La vid es bella

Donde sopla la Tramontana sobre terrenos arenosos, suelos de pizarra y de granito, encontramos viñedos mayoritariamente de Cariñena (Samsó en catalán), Garnacha (Lledoner) y Macabeo. El velero del logo de la denominación de origen nos indica la proximidad del mar, carácter que se refleja en sus vinos. Amigos, habéis acertado, ante nosotros L’Empordà (Ampurdán).

Aquí os presentamos unas fotos de un viaje enológico que hicimos hace unos días visitando las bodegas de Martí Fabra en Sant Climent Sescebes,  La Vinyeta en Mollet de Peralada y Gelamà en Vilajuïga. Como podéis apreciar, en esta época la vid “llora” y salen los primeros brotes, empezando el ciclo que terminará en nuestras copas.

Anuncios

Una respuesta to “La vid es bella”

  1. Alberto Says:

    Bellas fotos del principio de todo. Ahí comienza a crearse el vino. Si, no nace embotellado como algunos pensais, jaja.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: