Combate Pink 2014, el rosado que acaba con los tópicos

Posted in Sin denominación, Vino Rosado with tags , , , on 17/07/2015 by vinoysequedo

100% Garnacha. Fermentación en barrica de roble francés usada. Suelos de pizarra y granito. Cultivo ecológico y máximo respeto por la biodiversidad. Trabajo con la biodinámica. Producción limitada a 330 botellas.

Hoy nos hemos propuesto romper con clichés manidos y topicazos bien entroncados en el imaginario popular y que tanto daño hacen a los que amamos el vino, como que los rosados son cosa de mujeres o para tomar a punto de congelación en cualquier chiringuito playero. Y eso ha pasado porque hace años se pusieron de moda muchos rosados piruleta que encandilaban a un público femenino menos versado en lides vinícolas que el actual. Cuanto daño han hecho las europeas del norte a este segmento.

Tanto en España como en Francia, de toda la vida se han bebido vinos rosados o claretes con mucho cuerpo y, ciertamente en el caso español, con mucha sensación alcohólica, que eran perfectos para dormir una buena siesta veraniega. Ese tipo de vinos, que resucitaban a un muerto, quedaron como reducto de hombres de pelo en pecho coetáneos de Matusalén y desanimaron de su ingesta a paladares más refinados.

Pero amigos del mundo del vino normalizado, eso ha acabado afortunadamente con la irrupción en el panorama nacional de creadores que en distintos puntos de nuestra geografía han querido poner al rosado en el lugar destacado que se merece. Nuestro protagonista de este artículo es un discípulo aventajado y para Vino y se Quedó se encuentra en el top de los mejores rosados de España.

Tomemos una copa de Combate Pink 2014

Lo primero que nos seduce de este vino es su intenso color rosa guinda con reflejos magenta y lo brillante y limpio que es. Una preciosidad con la que nos gustaría ligar cada día.

Combate Pink 2014

Cuando nos lo llevamos a la nariz es pura fresa silvestre acompañada de aromas cítricos y de caramelo además de las típicas notas de heno que aparecen en la Garnacha. También se manifiestan matices de esmalte de uñas y de manzana. En la boca tiene una entrada directa con una acidez y un amargor excitantes. Se trata de un rosado con una estructura y una persistencia que nos recuerdan a un tinto. Nos toca la campanilla de lo largo que es. Dominan los cítricos, sobre todo el pomelo rojo, seguido de chicle de fresa ácida. Es un vino secante para beber por litros. Debería recetarlo el médico.

En Vino y se Quedó recomendamos tomar este vino, aparte de solo, acompañando a una ensalada de pollo al estilo thai (Laab Koi), así como a una trucha asalmonada y a cualquier pescado graso.

Dos tipos que están haciendo un gran trabajo

Clicar para agrandar el mapa *

Clicar para agrandar el mapa *

Hay que reconocer que los “inventores” de este refrescante y espectacular vino, Guillermo Fernández y Juan Carlos Arenas, se lo saben hacer muy bien. Con menos medios que el centro del campo del Éibar, están elaborando vinos de mucha calidad en la zona de Cebreros, con su Cuartel General instaurado en Sotillo de la Adrada. De la nueva bodega que allí han establecido, y que no ha sido diseñada por ninguno de los famosos arquitectos mundiales, funcional y acogedora, salen algunos de los mejores vinos garnacheros del panorama nacional.

Un buen ejemplo de ello es este Combate Pink 2014. Es la primera añada de este rosado que surgió de un imprevisto, como casi todos los grandes inventos humanos. Tuvimos la fortuna de asistir al nacimiento de este vino que cuenta con un diseño muy divertido con ese color rosa chicle que a nosotros nos parece perfecto.

Los dos vitivinicultores, desde el comienzo de la aventura de Maldivinas allá por 2006, han apostado por llevar a cabo un trabajo lo más natural posible en el campo, así como un extremo cuidado en la limpieza de todo el proceso de elaboración del vino, ya que se pueden hacer vinos naturales sin ser guarros. Hay quirófanos donde se presta menos cuidado a este aspecto. El obtener el mejor fruto en el mejor suelo, con la mejor orientación posible y el máximo respeto y cariño a la hora de elaborar, hacen que el resultado final sean vinos prodigiosos, llenos de frescura y de vida que se beben sin parar a cualquier hora del día o de la noche.Combate Pink playa

En estos días de intenso calor en toda España os aconsejamos que os hagáis con alguna botella de este rosado de nano producción y lo disfrutéis con buena gente. Como dirían los lugareños de la zona y tanto hemos escuchado a nuestros dos protagonistas, ¡ponedme otro chato!

Salud y buenos vinos, amigos.

*Mapa: Cortesía de Garnachas de Gredos.

 

 

 

La Encina del Inglés 2013, serrana frescura tinta

Posted in D.O. Sierras de Málaga, Vino Tinto with tags , , on 02/07/2015 by vinoysequedo

Coupage de 30% Cabernet Sauvignon, 25% Garnacha, 25% Tempranillo, 10% Syrah, y 10% Merlot. Crianza del 60% del coupage de seis meses en tina de roble francés Allier de 60 Hl. Viñedos en altura entre 600 y 900 metros.

En este primer post del verano que acaba de comenzar queremos presentaros un vino que tiene tanta frescura que podremos tomarlo un poco más frío de lo que habitualmente solemos hacer con los tintos ya que aprieta el calor de manera brutal por toda España, aspecto que nos desanima un poco a la hora de abrir estos vinos. Pero porque digamos que puede tomarse más fresquito no os penséis que estamos hablando de un vino normalito, más bien al contrario, estamos ante un vino joven repleto de cualidades.

Para entrar en situación nos tenemos que dirigir a la preciosa zona de la Serranía de Ronda para imbuirnos de toda esa atmósfera y naturaleza que se condensan en cada botella de La Encina del Inglés 2013. Este vinazo se origina en una finca de unas doscientas hectáreas situada en un entorno ideal para la crianza de la vid con orientación sur sur-este y altitudes que fluctúan entre 650 y 940 metros. Por si esto no fuera suficiente, la zona cuenta con un nivel de lluvias importante y vientos húmedos provenientes del cercano Atlántico. Como para no hacer un buen vino.

Cata de La Encina del Inglés 2013

Nuestro protagonista es de color granate de media capa que en la nariz es cremoso, puesto que lo primero que notamos es un golpe de nata con frutos del bosque, que al ratito cambia y aparecen aromas florales, laurel y un final balsámico. También nos trajo recuerdos de café de puchero.

La Encina del Ingles 2013

En la boca tiene una entrada ligera con amargor y astringencia que a su paso deja recuerdos sobre todo de arándanos y de bayas de café. Es un vino de paso medio y que cuenta con un agradable retrogusto amargo lleno de viveza y frescura.

Este rondeño combinará perfectamente con carnes asadas o a la brasa así como con queso payoyo curado y embutidos ligeros. Con un arroz campero va de escándalo.

El sueño de una tarde de abril

Sí, amigos, hemos querido hacer referencia a una de las obras más conocidas del genial dramaturgo inglés y enamorado de los vinos del sur de España para titular la manera en la que se gestó el germen de nuestro vino protagonista. Corría la primavera del año 2003 cuando el bodeguero Javier Suqué, presidente del Grupo Perelada, propuso a su primo Jorge Viladomiu Peitx, elaborar vinos diferentes en una zona a encontrar en territorio español. Tras mucho buscar, la respuesta estaba escrita en un libro de 1807 de Simón de Rojas Clemente que se guardaba en la biblioteca familiar. En este volumen se ponderaban las maravillas que albergaba la Serranía de Ronda para la creación de vinos desde los tiempos de los fenicios.

Y esto es así debido a unas condiciones geográficas y climáticas espectaculares, ya mencionadas, para el cultivo de las vides y la obtención de buenos vinos. Los que hemos tenido la suerte de viajar por esta zona entendemos porqué desde los fenicios, pasando por los romanos hasta llegar a los poetas románticos británicos y norteamericanos han alucinado con sus paisajes, sus gentes y sus vinos. Tanto es así que hasta el grandioso, en todos los sentidos, Orson Welles, decidió morir en estos parajes y ser enterrado en la Finca El Recreo de San Cayetano de Ronda, propiedad del que fuera su amigo, el torero Antonio Ordoñez.

Recuperación de la memoria histórica del vino de Ronda

Podría sonar grandilocuente pero los amigos de la Bodega La Melonera se pusieron entre ceja y ceja el objetivo de recuperar las cepas históricas que habían dado fama y raigambre a los vinos de esta zona de la provincia de Málaga que tras el ataque de la filoxera habían quedado cuasi extintos. Entre estas variedades destacan la Tintilla, la Blasco, la Rome y la Melonera. Pero aparte de esta recuperación de la que nos alegramos sobremanera también hay que destacar que el equipo de expertos de la finca se ha ocupado de incluir estas cepas históricas en los registros actuales.

Antes de terminar no queremos olvidarnos de una persona que es parte crucial para que el vino de esta semana sea tan bueno como es. Se trata de la joven enóloga Ana de Castro Rufián que además de hacer grandes vinos es un encanto en el trato personal, como comprobamos en el XV Salón de los Mejores Vinos de España de la Guía Peñín.  

Y por si alguien ha llegado hasta aquí y se pregunta el porqué del nombre del vino, decirle, en primer lugar, que gracias por leer el artículo hasta el final y, en segundo lugar, que este nombre trata de ser un homenaje a todos aquellos viajeros románticos ingleses del Great South Tour que camino a Granada tanta fama dieron a esta zona con sus continuas menciones literarias.

Salud y buenos vinos, amigos.

Dominio del Urogallo Cadario 2012, un vino por el que valdría la pena matar

Posted in Sin denominación, Vinos Naturales with tags , , , , on 19/06/2015 by vinoysequedo

Coupage 50% Mencía y 50% Verdejo Tinto. 100% despalillado. Fermentación alcohólica en fudres de castaño. Crianza de 13 a 15 meses en barricas usadas de roble francés de 225 litros. Vino natural. Viticultura biodinámica.

Los miembros de Vino y se Quedó somos como “la burra al trigo” o el cartero que, según la película, siempre llama dos veces. Cuando algún vino nos gusta en demasía nos gusta revisitar “el lugar del crimen” con el afán de descubrir nuevos tesoros escondidos. Eso nos ha pasado con personas como Nicolás Marcos y Fran Asencio de la bodega Dominio del Urogallo, de los que ya os hablamos aquí en abril de 2013.

Los vinos de esta singular bodega de Cangas del Narcea son una prolongación de la personalidad de Nico, un tipo en apariencia duro pero blandito por dentro, cuyo origen se encuentra en Toro y que aparte de formar parte de la cuarta generación familiar de viticultores y bodegueros aprendió el oficio criado a los pechos del legendario maestro del Ródano, Alain Graillot. El zamorano decidió un buen día liarse la manta, suponemos que zamorana, a la cabeza, y apostarlo todo a la difícil tarea de elaborar vinos de calidad en Asturias. Por sus santas narices se empeñó en crear algo distinto en nuestra querida piel de toro. Y a fe que lo consiguió.

Su Dominio del Urogallo Cadario 2012 proviene de una parcela de terreno pizarroso y de antracita con orientación noreste donde la humedad y las nieblas continuas complican la viticultura. Como todos los viñedos de nuestros protagonistas, esta viña se cuida con mucho trabajo biodinámico. Para que os hagáis una idea, estas plantas toman más infusiones naturales que un concejal de Podemos. No se le añade nada al vino, no está filtrado ni clarificado.
Cadario_2012

Este sensacional tinto posee un color rojo granate con ribete púrpura que lo hace muy atractivo para ser bebido. Es de capa media y cuenta con una lágrima más gorda que las de Bustamante. En la nariz es sota, caballo y rey, pero no por ello menos embriagador. El bosque septentrional, pleno de aromas balsámicos de monte bajo, se encuentra encerrado en la botella como un geniecillo guasón que nos presenta esa simpleza para sorprendernos hasta el éxtasis cuando nos llevamos esta maravilla líquida a la boca. Aquí nos gana de manera irremediable para la causa. No nos queda otra que postrarnos ante él y rendirnos a su magneficencia.

Es en esta fase gustativa donde el Dominio del Urogallo Cadario 2012 se convierte en un vino top, como diría ese portugués de cuyo nombre no queremos acordarnos. Es un vino muy complejo en boca por la gran cantidad de matices que atesora. Tiene una entrada directa y amarga con recuerdos de arándanos negros (cassis), plátanos e higos verdes y final de chocolate muy negro. Además percibimos una cierta aspereza placentera como al degustar un zumo de aronias.

Es un vino muy redondo, sin aristas, con la madera justa y sin sensaciones de establo como muchos de esos vinos que nos venden como naturales y no son más que vinos sucios. En resumen, podríamos decir que las notas que no aparecen en nariz se despliegan en la boca. Es un vino ancho y muy fresco.

Dos recomendaciones muy importantes. La primera es que si podéis os toméis este vinazo en día fruto para percibir todas sus peculiaridades. La segunda es que lo acompañéis de solomillo de ternera asturiana, la mejor carne de ternera del mundo. También le va muy bien a un platito de cecina auténtica leonesa. Y si los bolsillos están más tiesos que la mojama, con un solomillo de cerdo a la mostaza antigua.

Ardemos en deseos de perdernos un día por los dominios del urogallo poniendo en peligro nuestras osamentas “escalando” en viñedos que necesitarían sherpas, con la voz de Nico de fondo profiendo sus célebres frases: “¡Te voy a engrasar!” o “¡Farsantes!”. No vemos el momento.  

Salud y buenos vinos, amigos.

 

el Petit Artai 2011, peligro de adicción

Posted in Catas y Eventos, D.O.Ca Priorat, Vino Tinto, Vinos Nacionales with tags , , on 15/05/2015 by vinoysequedo

Coupage de 44% Cariñena, 36% Garnacha, 16% Cabernet Sauvignon, 2% Merlot y 2% Syrah. Crianza de 12 meses en roble francés (90%) y americano (10%). Barricas nuevas (10%) y usadas dos o tres veces (90%). Agricultura ecológica.

Aprovechando nuestra presencia temporal en tierras catalanas hemos dado buena cuenta de eventos, catas y degustaciones, más o menos “serias”, para ponernos al día con los vinos de la zona, centrando nuestras pesquisas en las denominaciones de origen Montsant y Priorat. En el último mes Vino y se Quedó ha estado presente en la Renaissance des Appellations, celebrada en el Mercado del Borne de Barcelona, y en la Fira del Vi de Falset.

Pero nuestro protagonista de esta semana no fue descubierto en ninguno de estos importantes saraos vinícolas sino en la presentación del Tast amb Llops 2015 que tuvo lugar en la Fábrica Moritz de la Ciudad Condal. Allí probamos grandiosos vinos en petit comité y nos rendimos ante este ejemplar tinto y ante su superior en el escalafón de la bodega, que no en calidad, el insigne 5 Partides, un monovarietal de Cariñenas viejas. Pero fieles a nuestro compromiso os acercamos el que tiene mejor relación calidad-precio haciendo gala de nuestra proverbial defensa de vuestro bolsillo. Eso no obsta para que os podáis dar un caprichito de vez en cuando con el otro

Desnudando el Petit Artai 2011

En el acto anteriormente mencionado, la compañera Ruth Troyano nos presentó este priorato adictivo que días más tarde adquirimos para realizar la cata que a continuación os mostramos. Antes de comenzar os queremos advertir que en los días fruto es cuando este tinto expresa toda su potencial por lo que os aconsejamos que sólo lo degustéis durante esos días que os indicará cualquier libro o app especializados en biodinámica.

el Petit Artai 11

El Petit Artai 2011 es de color rojo rubí y presenta ribete purpúreo que deja claro su aspecto juvenil. Es oscuro, casi de capa alta, y muy brillante.

En nariz vamos a ir comprobando cómo el vino evolucionará a medida que vaya pasando el tiempo en la copa. Recién servido destapa unas maravillosas notas a especias, a café y a cacao. Cuando se asienta salen heno y fruta negra, sobre todo la zarzamora, así como algún toque de pimienta. Es muy elegante e incita a perderse en él.

En boca tiene una entrada cálida, directa, con mucha fruta madura pero fresca a la vez. Es sedoso, amplio y sus taninos dulces nos dejan un buen retrogusto aunque no sea un vino largo. Es un tinto de calidad con una acidez y un alcohol bien integrados que lo hacen muy fácil de beber y placentero sobremanera. Esta joyita sirve tanto para un maridaje como para un “divorciaje”, puesto que pega con infinidad de platos.

En resumidas cuentas, es un priorato con mucho sabor y muy equilibrado. Está tan bien hecho que a medida que lo vamos catando vamos reconociendo cada una de las características que aportan las variedades de uva que lo componen. Y aunque alguien se pueda asustar por el alto porcentaje de alcohol con el que cuenta, un 16,5%, éste no se impone y nos hace relajarnos gratamente.

Ubicando el vino en su contexto

Nuestro amigo ha sido elaborado en la subzona de Vi de Vila Gratallops de la DOQ Priorat. En esta denominación de origen pusieron en marcha en 2009 una nueva clasificación para potenciar las especificidades de los terruños de la zona al estilo de los village franceses. De ahí que las uvas que forman parte de el Petit Artai provengan en su totalidad del municipio de Gratallops, aunque la legislación sólo requiera un 60% de las variedades recomendadas Cariñena y Garnacha.

Mapa Priorat

Clicar para agrandar el mapa *

Desde Vino y se Quedó somos partidarios de que cada vez se nos deje más claro a los consumidores todo lo que conforma el acto de hacer un vino y la procedencia de las uvas para que podamos sentir la experiencia única de bebernos una tierra y de inspirarnos con su paisaje, muy bello en el caso que nos ocupa.

La orientación de la subzona de Gratallops crea un clima más cálido que en el resto de la comarca, de ahí que las uvas maduren más y presenten un mayor grado alcohólico. En la bodega Cal Batllet han entendido a la perfección la idiosincracia de su zona y han elaborado un vino que recoge toda su esencia. Uvas procedentes de viñedos propios de hasta cuarenta años de antigüedad plantados en laderas de pizarra, y un extremo cuidado por no agredir a la tierra son sus señas de identidad.

Al frente de la bodega se encuentra el vitivinicultor Marc Ripoll Sans, que en el año 2000 dio un golpe de timón y creó la actual bodega a partir de la que poseía la familia Ripoll. Primer paso acertado. El segundo acierto fue el de declarar sus vinos como Vinos de Villa de Gratallops y de Torroja. Y el tercero fue el de contar con la enóloga Sonia Blasco con la que forma tándem elaborando unos vinos deliciosos.

Esperamos que tras este post a nadie le quede la más mínima duda para comprarse una botella de este adictivo vino y descubra un gran priorato a un precio que es difícil de igualar en la zona de la que proviene.

Salud y buenos vinos, amigos.

*Mapa: “The World Atlas of Wine” 7th Edition Hugh Johnson & Jancis Robinson

Casona Micaela 2013, el cántabro alegre

Posted in V.T. Costa de Cantabria, Vino Blanco with tags , , , on 04/05/2015 by vinoysequedo

Coupage de 75% de Albariño y 25% de Riesling. Crianza sobre sus propias lías. Maceración en frío. Control de fermentación a baja temperatura. Estabilización tartárica. Viñedo en espaldera a 400 m de altura.

Nos sentamos ante el folio en blanco, bueno, este recurso queda bien pero en realidad es ante un maldito ordenador portátil, con la idea de haceros partícipes de un feliz descubrimiento realizado en Barcelona y degustado en Madrid. Como podéis ver, en Vino y se Quedó somos muy de hacer país. Se trata de una de esas rarezas que tanto nos gustan, en la que se unen una zona geográfica magnífica, aunque ciertamente no conocida todavía por sus vinos, y una conjunción de uvas que nunca habíamos probado hasta el momento. Si la curiosidad se ha apoderado de vosotros seguidnos en esta aventura.

El Casona Micaela 2013 es un vino blanco con cupaje de Albariño y Riesling, variedades gallega y alemana, que ha hecho las delicias de todos los que lo hemos catado hace algunos días. Nos pareció soberbia, a la vez que exótica, la idea de unir ambas variedades para crear un vino. El resultado es magnífico. Si esto no os ha parecido lo suficientemente exótico, tened en cuenta que el origen de este blanco es el Valle de Villaverde, enclave cántabro inserto en la provincia de Vizcaya, que se encuentra inscrito en una de las dos indicaciones geográficas con las que cuenta Cantabria, Vino de la Tierra Costa de Cantabria. La otra es Vino de la Tierra de Liébana.

Apuntes del Casona Micaela 2013

Como un vino no es sólo contarlo, sino principalmente beberlo, vamos al grano. El resumen sería que ambas variedades aportan al vino frescura, frutosidad, untuosidad y acidez, elementos que lo hacen fácil de beber en cualquier momento.Casona Micaela 2013

Tiene un color amarillo pálido con reflejos verdosos, muy limpio y brillante. Al principio presenta cierto carbónico que desaparece al instante de servirlo en la copa. En nariz es complejo porque tardamos un rato en desentrañar todos los matices que posee. Destacan los aromas a frutas tropicales, a manzana reineta, a pera y a flores blancas muy perfumadas. Es goloso y fresco a la vez.

En la boca es fresco y sedoso. Punzante y largo, con dulzor al principio y salinidad al final. Toque cítrico. Cuenta con una acidez muy presente pero muy bien equilibrada. Posee un retrogusto amable. Es un vino muy agradable y sabroso para beber sin parar, se bebe solo.

Donde todo comienza

Corría el año 2004 cuando cuatro socios comienzan la andadura de la Bodega y Viñedos Casona Micaela bajo la supervisión de uno de ellos, el ingeniero agrónomo y enólogo Carlos Recio Calera, creador del proyecto, con la plantación de vides en las poco más de siete hectáreas que conforman el paraje del Jornillo. Hasta 2008 no sacan al mercado la primera añada de nuestro vino protagonista.

Los cuatro propietarios de esta bodega, el mencionado Carlos Recio, su hermano Eduardo Recio, María Luisa Gonzalez y Mª Carmen Santamarina, han apostado por poner en el mapa el vino blanco cántabro haciendo un esfuerzo de modernización en el propio edificio de la bodega y apostando por el trabajo bien hecho en el campo que redunde en el desarrollo del Valle de Villaverde muy dependiente aún de la ganadería. Como nos gusta reconocer el trabajo de todos los que participan en el proceso de elaboración del vino no queremos olvidarnos de la labor técnica de la enóloga asesora Ana Martín, cuyo trabajo ya vimos en Señorío de Astobiza 2013, el txakoli que engancha.

Nosotros ya nos hemos apuntado un nuevo lugar a tener en cuenta en próximos recorridos vinícolas por nuestra privilegiada piel de toro. Será todo un placer sentarse en pleno campo a degustar este magnífico vino contemplando tan bello paisaje. A este paso hasta Ceuta y Melilla se animarán a hacer vino. Y si no, al tiempo.

Salud y buenos vinos, amigos.

Ácrata Bobal Rosado 2012 “Verano”, un vino que va a su bola

Posted in V.T. Castilla y León, Vino Rosado, Vinos Nacionales, Vinos Naturales with tags , on 14/04/2015 by vinoysequedo

100% Bobal. Fermentación espontánea, sin levaduras artificiales. Viñedos viejos en altitud. Producción limitada a 600 botellas. Cultivo ecológico con uso de métodos biodinámicos.

Aquí me tenéis de nuevo, sentado a la fresca ante un portátil más precario que un vino búlgaro y contemplando una preciosa estampa del Tibidabo con su enorme basílica magníficamente iluminada (debe ser verdad que la crisis se ha esfumado porque la dejan encendida toda la noche) y la noria del parque de atracciones adyacente variando de color chillón y estridente a cada segundo. Es lo bueno de pertenecer a Vino y se Quedó, uno nunca sabe si le va a pillar en Madrid, Borstendorf o Barcelona el momento de acercarse a los cada vez más fieles seguidores del blog.

Nuestro protagonista de esta nueva entrada es un vino muy particular por varias razones: siendo de la Ribera del Duero está elaborado con una uva de origen mediterráneo que en esta zona es conocida como Valenciana y que fue plantada en los años cuarenta del pasado siglo para la creación de claretes por los paisanos de la zona. De ahí que no pueda comercializarse bajo la D.O. Ribera del Duero. Siendo un rosado parece un clarete, y siendo un vino nos trae recuerdos de sutiles pacharanes. Es un vino que pasa de las normas establecidas como anuncia en su nombre.

Cata de un vino que pasa de convencionalismos

Este rosado creado por la que es nuestra bodega del mes de abril, Kirios de Adrada, pertenece a la serie Las cuatro estaciones, que recoge un vino para cada estación del año. Nos parecía muy facilón presentároslo con la llegada del verano y nos hemos adelantado un poco. Bien es cierto que lo probamos cuando en España parecía haberse instalado el calor, aunque en los últimos días hemos vuelto a lo que debe ser el mes de abril que parecía que alguien nos había robado, como en la canción del maestro Sabina.ÁCRATA Bobal Rosado

El Ácrata Bobal 2012 “Verano” es de color anaranjado como de clarete, natural en su “turbiedad” al no estar clarificado. Cuenta con una lágrima gorda debido a su potencial glicerinoso.

Tiene una nariz de mediana intensidad en la que percibimos aromas a fresa ácida, a pomelo y a caramelo quemado que ya hemos notado antes en rosados elaborados con esta variedad. Se hace palpable una notable presencia alcohólica.

En boca es directo, punzante, de largo recorrido que nos llega al final de la garganta. A su paso nos deja un amargor incitante, recuerdos a jarabe dulce y amargo a la vez, a palulú, a endrinas, a pomelo y a naranja amarga.

En su degustación nos atonta y nos amodorra de manera muy placentera por lo que lo recomendamos para regar una comida potente al estilo de espagueti con pesto genovese y gambas, con arroz con conejo o campero, con butifarra a la brasa, y con huevos fritos con foie y trufa.

Una bodega que lo hace como se debe de hacer

Por eso es la bodega que hemos elegido este mes. Amigos lectores, sabéis que perseguimos a aquellos vitivinicultores que apuestan decididamente por cuidar el entorno donde elaboran sus vinos, en primer lugar, mimando el suelo sin agredirlo con sustancias que, tarde o temprano, terminan por perjudicarnos a todos, y en segundo lugar, pasando de tecnificaciones que en nada favorecen al campo; de ahí que hayan recuperado los trabajos en el viñedo con la ayuda de animales de tiro.

Los amigos de Kirios de Adrada, Jesús Lázaro y Maite Perera, comenzaron este proyecto familiar en 2001 con la recuperación de viñedos viejos y muy viejos por encima de los 900 metros de altura en Adrada de Haza, en pleno corazón de la Ribera del Duero, y por si esto no fuera bastante, potenciaron la biodiversidad haciendo vinos no solo de Tempranillo, sino también de Garnacha, de Albillo, de Pirulés, de Bobal y de Monastrell. Suponemos que tuvieron que hacer frente a la típica cerrazón de los paisanos de la zona que ya hemos visto en otros lugares ante los que deciden romper las normas y lanzarse a realizar sus sueños sin hacer lo mismo que hace el resto.

Nos gusta como lo hacen y como lo cuentan. Se nota la verdad en cuanto uno descorcha uno de sus vinos y siente la fuerza del terruño, esa que nunca engaña a nadie que posea cierta sensibilidad. En estos días hemos probado alguno de los vinos que elaboran, como el peculiar Albillo-Pirulés, o el gran Kirios de Adrada Todo, aparte del que hoy os presentamos, y tenemos que deciros que nos ha parecido que destilan verdad. Y eso es lo que pedimos a nuestros vinos.

Además hemos descubierto con mucho agrado que la bodega apuesta por el enoturismo a unos precios ajustados para todos los bolsillos, tal como hacen con sus vinos, y ese es un punto más a su favor para que les otorguemos nuestro apoyo. Y encima, estos “libertinos”, han creado una página web estupenda para la navegación a la vez que atractiva. Para que algunos digan que no se puede.

Nos ha gustado mucho lo que han conseguido en esta bodega burgalesa: la unión de buenos vinos, cuidado del entorno, respeto por las buenas artes tanto en el campo como en la bodega, así como la modernidad en el ámbito comercial y corporativo. El resultado final es muy digno de mención. Por todo ello nuestra más sincera enhorabuena.

Salud y buenos vinos, amigos.

Forlong Blanco 2014, natural y del Puerto de Santa María

Posted in Sin denominación, Vino Blanco, Vinos, Vinos Naturales with tags , , , on 17/03/2015 by vinoysequedo

Coupage de 85% de Palomino y 15% de Pedro Ximénez de vendimia temprana. Fermentación por separado de ambas variedades a muy baja temperatura. Elaborado de forma artesanal a partir de uvas de cultivo ecológico certificado del pago del Cercado, alias de el Forlón. Botella 643 de una producción limitada a unas 3.800 botellas.

Ya teníamos ganas de volver a traer por aquí un vino blanco que nos sedujera y nos dejara satisfechos de principio a fin. Últimamente nos han aburrido la gran mayoría de blancos que hemos degustado, e incluso nos ha enfadado alguno que otro como habéis podido comprobar los que seguís las cuentas de Vino y se Quedó en las redes sociales. Pero el vino que esta semana os presentamos es una verdadera maravilla que creemos que hará las delicias de todos los que lean estas líneas.

Como sabéis, en este blog nos hemos propuesto desde el principio que sólo hablaríamos de aquellos vinos que nos parecieran dignos de ser conocidos por el personal, siempre, claro está, desde nuestro humilde punto de vista de “probadores” con clara orientación de servicio público. A pesar de la presión de un pequeño reducto de sufridores del mundo del vino que parecen disfrutar con la crítica desaforada, no queremos perder tiempo en hablar de birrias o de vinos endiosados por el hecho de que los hagan personajes que controlan este mundillo que necesita ventilación urgente.

Es cierto que es muy divertido y hasta agradecido para el que escribe llevar a cabo una crítica inmisericorde contra los vinos que no nos gustan, pero aquí preferimos la luminosidad y la apuesta por los que merecen todos los elogios. Y sí amigos, sin llevárnoslo calentito como hacen otros guardianes de la virtud que no han pagado en su vida por una botella de vino. No todos los que editamos un blog somos iguales.

Conozcamos el Forlong Blanco 2014

Podríamos definir este vino, sin temor a equivocarnos, como “de consenso”. Hicimos la prueba compartiendo una botella entre cuatro personas con distintos gustos en cuanto al vino blanco y los cuatro quedamos muy contentos. Cuando un vino es bueno y posee verdad gusta a todo aquel que tiene sensibilidad. Por eso pensamos que es la bebida que más nos acerca a la idea de belleza, al igual que hacen el arte o la poesía, por citar solo dos ejemplos.Forlong Blanco 2014

Además de que el Forlong Blanco 2014 es un vino bien diferente, cuenta con un precioso color amarillo pálido con pinceladas de limón en un conjunto muy brillante. En nariz sentimos unos aromas expresivos que nos recuerdan a miel, un perfume de flor de azahar y albaricoque que nos embriaga, y unos toques cremosos que nos confunden pensando en que podía haber algo de madera aunque no sea así.

En boca tiene una entrada amable, su paso es largo, y su acidez marcada pero muy bien integrada. Es un vino con una intensidad grata, amplio y ambivalente porque combina a la perfección las notas frescas con las cálidas. Su final es salino, recordándonos que su patria es la misma que la del fino. Esta salinidad nos invita a seguir bebiendo como si no hubiera un mañana. Entre el final y el retrogusto nos aparecen pinceladas amargas que son una maravilla.

Los autores del vino, Rocío Áspera y Alejandro Narváez, que dieron sus primeros pasos en este mundo en 2009, pueden estar orgullosos del resultado. Al probarlo notamos lo que se debería sentir cuando uno prueba un vino, el terruño y la pasión de hacer las cosas como se deben hacer, interviniendo lo menos posible en el proceso, y dejando expresarse a las uvas, a la tierra y al clima a cada sorbo. Eso, y no otra cosa debería ser el vino, la cultura de un pueblo. Viendo el logro cosechado ya estamos ansiosos de paladear los otros dos vinos que elaboran, un rosado y un tinto, de los que tenemos las mejores referencias. Estos jóvenes de Bodega de Forlong prometen, y mucho.

En Vino y se Quedó creemos que en Andalucía se está haciendo mucho del mejor vino que se puede beber en España en este momento. Estamos enamorados del vino de esa bendita tierra.

Antes de terminar, queremos hacer una mención especial a la original y divertida etiqueta de este vino, que a quien esto escribe le llamó sobremanera la atención entre tantas otras botellas. Queda claro que se puede ser jovial y arriesgado sin perder el gusto. Es necesario que el vino entre por los ojos antes que por la boca. A ver si los bodegueros de este país se dan cuenta de esta máxima y se ponen las pilas de una santa vez. Dejemos las etiquetas aburridas y feas a los amigos franceses, italianos o alemanes. El siglo XXI ya ha llegado, señores.

Ah, una petición a los amigos de Forlong antes del final: hay que acelerar la construcción de la página web de la bodega, que promete mucho, para cerrar a la perfección este círculo virtuoso.

Salud y buenos vinos, amigos.

Demencia 2008 y Pyjama 2012, las dos caras de una misma moneda

Posted in Catas y Eventos, D.O. Bierzo, Vino Tinto, Vinos with tags , , on 11/02/2015 by vinoysequedo

Demencia 2008: 100% Mencía. Crianza de 13 meses en barricas de roble francés, los primeros 6 el vino reposó sobre sus propias lías sometido a frecuentes battonages. Producción de 6.336 botellas. Precio aprox: 30 €.

Pyjama 2012: 100% Mencía. Crianza de 5 meses en barricas de roble francés de segundo y tercer año con presencia de lías finas y tres trasiegos con leve aireación. Producción de 6.700 botellas. Precio aprox: 12 €.

Pyjama2012_Demencia2008

La vida está llena de casualidades, de esas que pondrían en estado de absoluta excitación al bueno de Iker Jiménez, aunque como ya sabrá el lector más perspicaz las casualidades no existen. Muchos os preguntaréis, y con razón, a que viene esta disertación para comenzar un artículo sobre estos dos estupendos vinos bercianos. Pues mucho, ya que hace unos días habíamos decidido realizar este post y estábamos preparándolo cuando nos llegó una invitación para asistir a una cata impartida por Nacho León, el creador de ambos vinos, en Bodegabierta, y nos quedamos de piedra. Anda que no hay vinos en este país como para que se diera tan afortunada sincronía. Ya no había más narices que presentaros los vinos y a su creador.

Y no nos decepcionó el buen rato que pasamos junto al vitivinicultor, que no enólogo, berciano. León habló de sus criaturas con medido orgullo de padre y con una humildad hacia las opiniones ajenas que nos hizo ver con sorpresa que sigue habiendo alquimistas del vino que amansan el ego y no se creen los inventores de tan maravilloso brebaje. Por lo general, los vinos son el reflejo de la personalidad de quien los elabora. Conociendo a Nacho no es casualidad que nos gusten tanto sus vinos.

A la “cata” y captura de los vinos dementes

Vamos al tema, que seguro que es lo que estáis esperando desde hace un buen rato. Os vamos a desgranar pormenorizadamente las características de ambos vinos para que tengáis claro lo que os vais a encontrar cuando los bebáis. Se nota que ambos vinos están hechos por las mismas manos pero son notablemente diferentes en cuanto a intensidad y matices y, en este caso y sin que sirva de precedente, eso se percibe en el precio de ambos. Son vinos complementarios siempre que tomemos en primer lugar el Pyjama y después el Demencia. Vamos a por ellos.

Demencia 2008, sublime reto para tomar con paciencia

Estamos ante un vino muy poderoso y lleno de matices que debe ser tomado con calma para que se vaya acostumbrando a nosotros y coja la suficiente confianza como para abrirse a medida que pasa el tiempo y así entregarnos todos sus secretos.

Posee un color granate intenso y una opacidad a prueba de bombas. Cuenta con una preciosa lágrima de las que gusta observar en la copa. Su potencial alcohólico se muestra a través de una importante presencia glicérica.

DeMencia2008Su nariz es muy profunda y en ella sentimos en todo su esplendor sólo una parte de las peculiaridades de la variedad a la que nos enfrentamos, ya que percibimos la presencia de fruta roja madura seguida de una gran intensidad balsámica aunque no da las notas florales aparejadas con esta uva. Al final de la fase olfativa apreciamos agradables aromas terciarios aportados por las barricas de calidad que van desde la vainilla y el coco hasta el chocolate puro.

En boca tiene una entrada directa, muy potente, pleno de carnosidad y rebeldía. Su paso es largo, fresco y vivaz. Los taninos son muy notables, recordándonos que estamos ante un vino con mucho cuerpo y personalidad sólo apto para paladares entrenados. Regresan los matices que ya descubrimos en la fase olfativa predominando unas espectaculares grosellas y un persistente final láctico que provocan el extásis. Es un vino áspero pero adictivo, de esos que ponen la lengua gorda y el ánimo tocando las nubes.

Desde Vino y se Quedó recomendamos que lo acompañéis de comidas fuertes como estofados o guisos, así como con asados de cordero o cochinillo, o carnes rojas a la brasa.

Pyjama 2012, el jovial hermano de trago largo

Este vino recoge lo mejor de la tradición del Bierzo, como hace su hermano mayor, pero enfocado a beberlo de manera más rápida disfrutando de la compañía de buena gente descorchando sin parar y gozando de momentos de unión y diversión. Es un vino para todos los públicos.
Pyjama12

Tiene un color granate intenso y borde violáceo de capa alta, que dibuja una bonita lágrima. En nariz es muy floral y nos da intensas notas de aliño de encurtidos y laurel y frutos silvestres. La madera está presente pero sin molestar. Se trata de un tinto muy fresco.

En la boca es muy potente, se nota mucho la presencia alcohólica, y cuenta con una acidez marcada aunque muy bien integrada. Sentimos matices amargos y un punto astringentes. Podríamos decir que es un Mencía de libro que nos recuerda más a los tintos de la zona de la Ribeira Sacra que a los del Bierzo. Con unos callos o una fabada irá de muerte.

Nos ha gustado la filosofía que impregna el trabajo de Demencia de Autor. Se han puesto como meta realizar vinos de pequeña producción muy cuidados, respetando con rigor todas las fases, desde el viñedo hasta la bodega, para elaborar vinos que siguen la tradición vinícola del Bierzo aunque dotados de un toque contemporáneo adaptado a los nuevos tiempos. Vinos de autor que han hecho las paces con la naturaleza y que nos aportan felicidad a los que los bebemos.

Y nos gusta que esa felicidad nos la procuren vinos sostenibles con el medio ambiente rural y realizados sin apenas recursos materiales, con producciones muy pequeñas, y todo ello sin renunciar a la modernidad y al contacto directo con los consumidores de manera presencial en las catas y a través de las redes sociales. Y también nos gusta que Nacho León y su equipo hagan gala de buen humor a la hora de nombrar a sus vinos y jueguen con el lenguaje. En eso nos reconocemos en ellos.

Desde aquí les deseamos mucha suerte y que esta bendita locura les dure mucho tiempo porque el vino sin pasión es coca-cola.

Salud y buenos vinos, amigos.

 

 

7 Vin Zweigelt 2011, una excentricidad austriaca al sur de España

Posted in Sin denominación, Vino Tinto, Vinos with tags , , , , on 29/01/2015 by vinoysequedo

100% Zweigelt. Crianza de seis meses en barricas de roble francés y americano usadas entre uno y tres años. Vino ecológico de autor. Edición limitada a 1.200 botellas.

Hacía ya mucho tiempo que no aparecíamos por aquí y ciertamente os echábamos de menos. El motivo de esta “ausencia” ha sido un viaje por tierras del Land de Sajonia en el que hemos aprovechado el período navideño para disfrutar de la parte alemana de la familia y hacer nuestros deberes catando vinos y licores de la zona. Alguno nos ha sorprendido gratamente y pronto esperamos presentároslo.

Los habituales del blog sabéis que este año nos hemos propuesto acercar a Vino y se Quedó vinos de todos los rincones del mundo que encajen con nuestra filosofía. Qué demonios, el mundo es muy grande y aunque pensamos que no hay ningún lugar como España en cuanto a calidad, precio y originalidad vinícola, siempre se pueden encontrar sorpresas más allá de nuestras fronteras. Y como aperitivo queremos presentaros un vino mestizo, ya que está elaborado por un austriaco en la Serranía de Ronda utilizando una variedad de uva típica de Austria que nadie había usado hasta el momento en España.

Hablamos del 7 Vin Zweigelt 2011, un tinto riquísimo que ya nos había cautivado en el II Salón de las Estrellas de la Guía Peñín y que pasado un añito de su cata nos ha vuelto a enamorar. Se trata de uno de los dos vinos monovarietales que Martin Kieninger realiza desde 2012 con variedades autóctonas de su país natal, la Zweigelt y la Blaufränkisch, gama que ha bautizado como 7 Vin.
ZweigeltEs un vino de color rojo picota de capa media, muy limpio y brillante. En nariz es delicado y fragante destacando los aromas de frutas rojinegras y la sutileza de las notas tostadas que le aporta una buena madera.

Al ponerlo en la boca sentimos que estamos ante un vino sofisticado, elegante y sedoso, pura amabilidad. Nos llenamos las papilas gustativas con recuerdos de frutos negros maduros acompañados de pulcras notas de cacao y evocadores sabores a vainilla y a nata provenientes del buen empleo de la madera. Se trata de un vino para disfrutar lentamente para poder desentrañar su complejidad, aunque ésto se haga muy difícil porque se bebe muy fácilmente. Entra solo.

Recomendamos que se combine con aperitivos ibéricos, así como con carnes de todo tipo y con foie templado.

Sobre el autor y la bodega

Conocimos a Martin Kieninger de una manera casual, como suelen ser los mejores descubrimientos que uno realiza en la vida. Como dijimos más arriba, fue en un salón organizado por la Guía Peñín en Madrid. En un momento dado nos llamó la atención la singular figura de un guiri tocado con una especie de boina que se parapetaba tras el mostrador del stand en el que presentaba su vino. Nos dio muy buen rollo este arquitecto de profesión y bodeguero de vocación y nos acercamos a degustar su vino, ya que como hombre educado y rigorista, como suelen ser los austriacos, hizo caso a la organización del evento acudiendo al certamen sólo con el vino puntuado, a diferencia de la inmensa mayoría de los bodegueros presentes. Nos encantó su propuesta vitivinícola y su 7 Vin Zweigelt 2011. Nunca habíamos probado esta variedad austriaca y nos sorprendió muy gratamente. La ecuación tipo majo = vino bueno volvía a cumplirse.

Nos gustó tanto la idea de Martin que elegimos Bodega Kieninger como bodega del mes de noviembre de 2014. Nuestro protagonista lleva viviendo en las estribaciones de la Sierra de las Cumbres de Ronda desde 1998. Le debió gustar tanto el entorno que en el año 2000 decidió traerse desde Austria cuatro mil cepas de las variedades Zweigelt y Blaufränkisch y comenzar su proyecto vinícola que ya cuenta con varios vinos de las gamas 7 Vin, sus vinos de variedades austriacas, y Vinana elaborados con variedades francesas. En estos últimos también pueden encontrarse uvas españolas.

Todos sus vinos son realizados mediante las recomendaciones que marcan los estándares de la agricultura y la enología ecológica sin talibanismos obtusos. Como curiosidad tenéis que saber que los Kieninger se lo han montado de maravilla. Llevan a cabo el proceso de elaboración del vino en el sótano de la casa solariega en la que habitan, y el proceso de crianza en una preciosa bodega subterránea bajo una romántica bóveda de piedra. Es un lugar digno de ser visitado y una excusa perfecta para dejarse caer por la querida Ronda y por las tierras fronterizas entre Málaga y Cádiz. Nosotros ya lo estamos deseando. ¿Y vosotros?

Salud y buenos vinos, amigos.     

Royal Tokaji 5 Puttonyos Aszú 2008, un dulce capricho húngaro

Posted in Vino Dulce, Vinos Internacionales with tags , , on 15/12/2014 by vinoysequedo

Coupage de Furmint, Hárslevelü y Moscatel amarilla del que el 60% es aszú, la uva botritizada. Envejecido durante dos años en barricas de roble húngaro. Vendimia manual.

Se acercan las Navidades y por este motivo nos hemos atrevido a proponeros una verdadera extravagancia vinícola para que os deleitéis en fechas tan señaladas probando algo distinto. Nos hemos liado la manta a la cabeza y hemos aparcado por unos días los vinos patrios para adentrarnos en las procelosas aguas internacionales. Y lo hemos hecho gastando un poco más de lo que estamos acostumbrados en Vino y se Quedó puesto que todo el mundo debería poder permitirse un capricho navideño.

Somos de la opinión de que siempre es interesante probar un vino dulce de categoría para acompañar un aperitivo o el final de una comida o de una cena pausadas en compañía de personas sensibles que estén abiertas a nuevas experiencias sensoriales. El Royal Tokaji 5 Puttonyos Aszú 2008 nos trajo recuerdos del inolvidable Melis 2007, aquella maravilla insuperada que elaboraba la bodega Parés Baltà en el Penedès y que por desgracia parece que nunca más volverá a hacerse. Nuestro protagonista húngaro no puede tapar el enorme hueco dejado por éste pero se acerca bastante. Su hándicap es que nos resulta un pelín caro; lo adquirimos por 36,90 € en la tienda online de vinos Bodeboca.

Cata del Royal Tokaji 5 Puttonyos Aszú 2008

Antes de adentrarnos en la cata de este tokaji sería bueno saber qué es lo que nos estamos echando para el cuerpo. Y aunque suene un poco mal, no es más que un vino elaborado a partir de una buena cantidad de uvas en pleno proceso de descomposición. En eso consiste el estilo Aszú (uvas con botrytis) de creación de vinos dulces de esta región húngara fronteriza con Eslovaquia.

Royal Tokaji_Frost copy

La otra particularidad de estos históricos vinos son los grados o puttonyos, que son los que nos indican la cantidad de azúcar que atesoran. Estos grados tienen una escala de 3 a 6. Cuanto mayor es el número de puttonyos mayor calidad tendrá el vino y, como no, mayor agujero nos dejará en la cartera. Nuestro protagonista de hoy tiene 5 puttonyos, por lo que cuenta con 120 gramos de azúcar residual por litro de vino. Como diría King África: “¡Esto es una Bomba!” Y aunque la palabra nos saque una sonrisita tonta, puttony no era más que un capacho que se llenaba de uvas botritizadas que se introducía en un barril de vino seco para elaborar este tipo de vino.

El color del Royal Tokaji 5 Puttonyos 2008 es un precioso ámbar limpio y brillante y muy glicerinoso. En su fase olfativa muestra una amalgama de aromas que van desde manzana al horno y la cáscara de naranja hasta la miel y la mantequilla.

En boca es complejo y muy entretenido ya que nos va guiando por diferentes sabores: empieza dulce, sigue sutilmente amargo y termina ácido. Esta mezcla hace que nuestras papilas gustativas se pongan a bailar la polka de manera desenfrenada. En este proceso se nos muestran notas de albaricoque y de mermelada inglesa de naranja amarga que nos aporta un final seco y de acidez cítrica. Este tokaji es largo y con muy buen retrogusto.   

Recomendamos que lo degustéis a unos 10 grados como acompañamiento de un foie, de tostadas con paté de oca o de queso Comté. Para los más echaos pa’lante nada mejor que un maridaje de contrastes con queso Stilton.

Este vino dulce se produce en la bodega Royal Tokaji, compañía de capital británico dirigida por el historiador y escritor inglés Hugh Johnson. En 1990 se hicieron con viñedos privatizados por el gobierno húngaro tras la caída del telón de acero y comenzaron a elaborar vinos al estilo tradicional de la primera región vinícola que se clasificó en el Viejo Continente, y por ende en el mundo. Y es que el tokaji al estilo aszú existe desde mediados del siglo XVII.

En un futuro próximo tenemos la intención de hablaros de otra maravilla vinícola histórica, en este caso española, que nos ha dejado alucinados. Pero eso ya será en 2015. Mientras tanto, desde Vino y se Quedó os deseamos que tengáis unas Felices Fiestas regadas con vino.

Salud y buenos vinos, amigos.