso, salino y posee una acidez marcada. Su postgusto aumenta a medida que uno va salivando. Es un vino que detiene el reloj. Es tal el placer que nos procura que uno se olvida del tiempo y se traslada al fondo de la solera. Esta manzanilla evolucionada nos deja recuerdos amontillados y a ratos nos evoca a un whisky de malta ligero.Maruja Manzanilla Pasada

Hasta este momento la habíamos tomamos sin acompamiento de comida, pero una vez saciados nuestros sentidos vimos que iba de perlas con jamón ibérico, revueltos con huevo, mojama, anchoas, foie y, como no, con tortillitas de camarones.

Juan Piñero, de almacenistas a elaboradores independientes

Las Bodegas Juan Piñero iniciaron su carrera en solitario en 1992 cuando dejaron de ser almacenistas de Argüeso e Hidalgo al comprar una bodega con más de cien años de historia en la emblemática calle Trasbolsa, centro neurálgico de las bodegas de Sanlúcar. Al año siguiente, y tras dejar la bodega en perfecto estado para la crianza de manzanillas de calidad, se hicieron con 1.800 botas de roble americano envinadas y con otras 400 de manzanilla, así como con mostos de Jerez.

Ya tenían el mejor material para lanzarse a la aventura y lo hicieron con tanto éxito que comenzando el siglo XXI le compraron a Pedro Domecq su bodega de la calle Alcoba y sus botas de manzanilla Maruja que rápidamente trasladaron a sus instalaciones de Trasbolsa. Además, Piñero se alió con Ramiro Ibáñez, el rey de la Palomino, que pasó a ser el enólogo asesor de la bodega con el encargo de sacar lo mejor de estas dos maravillas que hoy os hemos acercado. Esperemos que continúen los éxitos y que la calidad de sus manzanillas siga siendo tan alta por el bien de todos los amantes de estos vinazos. Que así sea.

Salud y buenos vinos, amigos.

 

 

 

 

Anuncios

Combate Pink 2014, el rosado que acaba con los tópicos

Posted in 16€ - 20€, Sin denominación, Vino Rosado with tags , , , on 17/07/2015 by vinoysequedo

100% Garnacha. Fermentación en barrica de roble francés usada. Suelos de pizarra y granito. Cultivo ecológico y máximo respeto por la biodiversidad. Trabajo con la biodinámica. Producción limitada a 330 botellas.

Hoy nos hemos propuesto romper con clichés manidos y topicazos bien entroncados en el imaginario popular y que tanto daño hacen a los que amamos el vino, como que los rosados son cosa de mujeres o para tomar a punto de congelación en cualquier chiringuito playero. Y eso ha pasado porque hace años se pusieron de moda muchos rosados piruleta que encandilaban a un público femenino menos versado en lides vinícolas que el actual. Cuanto daño han hecho las europeas del norte a este segmento.

Tanto en España como en Francia, de toda la vida se han bebido vinos rosados o claretes con mucho cuerpo y, ciertamente en el caso español, con mucha sensación alcohólica, que eran perfectos para dormir una buena siesta veraniega. Ese tipo de vinos, que resucitaban a un muerto, quedaron como reducto de hombres de pelo en pecho coetáneos de Matusalén y desanimaron de su ingesta a paladares más refinados.

Pero amigos del mundo del vino normalizado, eso ha acabado afortunadamente con la irrupción en el panorama nacional de creadores que en distintos puntos de nuestra geografía han querido poner al rosado en el lugar destacado que se merece. Nuestro protagonista de este artículo es un discípulo aventajado y para Vino y se Quedó se encuentra en el top de los mejores rosados de España.

Tomemos una copa de Combate Pink 2014

Lo primero que nos seduce de este vino es su intenso color rosa guinda con reflejos magenta y lo brillante y limpio que es. Una preciosidad con la que nos gustaría ligar cada día.

Combate Pink 2014

Cuando nos lo llevamos a la nariz es pura fresa silvestre acompañada de aromas cítricos y de caramelo además de las típicas notas de heno que aparecen en la Garnacha. También se manifiestan matices de esmalte de uñas y de manzana. En la boca tiene una entrada directa con una acidez y un amargor excitantes. Se trata de un rosado con una estructura y una persistencia que nos recuerdan a un tinto. Nos toca la campanilla de lo largo que es. Dominan los cítricos, sobre todo el pomelo rojo, seguido de chicle de fresa ácida. Es un vino secante para beber por litros. Debería recetarlo el médico.

En Vino y se Quedó recomendamos tomar este vino, aparte de solo, acompañando a una ensalada de pollo al estilo thai (Laab Koi), así como a una trucha asalmonada y a cualquier pescado graso.

Dos tipos que están haciendo un gran trabajo

Clicar para agrandar el mapa *

Clicar para agrandar el mapa *

Hay que reconocer que los “inventores” de este refrescante y espectacular vino, Guillermo Fernández y Juan Carlos Arenas, se lo saben hacer muy bien. Con menos medios que el centro del campo del Éibar, están elaborando vinos de mucha calidad en la zona de Cebreros, con su Cuartel General instaurado en Sotillo de la Adrada. De la nueva bodega que allí han establecido, y que no ha sido diseñada por ninguno de los famosos arquitectos mundiales, funcional y acogedora, salen algunos de los mejores vinos garnacheros del panorama nacional.

Un buen ejemplo de ello es este Combate Pink 2014. Es la primera añada de este rosado que surgió de un imprevisto, como casi todos los grandes inventos humanos. Tuvimos la fortuna de asistir al nacimiento de este vino que cuenta con un diseño muy divertido con ese color rosa chicle que a nosotros nos parece perfecto.

Los dos vitivinicultores, desde el comienzo de la aventura de Maldivinas allá por 2006, han apostado por llevar a cabo un trabajo lo más natural posible en el campo, así como un extremo cuidado en la limpieza de todo el proceso de elaboración del vino, ya que se pueden hacer vinos naturales sin ser guarros. Hay quirófanos donde se presta menos cuidado a este aspecto. El obtener el mejor fruto en el mejor suelo, con la mejor orientación posible y el máximo respeto y cariño a la hora de elaborar, hacen que el resultado final sean vinos prodigiosos, llenos de frescura y de vida que se beben sin parar a cualquier hora del día o de la noche.Combate Pink playa

En estos días de intenso calor en toda España os aconsejamos que os hagáis con alguna botella de este rosado de nano producción y lo disfrutéis con buena gente. Como dirían los lugareños de la zona y tanto hemos escuchado a nuestros dos protagonistas, ¡ponedme otro chato!

Salud y buenos vinos, amigos.

*Mapa: Cortesía de Garnachas de Gredos.

 

 

 

Parada de Atauta 2011, escala obligatoria al este de la Ribera del Duero

Posted in 16€ - 20€, D.O. Ribera del Duero, Tinto crianza, Vino Tinto with tags , , on 04/11/2014 by vinoysequedo

100% Tinto Fino. Crianza de 12 meses en barricas de roble francés de 225 litros en un 50% nuevas. Viñedos viejos plantados a unos mil metros de altura. Elaboración biodinámica. Vendimia manual.

Nunca hasta el momento habíamos hablado en Vino y se Quedó de un vino procedente de la provincia de Soria. Ésta es una de las cuatro que forman parte de la D.O. Ribera del Duero, junto con las de Burgos, Segovia y Valladolid. Y podemos decir, sin temor a equivocarnos, que guarda toda la esencia de la finura y de la elegancia de lo que tiene que ser el vino de esta zona.

Para entender este gran vino es necesario ubicarse en el lugar donde todo comienza: el viñedo. Las vides se encuentran en pleno Valle de Atauta, en lo que antaño fue el Arroyo de Golbán, un precioso rincón soriano enclavado entre la sierra de Somosierra y el río Duero. Las uvas tienen una vista privilegiada de los montes Moncayo y Urbión. El clima es extremo, mucho frío en invierno y mucho calor en verano. Y cuando decimos “mucho frío” es mucho frío, ese que te afeita sin espuma y te esconde la virilidad.

Los cambios extremos de temperatura entre las distintas estaciones del año, e incluso en una misma jornada entre el día y la noche, unidos al fuerte viento que impera en la zona (recordemos que los viñedos se encuentran a una altura de unos mil metros) y a la escasez de lluvia, hacen que las uvas maduren con una gran personalidad llenando de matices aromáticos al vino resultante. También ayuda, y mucho, la gran diversificación de los suelos donde están plantadas las vides, suelos arenosos protegidos por un fondo rocoso. Esta morfología del terreno ayudó a que la filoxera no pudiera con estos viñedos centenarios.Parada de Atauta 2011

En las entrañas del Parada de Atauta 2011

Mientras en nuestros oídos resuenan las geniales notas de “Camino Soria“, de los no menos geniales y añorados Gabinete Caligari, servimos este fantástico vino y lo primero que contemplamos es un intenso color púrpura brillante oscuro y opaco.

En nariz es amable y seductor. Descubrimos una gran intensidad de frutas rojas y negras llenas de viveza, así como unas deliciosas notas balsámicas y lácteas que nos preparan para la siguiente fase de cata.

En boca es aterciopelado y cuenta con una entrada cálida y potente. Es un vino con muchos matices y durante el viaje percibimos grosellas negras y arándanos y notas nobles que le ha aportado una buena madera. Se trata de un vino redondo, embriagador y con un extraordinario retrogusto que nos reclama abrir la siguiente botella.

El Parada de Atauta 2011 irá bien con cualquier plato de carne, asados, guisos contundentes, así como con quesos curados y embutidos de calidad.

La responsable de este maravilloso tinto, además de todos los vinos que se elaboran en la bodega Dominio de Atauta, es la enóloga Almudena Alberca. La bodega está construida a cuatro alturas sobre la roca aprovechando la absoluta gravedad para evitar los bombeos innecesarios. Por motivos históricos es muy común encontrar bodegas subterráneas en esta zona cuyo fin era favorecer el trabajo con las uvas.

Nos ha encantado esta experiencia con un vino soriano que nos ha devuelto a la esencia de lo que debería ser el vino que se elabora en esta región vinícola. Vinos con personalidad, plenos de matices, y con una perfecta conjunción con la madera que le aporta innumerables matices sin perder nunca la frescura. Unos vinos pensados para el deleite y la armonía con las carnes y los guisos. Unos vinos alejados de los pedantes que quieren apoderarse de ellos. Esperemos por el bien de todos los que amamos el vino y pensamos que este tesoro debe ser para todos que éstos, como casi siempre, no venzan. Si queréis probarlo podéis haceros con él en la tienda online de vinos Bodeboca.

Salud y buenos vinos, amigos.    

La Bota de Manzanilla nº 42 de Equipo Navazos, esencia del sur de España

Posted in 16€ - 20€, D.O. Manzanilla Sanlúcar de Barrameda, Fino y manzanilla, Vino Generoso, Vinos with tags , , , on 17/07/2014 by vinoysequedo

100% Palomino fino. Crianza biológica de unos seis años. Saca de febrero de 2013. Proveniente de las mejores soleras de manzanilla de las Bodegas Miguel Sánchez Ayala.

Si en el anterior post los integrantes de Vino y se Quedó decidimos acercaros un gran vino norteño de la provincia de Álava, esta semana hemos doblado el mapa y nos hemos dirigido al sur de manera virtual, no todo podía ser perfecto, para deleitarnos con una joya vinícola que nos ha subyugado. Es lo bueno que tenemos en esta esquinita de Europa, una gran diversidad cultural y paisajística que redunda en una amplia gastronomía y en un glorioso universo del vino.

Regresamos al entorno poético y ritual del vino generoso que sólo se encuentra en la añorada provincia de Cádiz y en algunos puntos de las de Córdoba y Sevilla. Y lo hacemos con La Bota de Manzanilla nº 42 seleccionada por el Equipo Navazos en las Bodegas Miguel Sánchez Ayala de Sanlúcar de Barrameda. Se trata de la sexta edición de la solera más criada de la bodega que dio lugar a los números 4, 8, 16, 22 y 32 de la serie “La Bota”.

Equipo Navazos, el Equipo A de los vinos generosos

Esta cuadrilla de amantes de los vinos generosos, vinos que forman parte del patrimonio nacional español y, que por desgracia, defienden más los foráneos que nosotros mismos aunque la cosa parece estar cambiando, no son un grupo de veteranos de la Guerra de Vietnam, ni unos proscritos, pero sí que parecen tener algo en común con este divertido grupo que nos amenizó tantas sobremesas veraniegas a través de la pequeña pantalla durante nuestra adolescencia; son unos románticos empedernidos defensores de causas ¿perdidas?Bajo de Guía Sanlúcar de BarramedaEste equipo está formado por un grupo de entusiastas de los generosos andaluces que un día decidieron salvaguardar y dar a conocer verdaderas joyas que se encontraban olvidadas en rincones de muchas de las bodegas que forman parte del mágico triángulo del Marco de Jerez, como Fernando de Castilla en Jerez de la Frontera, Pedro Romero en Sanlúcar de Barrameda y alguna que queda por descubrir en El Puerto de Santa María, así como en Montilla. En el año 2005 pusieron en marcha este proyecto en el que comenzaron a seleccionar aquellas botas que merecían la pena ser rescatadas del olvido. Desde entonces llevan a cabo todo un proceso de investigación parecido al que realizan los bibliófilos por las librerías de viejo, buscando en lo más profundo y escondido de las bodegas del Marco. Todo comenzó con el embotellamiento de un amontillado descubierto en la misma bodega de la que proviene la manzanilla protagonista de nuestro artículo.

Hasta 2007 este grupo de no más de treinta personas no deciden comercializar una pequeña cantidad de las botellas de las botas seleccionadas. Anteriormente, la pequeña producción iba a parar íntegramente a los socios que formaban el equipo. A día de hoy se embotellan pocas botellas y conseguir una no es tarea sencilla, pero todo amante de estos vinos especiales debería probarlos al menos una vez en la vida. Nos encanta la idea de los del Equipo Navazos de numerar las botellas según van saliendo al mercado. Esto facilita la labor de los coleccionistas o de los que simplemente queremos tener un registro de los sacas que han probado.El Guadalquivir terminando su largo viaje en SanlúcarEl nombre con el que decidieron bautizar al equipo proviene del navazo que había en las proximidades de las Bodegas Miguel Sánchez Ayala donde todo comenzó. Según la RAE, navazo sería el “huerto que se forma en los arenales inmediatos a las playas”. En concreto, éste se encontraba en una zona robada al estuario del Guadalquivir, zona que a estos blogueros les tiene enamorados y con las que estos días de verano soñamos constantemente. Quién estuviera en Sanlúcar de Barrameda empapándose de ese acervo cultural que te lleva de la poesía al flamenco y de los vinos generosos a los platos más exquisitos. 

Disfrutando de La Bota de Manzanilla nº 42

Esta bota nº 42 proviene de la selección de diecinueve toneles de la gloriosa solera anteriormente descrita. Es un vino increíble en todas las fases de la cata y de los que uno no se cansaría de tomar.

Cuenta con un intenso color ambarino brillante; muy limpio, debido a que se lleva a cabo un leve filtrado que acentúa su belleza en la copa. Todos los expertos de los vinos generosos nos advierten que hay que degustarlos en copas cuanto más anchas mejor para potenciar todas sus cualidades. Lo podemos certificar después de haber hecho la prueba. Los catavinos clásicos no les hacen justicia.

En nariz te teletransporta al Marco de Jerez en milisegundos. Es fresco y salino, pleno de yodo. Aparecen las vainillas y los tostados de la madera, así como las notas de nueces en pleno verdor.LaBotadeManzanilla42Al llevarlo a la boca ésta se nos llena. Es un vino muy persistente, sin aristas. No es nada punzante, no nos pica, debido a su frescura que hace que el paso por boca sea alegre y nos lleve a beberlo de manera rápida, lo que nos hace notar que se nos comienza a trabar la lengua. Descubrimos notas tostadas y recuerdos a armagnac, además de toques de orejones y de naranja amarga. Hacia el final se deslizan matices dulces.

Una verdadera maravilla de vino que nos hará sentirnos más felices y optimistas. Recomendamos su consumo frío pero sin pasarse, porque entonces perderemos toda su esencia y sus magníficos matices.

Nuestra recomendación para combinarlo con comida sería pasta con salsa de Stilton y nueces. Le va de maravilla, como pudimos testar convenientemente durante una comida perfecta preparada por la parte femenina del blog. Como diría Hannibal Smith “me encanta que los planes salgan bien”.

Prometemos seguir el trabajo de los integrantes del Equipo Navazos. Lo que hemos probado hasta el momento es una verdadera pasada, y lo que está por venir promete mucho. Apostamos por La Bota nº 51. Y lo mejor de todo es que los miembros del equipo que hemos conocido nos han parecido tipos normales y nada crecidos. Eso también ayuda a probar sus vinos con un espíritu más abierto. La Bota nº 42 lo conseguimos en la tienda online de vinos Bodeboca.

Salud y buenos vinos, amigos.

 

 

 

 

Mirabel 2010, sinfonía extremeña de sabores

Posted in 16€ - 20€, Tinto crianza, V.T. Extremadura with tags , , , on 01/11/2013 by vinoysequedo

Coupage de 65% de Tempranillo y 35% de Cabernet Sauvignon. Crianza de 8 meses en barricas de roble francés de segundo uso. Producción limitada de 5.733 botellas. 

Permitidnos que en el post de esta semana comencemos por contar un pequeño cuento muy internacional. Érase una vez un enólogo, viticultor, y bodeguero sudafricano, Anders Vinding-Diers, hijo del afamado enólogo danés Peter Vinding-Diers y primo del no menos famoso Peter Sisseck, autor de uno de los vinos más caros de España, Pingus, que tras aprender todo acerca del vino y de su elaboración de manos de sus familiares decidió un buen día establecerse en Extremadura junto a su mujer Andrea, hija de padre inglés y madre española, para crear vinos de calidad. Anders creció al vino en Burdeos, a donde su padre se había trasladado para emprender nuevos proyectos vinícolas. En un momento determinado, el pequeño de la saga familiar decidió adquirir experiencia en solitario y para ello se trasladó unos años a Chile y a la Patagonia argentina donde dio sus primeros pasos en la elaboración de vinos. Una vez conseguida esta experiencia, el matrimonio Anders-Andrea, fraguado en Madrid, se establece durante un tiempo en la Toscana, y en 2006 decide echar raíces en el corazón de la preciosa comarca cacereña de Las Villuercas. Allí continúan, y allí es donde Anders Vinding-Diers ha creado el maravilloso vino que hoy es protagonista de este post.Mirabel 2010

Este espectacular tinto se nutre de las uvas de dos viñedos distintos, cada uno situado en una de las dos provincias extremeñas. La viña de Tempranillo tiene más de treinta años y está plantada en la zona de Almendralejo (Badajoz) a unos 240 metros de altura sobre un terreno arcilloso y pedregoso; la de Cabernet Sauvignon tiene más de diez años y se encuentra en una zona de piedras en las inmediaciones de Plasencia (Cáceres) a una altura de unos 450 metros.

Mirabel 2010, un frenesí de frutas y matices licorosos. 

Para empezar con la cata de este sensual tinto hay que decir que posee un color profundamente granate y opaco, de capa alta.

Notamos que al servirlo la nariz se llena de una carga alcohólica que se va pasando a medida que transcurre el tiempo para no regresar jamás. Al ir abriéndose en la copa comienza a percibirse un arrebatador perfume a licor café, al estilo gallego, que se mezcla con profundas notas de frutas rojas maduras y, de manera más tenue, aparecen matices a hoja de tabaco, laurel y regaliz. Todos los aromas están muy bien integrados y plenos de frescor y “jugosidad”.

Al beberlo es contundente, potente, con taninos muy presentes y una buena acidez. Es un paso punzante por boca, larguísimo, que se va transformando en toda una sinfonía de sabores que van desde las frutas rojas maduras, compotadas, a un nuevo encuentro con los recuerdos del licor café. Este vino es toda una coctelera de sabores: a cada momento va variando de la fruta al licor y del licor a la fruta debido a un magistral uso de la madera en su elaboración.

Su final es todo un éxtasis. Sentimos un escalofrío al tragar debido a su astringencia casi eléctrica combinado con una suntuosidad golosa que provocan más de un gemido de placer. Que nadie crea que estamos hablando de un vino brusco o desequilibrado; todo lo contrario, hablamos de un vino redondo que va ganando matices a medida que se va degustando y que nos incita a abrir una nueva botella de inmediato. Como diría el clásico, es un vinazo.

Proponemos maridarlo con guisos de caza de pluma con chocolate, así como con potajes contundentes, callos a la madrileña, o suculentas carnes rojas.

Si tenéis ocasión, probadlo. Es un vino para compartir durante una comida o una cena especial. Aunque algunas personas puedan pensar que se trata de un vino caro nosotros no lo creemos porque siendo tan largo y sabroso hace que la experiencia de su degustación sea tan intensa que al final el precio se abarata. No dudéis en contarnos cómo os ha ido con este tesoro extremeño de Bodega de Mirabel, que tuvimos el privilegio de catar junto a los amigos de Barcelonavinos.

Salud y buenos vinos, amigos.

Madre del Agua 2010, ¡Madre de Dios!

Posted in 16€ - 20€, Blogueros de viaje, D.O. Ribera del Guadiana, Tinto crianza with tags , , on 22/11/2012 by vinoysequedo

Coupage de 1+3: 70% Garnacha Tintorera, 10% Garnacha Común, 10% Cabernet Sauvignon, y 10% Tempranillo. 9 meses de crianza en barricas nuevas de roble francés y americano. 15 meses en botella.

Sí, amigos, la expresión del título de este artículo es la que usamos cuando probamos este vino genial durante la cata que nos regaló su autor, Fernando Toribio, en su domicilio, y a la que hacíamos referencia en el post anterior. Allí os decíamos que la belleza se podía encontrar hasta en el “simple” hecho de degustar un gran vino. Y lo mantenemos, puesto que durante esos instantes tan gratos sentimos sensaciones indescriptibles que nos llevaron a emocionarnos junto a Fernando, al que conocíamos sólo de referencia, y al que descubrimos durante los tres días que compartimos con él en la magnífica Comarca de Matanegra, en la provincia de Badajoz. Toribio es, simplemente, un artista. Creemos que una persona que es capaz de hacer vinos tan buenos y variados no merece menos que ese título. Perdonadnos el “síndrome de Estocolmo” que padecemos, pero nos ha ganado para la causa. Y lo ha hecho porque en ningún momento ha usado la falsa modestia ni la arrogancia. Él sabe que hace grandes vinos pero no se jacta de ello como hacen otros, que sin llegar, ni por asomo, a sus cotas, hablan como si el vino lo hubieran inventado ellos. Por eso definimos a Toribio como “orgullo y pasión extremeño” ; da valor a lo que hace sin caer en pedanterías. Se nota que vive para hacer buenos vinos y eso se transmite a sus creaciones, tanto en Bodegas Toribio como en Pago Los Balancines. Es autor, entre otros, de la saga Huno, del divertido Crash, y del reverenciado Salitre, que es la única de sus creaciones que no hemos podido probar aún, y que dedicó al músico Quique González.

Madre del Agua es un capricho. Su nombre está inspirado en el poema “Madre Agua” del poeta madrileño Juan Vicente Piqueras. Probarlo es un lujo al alcance de todo el mundo, puesto que su precio no es prohibitivo. Desde nuestro punto de vista es el mejor vino extremeño que hemos probado hasta la fecha y uno de los mejores de los que se realizan en nuestro país, y eso son palabras mayores.

Probemos esta delicia.

Al servir el vino en la copa observamos que tiene color cereza con ribete granate y una lágrima persistente que llena el cristal. Es un vino de capa alta. Antes de desnudarlo ya nos han gustado sus ropajes.

En nariz es un vino complejo que conjuga los toques dulces y cremosos a vainilla y a torrefacto que le aporta la madera con los matices especiados y a mermelada de frutas rojas que al rato se vuelven licorosos y muy sensuales.

En boca es muy potente y sabroso, predominando los toques golosos combinados con las frutas negras que al final se van haciendo licorosas y muy agradables. Tiene gran amplitud y un gusto final tan redondo que uno no quiere que se acabe jamás esta ambrosía. Ni que decir tiene que el equilibrio es perfecto, con una acidez adecuada. Dan ganas de fumarse un habano pausadamente mientras se degusta esta joya. Recomendamos este vino para una larga y tranquila conversación junto a amigos de verdad, o para compartir momentos románticos con esa persona especial. Abstenerse insensibles y acelerados.

Consideramos que Madre del Agua no necesita alimento alguno para ser acompañado aunque le pueden ir muy bien las carnes y embutidos ibéricos, los quesos golosos, guisos extremeños como la carrillera o la caldereta de cordero, así como algunas pastas, tanto las que se hierven con sal, como las dulces.

Como podéis ver, nos hemos enamorado de este vino hasta las trancas. Sabemos que su creador nunca nos defraudará haciéndonos sufrir mal de amores.

Si alguien osa decir que no le gusta este néctar que vaya eligiendo padrinos y armas y nos batiremos en duelo al amanecer.

Disfrutad de este grandioso vino. A pesar de la que está cayendo aún hay cosas bellas por las que merece la pena seguir adelante.

Salud, y hasta pronto.

Acercándonos a Cercavins

Posted in < 5€, 16€ - 20€, D.O. Costers del Segre, Tinto reserva, Vino Rosado with tags on 10/06/2012 by vinoysequedo

Como os prometimos en el anterior post hoy os hablaremos de la gran impresión que nos dejaron los vinos del Celler Cercavins, bodega que conocimos en la feria Temps de Vi en Vilanova i la Geltrú. Como os dijimos, fuimos a parar al expositor de esta bodega por intermediación de los amigos del Celler Can Roda que trabajan con el mismo enólogo consultor, Enric Gil. Al gustarnos tanto los vinos que éste había realizado en Can Roda quisimos conocer alguna de sus creaciones para Cercavins.

Esta bodega está situada en la localidad ilerdense de Verdú, y sus vinos se inscriben dentro de la D. O. Costers del Segre.

Debido a lo avanzado de la hora y a las numerosas copas de vino que habían caído a lo largo de la tarde, sólo pudimos probar dos de sus vinos que seguidamente os analizamos. Ambos nos parecieron sublimes a pesar de sus diferencias: uno es un tinto y el otro un rosado, y sus precios difieren ostensiblemente; mientras el rosado se mueve en el entorno de los 5 €, el tinto se aproxima a los 20 €, aunque en la feria se podía adquirir por 18,50 €.

Bru de Verdú 14 2007:

Se trata de un vino tinto creado a partir de un coupage entre las variedades Syrah, Merlot y Tempranillo, en el que predomina claramente la Syrah, que representa el 75% de esta combinación.

El vino ha sido envejecido durante 14 meses en barricas de roble francés, americano y húngaro.

Los aromas que desprende el vino van desde las frutas negras maduras hasta los frutos secos, las especias y el chocolate. Al paladearlo, la boca se llena de sabores dulces y especiados. Perfecto para acompañar un guiso de rabo de toro, o simplemente para disfrutar  tomando unas tapas de carne, secreto ibérico, quesos o foie.

Éste es un tinto espectacular que deberían probar los buenos aficionados al vino al menos una vez en la vida, aunque creemos que aquél que lo pruebe, repetirá. Es realmente delicioso.

Tras probar esta joya ya no nos quedó ninguna duda de que Enric Gil es un artista creando vinos de calidad que hacen que nuestros sentidos se extasíen y nuestro espíritu alcance algo que debe ser lo más parecido a la felicidad.

Ya que estábamos en el stand de esta bodega probamos su rosado a petición de uno de los bodegueros. Nos pareció tan asombroso que decidimos mencionarlo aquí.

Virol Rosat 2011:

Singular vino rosado de la variedad Syrah en el que se complementan a la perfección los toques de fruta fresca, como la fresa, y la sequedad que consigue que el vino no se dispare hacia la golosina. Destaca su color rosa oscuro que le asemeja a algunos tintos jóvenes. Es muy indicado para acompañar platos de pasta, pescados, mariscos fríos, carpaccios, y todos aquellos platos y aperitivos indicados para el tiempo caluroso que se acerca. Perfecto también para acompañar una barbacoa. Recomendamos que se consuma muy frío.

Gracias a degustar este gran rosado nos pudimos quitar el mal sabor de boca, (nunca mejor dicho), y el enfado que nos causó haber probado dos vinos rosados que a nuestro juicio han sido sobrevalorados por los “expertos”. Se trata del Rádix 2011, de bodegas Parès Baltá, que a pesar de haber ganado varios premios, según se hartan de explicar los comerciales de la bodega, aburre desde el primer sorbo. Es un vino muy caro, ronda los 19 €, y que según nuestro parecer, está falto de todo. Algún día hablaremos en este blog de cómo se consiguen muchos de los premios en el sector del vino. Ahí va un consejo, si se nos permite, ¡huid de los vinos premiados como de la peste! Claro que siempre puede haber una excepción a la regla.

El otro rosado que causó nuestra indignación, aunque menos que el anterior, fue el Brunus Rosé 2011, de bodegas Portal del Montsant. Es un vino que tiene un color rosa chicle que desanima su degustación. Es muy seco y anodino.

Aquí acabamos con nuestro resumen sobre cómo vivimos la última edición de la feria Temps de vi. Lo pasamos bien, y disfrutamos de buenos vinos, aunque también sufrimos otros. La organización fue buena, y nos gustó la idea, cada vez más extendida, de poder comprar a un precio razonable una copa de una conocida marca de cristal para degustar en ella los diferentes vinos. Esperamos veros por las muchas ferias de este tipo que se celebran por toda España, y como no, que podamos brindar por la buena salud de nuestros vinos y divertirnos juntos haciendo algo tan divertido como hablar de los mismos en buena compañía. Que así sea.

Salud a todos.