Archive for the D.O. Jumilla Category

Las Gravas 2010, un vino para arreglar el mundo

Posted in > 20€, D.O. Jumilla, Tinto crianza, Vino Tinto, Vinos, Vinos Nacionales with tags , , , on 04/12/2014 by vinoysequedo

Coupage de 70% Monastrell, 20% Syrah y 10% Garnacha. Envejecido durante 18 meses en fudres. Ensamblaje de las variedades tras la crianza. Viñedos plantados a 760 metros de altura sobre suelos pedregosos. 

Hace unos días tuvimos la fortuna de probar el magnífico Las Gravas 2010 y en seguida vimos claro que sería el candidato perfecto para nuestro siguiente post. Y también que Propiedad Vitícola Casa Castillo, lugar en el que se elabora, sería la bodega del mes de diciembre en Vino y se Quedó puesto que nos había impresionado el trabajo que allí desarrollan y que para nuestra humilde opinión coloca a esta bodega en el top de los vinos de la D.O. Jumilla.

Nuestro protagonista está muy bien valorado en puntos por la crítica más influyente del universo vino, razón por la que teníamos cierto resquemor ante lo que nos íbamos a encontrar ya que en numerosas ocasiones hemos disentido de manera radical con los compañeros parkerianos y sus gustos vinícolas. Pero en esta ocasión estamos de acuerdo: Las Gravas 2010 es un vinazo de cojones.

Adentrándonos en un Jumilla muy destacado

Sí, amigos, este es un vino que nos ha atrapado desde el primer momento porque cuenta con una elegancia y una finura que es difícil de encontrar en la zona en la que se produce debido a que el clima murciano determina una maduración de las uvas que conducen a vinos con mucha potencia de fruta madura. En este caso también encontramos esos toques maduros de la Monastrell pero muy bien compensados con la frescura que le aporta la Garnacha. Esto nos lleva a un vino que es toda una delicia nada cargante ni empalagosa.

Las Gravas 2010 viste un color picota con ribetes granates de capa media-alta. En la nariz es pura fruta, como coger un racimo de uva en su punto de vendimia. Es balsámico, elegante, fino. En él se expresa a la perfección el terruño: huele a campo, a tierra. Además percibimos notas de hoja de tabaco. Es un vino logradísimo, con la madera justa para no enmascarar a la fruta. Es muy equilibrado, con su acidez, su alcohol y todo lo demás en su sitio. Nos dio pereza destriparlo para tomar nota de la cata porque beberlo era un disfrute total.

DSC_0240 copy

En la boca tiene una entrada ácida y algo amarga pero muy agradable. Sentimos pura fruta donde destacan la grosella y los arándanos. Es carnoso y tiene largura y persistencia. El final es algo secante, y unido a todas las características descritas nos lleva a desear que la botella no se acabe jamás. Es un vino de los que sueltan la lengua y nos hacen mejores personas durante un rato. Es un vino de amor y amistad que nos hará sentir que podemos cambiar el mundo de manera dialéctica por unos 22 €. Nosotros nos hicimos con una botella en la tienda online de vinos Bodeboca.

Recomendamos que combinéis este gran vino con carnes rojas a la brasa así como con cordero asado y arroces, aunque está tan bueno que en solitario como copa tras la cena sigue siendo una maravilla.

La historia de Casa Castillo comienza allá por 1941 cuando José Sánchez-Cerezo adquirió la finca situada muy cerca de la localidad de Jumilla para desarrollar una explotación de romero del monte. En los terrenos comprados se hallaba una bodega construida por los franceses a finales del siglo XIX. En 1985, Nemesio Vicente y su hijo José María, componentes de la siguiente generación de la familia, se hacen cargo de las tierras y comienzan a plantar viña y a recuperar viejos viñedos. En 1991, José María Vicente se convierte en el propietario y lanza su primer vino en 1993.

El lugar en el que se localiza la bodega y sus viñedos es una maravilla natural situada en el altiplano de Jumilla, en plena Sierra del Molar. Ésta le aporta el frío necesario para evitar la sobremaduración de las uvas y hace que Las Gravas 2010 sea más fresco aunque sin renunciar a notas golosas.

Nos ha gustado el proyecto de José María Vicente y la originalidad de su vino que le hacen destacar en su zona y convertirse para Vino y se Quedó en el Jumilla más original que hemos probado hasta la fecha. Es distinto a los demás vinos de la zona, y eso es muy bueno porque de esta manera podremos disfrutar de varias tipologías vinícolas en esta pequeña zona del sureste de España que tanto nos gusta.

Salud y buenos vinos, amigos.

Juan Gil, un gran amigo

Posted in 5€ - 7,99€, 8€ - 9,99€, D.O. Jumilla, Tinto crianza with tags on 24/05/2012 by vinoysequedo

Juan Gil 12 Meses. Tinto con crianza. Cien por cien Monastrell. Bodegas Juan Gil.

Juan Gil 8 Meses 2010. Tinto con crianza. 100% Monastrell.

La materia prima. Estos vinos han sido elaborados sólo con uvas monastrell, variedad que necesita calor, algo que  abunda en  la D.O. Jumilla, zona carente de agua y que se sitúa en el sureste de la Península Ibérica. La familia Gil dispone de unas 350 hectáreas de viña que están situadas a una altitud comprendida entre 700 y 850 m sobre el nivel del mar. Esto favorece una óptima maduración de los racimos. Los suelos en los que están plantadas estas vides son franco-arenosos y calizos.

En primer lugar, tenemos que decir que estamos enamorados de muchos de los vinos creados en esta bodega, así como de muchos de los que se están elaborando desde hace algunos años en esta denominación de orígen. Han dado con la tecla, y se han puesto a la vanguardia de los vinos de nuestro país.

La cata. El Juan Gil 12 Meses es de color rojo cereza-picota intenso con matices violáceos y potente aroma de frutas rojas maduras, torrefactos, cacao y notas ahumadas. 
De gran estructura, es muy maduro y goloso, con buena entrada en boca y muy persistente. Están perfectamente integrados la fruta, el alcohol y la madera, en un armónico equilibrio que lo hace muy agradable de tomar. Ideal para acompañar arroces con carne de caza, legumbres estofadas, setas, aves, quesos curados y azules, carnes blancas y rojas a la plancha y a la parrilla, así como a asados de todo tipo de carnes. Y como no, para tomar en el aperitivo con tapas.

En resumen, es un vino increíble y se encuentra en nuestro top ten de los mejores vinos españoles en cuanto a calidad- precio, ya que  ronda entre los 9 y los 10 €.

Como nos impresionó tanto este vino hace algún tiempo (hemos probado las añadas de 2008, 2009 y 2010), quisimos adentrarnos en el universo Juan Gil. Degustamos el 4 Meses y nos pareció correcto, sin más. También catamos el 18 Meses. Y ahí si que nos quedamos impresionados de verdad. Es un vino fantástico reservado para ocaciones especiales, ya que su precio se acerca a los 20€.

Pero después nos hicimos con el exclusivo Juan Gil 8 Meses, (un caldo que sólo se puede encontrar en el club Vinoselección), y nos pareció toda una ambrosía. Tiene un color rojo cereza-picota con ribete granate intenso. Al principio huele a fruta negra muy madura, a la que le siguen notas tostadas y de cacao. Es un vino muy bien hecho, estructurado y equilibrado. De ahí que su tanino sea tan sedoso y goloso. Es perfecto para acompañar asados y parrilladas, así como tapas variadas, (otro día os recomendaremos varios lugares míticos de Madrid y Barcelona para degustar grandes tapas y vinos a precios decentes).  Y perfecto es el precio que tiene, alrededor de 7€ en el club de vinos anteriormente mencionado.

Os animamos a que descubráis estos dos impresionantes caldos. Seguro que os encantan. Creemos que son ideales para dejar de preocuparse por unos momentos de la que está cayendo. Eso sí, no olvideis abrirlos al menos una hora antes de su degustación, aunque lo ideal sería hacerlo dos horas antes,  (algo que sería bueno que hicierais con cualquier vino tinto para poder apreciar todos sus matices).

Salud, y a disfrutar de las pocas cosas que aún no han entrado en crisis. Ya nos contareis.