Saó Blanc 2012, puro arte, pura tierra, pura vida

Posted in 10€ - 12,99€, Blanco crianza en barrica, D.O. Costers del Segre, Vino Blanco with tags , , , on 18/04/2014 by vinoysequedo

Coupage de Garnacha Blanca y Macabeo. Fermentado y criado durante 6 meses en barricas nuevas de roble francés de tostado medio. La añada 2012 tuvo una producción de 3.654 botellas.

Hoy os proponemos un viaje a la localidad ilerdense de la Pobla de Cérvoles para descubrir un gran vino blanco que nos ha hecho pasar grandes momentos de conversación animada y exaltación del amor y la amistad. Se trata del Saó Blanc 2012, una interesante unión de Garnacha Blanca y Macabeo que ha gustado mucho a la totalidad de las personas con las que realizamos nuestra divertida cata. Este inspirador vino se elabora en la comarca de Les Garrigues, una tierra montañosa enclavada en la D.O. Costers del Segre que hace frontera con el Montsant y con el Priorat.   

Probamos este vino como solemos hacer siempre para no dejarnos influenciar por factores externos, sin querer conocer detalles de quién lo elabora, ni cual es su filosofía creadora. Es mejor catar un vino con la mínima información posible para ser completamente honestos y enjuiciarlo justamente. Es muy difícil abstraerse del entorno de un vino a la hora de calificarlo. Por eso desde Vino y se Quedó siempre abogaremos por las catas a ciegas como garantía de que los compadreos entre bodegueros, prensa y guías especializadas no impondrá ningún “punto extra” al vino catado.

Viviendo el Saó Blanc 2012

Nos servimos una copa y descubrimos un bonito color amarillo pálido con destellos verdosos. Es un vino muy limpio y brillante con presencia grasa.

En la fase olfativa sentimos una nariz tímida con notas de pastelería (brioche, mantequillas y natas) que denotan su crianza en madera, así como aromas a frutas cítricas y tropicales. Posee un final juvenil lleno de frescura.

En la boca entra de manera suave, dulce, que hace que apetezca seguir bebiendo. Tiene un paso largo cargado de mineralidad. Es un vino embriagador, graso y untuoso. Su final es seco y deja un buen retrogusto. La fruta y la madera están perfectamente integradas y convierten al Saó Blanc 2012 en un vino imprescindible para estas fechas en las que comienzan a apetecer más los vinos frescos pero que contengan matices.

Saó Blanc 2012

Nosotros aconsejamos que combinéis este vino con arroces, pasta, pescados y platos japoneses y thai, aunque seguro que habrá multitud de platos que le vayan igual de bien y que espero que nos hagáis saber cuando los probéis.

Tierra y vida

Una vez que nos encantó este Sao Blanc 2012 nos pusimos a investigar quiénes están detrás del mismo y nos volvimos a dar cuenta de que se cumple una máxima, cuando un vino es especial es porque detrás de él hay un proyecto que también es especial. No falla nunca. Este vino se elabora en la preciosa bodega Mas Blanch i Jové. Al mando de la nave están la joven Sara Jové y sus padres, los tres encantadores, que heredaron el oficio de los abuelos de Sara, agricultores de la zona apasionados de la tierra y del cuidado del entorno natural, y como no, del vino.

La sensibilidad de los que están detrás de un vino es un valor añadido que siempre se nota cuando uno lo bebe. La pasión por el trabajo bien hecho siempre es percibido por las almas sensibles. Y viceversa; tomen nota señores empresarios que malpagan a sus trabajadores y les tratan como a mercancía, al final sus vergonzosos actos se volverán en su contra. El amor por el entorno de la familia Jové hizo que en 2006 levantaran su bodega integrándola en el seno de la montaña recubriendo las paredes de la misma con piedras extraídas del mismo lugar para no perjudicar el paisaje. El resultado es una bodega bonita, funcional y original.

El arte de Guinovart y el vino

Si el exterior de la bodega es todo un homenaje al entorno natural en el que se enclava, qué decir del interior en el que los dos grandes protagonistas son el arte de Josep Guinovart y el vino. El reconocido artista barcelonés, que nos dejó a finales de 2007, era un enamorado de la naturaleza, de la vida y del vino. Ayudó a la familia Jové a diseñar la bodega y nos obsequió a los futuros visitantes de la misma con un gran mural en el que hizo un homenaje a la esencia del vino y que preside la sala de catas.

Esperamos que disfrutéis con este vino como lo hemos hecho nosotros. Bien fresquito y al aire libre es toda una experiencia que nadie debería perderse. Estamos deseosos de probar el resto de los vinos de esta bodega porque intuimos agradables sorpresas. Nos dicen que el tinto Saó Expressiu es fabuloso aunque está a la espera de la cata definitiva por el tribunal de Vino y se Quedó. Os mantendremos informados.

Disfrutad de lo que queda de Semana Santa los que tengáis la suerte de estar de vacaciones. Los que no hemos tenido esa suerte seguiremos intentando levantar el país. El Atlético de Madrid y el Liverpool están marcando el camino. Después de sus hazañas todo es posible.

Salud y buenos vinos, amigos.

 

Ars Nova 2007, la huerta navarra embotellada

Posted in 8€ - 9,99€, D.O. Navarra, Tinto crianza, Vino Tinto, Vinos with tags , , , on 02/04/2014 by vinoysequedo

Coupage de 40% Tempranillo 40% Cabernet Sauvignon y 20% Merlot. Crianza de 24 meses en depósitos de hormigón y de 9 meses en barricas de roble francés. Vino sin filtrar. Producción de 70.000 botellas. 

Regresamos a Navarra para presentaros un vino que nos ha parecido maravilloso y lleno de matices originales, aparte de tener una gran relación calidad-precio. A los integrantes de Vino y se Quedó nos mantuvo en un permanente juego de adivinación de las notas que, tanto en boca como en nariz, iban apareciendo a medida que íbamos probando más y más de este Ars Nova 2007.

Se trata de un vino procedente de viñedos que se encuentran a unos seiscientos metros de altitud en una zona privilegiada para su elaboración como es el Valle del Yerri, enclavado a las faldas de la Sierra de Urbasa-Andia en lo que se conoce como Tierra Estella, por ser esta ciudad el partido judicial de los pueblos que conforman el valle. Por él transcurre el Camino de Santiago por el que llegaron antaño numerosas variedades de uvas que hoy pueblan nuestros campos y que han sido mejoradas por nuestros inquietos vitivinicultores con respecto a las que se encontraron hace años y a las que aún hoy se encuentran en muchos países europeos.

Escudriñando el Ars Nova 2007

Este estupendo vino tiene un precioso color rubí con ribete púrpura que llena la copa con una rotunda presencia.

En nariz comenzamos a flipar, valga expresión tan llana, debido a la complejidad que posee. Lo primero que nos llegó en esta fase olfativa fue toda una sinfonía de la huerta navarra donde los grandes protagonistas eran los pimientos, tanto rojos como verdes, cuya intensidad nos deleitó. A esta sabrosa ensalada se unieron las tomateras y la pimienta, así como unas selectas notas de gominola de nata y fresa que no eran otra cosa que la unión perfecta de frutillos del bosque con los recuerdos de la madera. Hacia el final nos dejamos golpear con gusto por unos fuertes matices a café de puchero y a regaliz. Impresionante combinación. Muy original y agradable.Ars Nova 2008

En boca es potente, carnoso, cálido, largo. Aparece el café amargo seguido por un final de fruta roja. También encontramos gusto ahumado, como el aroma de la ceniza de un habano de calidad. Posee una acidez que refresca la boca y que invita a seguir bebiendo sin parar. Es un vino muy fácil de beber a pesar de su ejemplar complejidad. Es muy original y vivísimo a pesar de su edad. Se prevé una buena vejez para este Ars Nova 2007.

Pensamos que armonizará muy bien con multitud de guisos, carnes, caza de pelo y pluma así como con embutidos y quesos ahumados navarros.

El equipo de la Compañía Vitivinícola Tandem es el encargado de elaborar este vino con la filosofía que tanto nos gusta en Vino y se Quedó, con mucha paciencia y cuidado del viñedo para conseguir las mejores uvas ya que sin éstas es imposible realizar un gran vino. Cuando descorchamos la botella percibimos ese cuidado y buen trabajo en el campo y en la bodega y sentimos el terruño. Eso es lo que tenemos que pedir a cualquier vino, que represente de donde proviene. Los integrantes de Tandem han sabido combinar a la perfección el clasicismo y la modernidad logrando mucho valor añadido. Estamos deseando probar el resto de sus vinos y seguir su trabajo. La cosa pinta bien.

Para los que tenemos en mente realizar alguna vez el Camino de Santiago desde Roncesvalles estamos pensando en echar al petate unas botellas de Ars Nova que nos sirvan de gasolina para llegar a la Plaza del Obradoiro con menos sufrimiento. Para ello habrá que hacer un nuevo pedido en Bodeboca en cuanto lo vuelvan a tener en stock.

Salud y buenos vinos, amigos

575 uvas de Cámbrico 2007, el vino ahumado

Posted in 13€ - 15,99€, D.O.P. Sierra de Salamanca, Tinto crianza, Vino Tinto, Vinos Naturales with tags , , , on 20/03/2014 by vinoysequedo

Coupage de 90% de Rufete, 6% de Calabrés y 4% de Tempranillo. Crianza de 17 meses en barricas de roble francés. Viñedo de agricultura ecológica. Producción limitada a 2.533 botellas.

Amigos lectores, en la entrada de esta semana hemos rizado el rizo de la “stravaganza” y nos hemos sumergido en un vino espectacular que está elaborado en un gran porcentaje por una uva que hasta el momento no había aparecido por Vino y se Quedó y que nos ha sorprendido muy gratamente. Se trata de la variedad Rufete, que aunque parezca el nombre de un ex futbolista nos parece mucho mejor que el actual Director Deportivo del Valencia Club de Fútbol. Es una uva que suele darse en terrenos escarpados de difícil acceso con lo que su recolección es complicada. Para recompensar a quien se decide a elaborar vinos con ella otorga a éstos aromas espectaculares y un sabor muy elegante y refinado.

Siguiendo con las “rarezas” de nuestro vino de hoy sus creadores han unido a la Rufete la variedad Calabrés, una uva de la familia de la Garnacha proveniente de Italia donde también es conocida como Sangiovese. Al igual que la primera, se encuentra con un número muy pequeño de plantas en la zona de la Sierra de Salamanca donde la sabia tradición popular de la zona nos ha legado el siguiente pensamiento:

Uvas Calabrés, 

ni las comas ni las des, 

ni se las enseñes al vecino, 

que son muy buenas para vino. 

Y por si todo esto no fuera suficiente, para hacer de este vino algo único el 575 uvas de Cámbrico ha pasado de la clasificación de Vinos de la Tierra de Castilla y León a la de D.O.P. Sierra de Salamanca, denominación a la que damos la bienvenida a estas páginas. Esta reciente denominación de origen la forman seis bodegas de la zona que están apostando claramente por crear unos vinos de calidad recuperando las uvas que han arraigado en el terruño y que le dan marca distintiva en el mercado vinícola español.

Catando el embriagador 575 uvas de Cámbrico 2007

Todo en este vino nos ha entusiasmado desde su color hasta la última gota de la botella que continuaba mostrando matices diversos a como era el vino al principio. Su color es un precioso rojo granate con tonalidades ambarinas y rosáceas. Cuenta con una lágrima muy original que resbala por la copa como las gotas de lluvia en varios chorritos y no como es habitual en forma de una especie de olita.575 uvas de Cambrico 2007

Al introducir la nariz alucinamos ante la sinfonía de aromas que salían de la copa. Primero esos lácteos seguidos por la fruta en compota y finalizando con intensos recuerdos de humo de cigarro de categoría. Se percibe una suavidad que hace la boca agua. Su nariz fragante crea adicción.

La expectación es alta y tememos que la sensación en boca nos baje de la nube y pueda desacreditar todo lo anteriormente expuesto pero ocurre todo lo contrario, se cumplen los augurios y el vino remata un golazo por toda la escuadra con unas notas a tabaco habano que nos traen intensas y cálidas reminiscencias de viejos whiskies escoceses ahumados. Su entrada en boca es ácida, con un punto picante, cálida, larga y con taninos muy presentes pero perfectamente integrados. Aparecen grosellas por doquier y hacia el final el vino se vuelve seco. Tiene un retrogusto persistente. Al final de la botella aparecen recuerdos de yogur. Amazing.

El 575 uvas de Cámbrico 2007 es un vinazo que armoniza a la perfección con chocolate negro y es uno de esos grandes vinos que se puede beber acompañando a un buen cigarro cubano como si fuera un destilado añejo.

La gente de Viñas del Cámbrico puede estar bien orgullosa del trabajo desarrollado para elaborar esta maravilla. Y también por haber sido una de las bodegas impulsoras de la recuperación de la fabulosa variedad Rufete al hacerse con viñedos que estaban abandonados y ponerlos a trabajar de nuevo para crear vinos de calidad y un entorno mejor. Nuestro agradecimiento a estos amigos enclavados en la localidad de Villanueva del Conde en los aledaños de la preciosa Sierra de Francia que tan relacionada con el vino ha estado históricamente.

Ya sabéis queridos locos del vino, disfrutad con este néctar extraordinario que requiere tener una mente abierta y un buen rato de sosiego y buena compañía para poder apreciar todos los secretos de este vino que es más que un vino.

Salud y buenos vinos, amigos.

PD: Gracias a Ignacio de Barcelona Vinos por descubrirnos este excelso vino.

Garnacha Salvaje del Moncayo 2011, un vino para tomar en pantalón corto

Posted in 5€ - 7,99€, Tinto crianza, V.T. Ribera del Queiles, Vino Tinto with tags , on 10/03/2014 by vinoysequedo

100% Garnacha vieja del Moncayo. Fermentación en depósitos de acero inoxidable. Crianza de cinco meses en barrica de roble francés. Vendimia manual a finales de octubre.

Teníamos ganas de que los vinos de Aragón volvieran a Vino y se Quedó y de que hiciera su debut en él otra de las zonas geográficas protegidas de esta magnífica tierra vinícola. El vino que hoy os presentamos tiene su origen en la V.T. Ribera del Queiles, zona de viñedos bañados por el río Queiles que comparten las CC.AA. de Aragón y de Navarra. Es la única calificación de Vinos de la Tierra en España que se extiende por más de una Comunidad Autónoma.

El Garnacha Salvaje del Moncayo es un vino que proviene de viñedos de unos cincuenta y cinco años de antigüedad de la bellísima comarca aragonesa que lleva el nombre del mítico monte Moncayo que fue hito fronterizo de tres de los más importantes reinos europeos medievales, Aragón, Castilla y Navarra, que hoy tenemos la suerte de compartir en este mosaico de culturas que se ha venido en llamar España.

Esta comarca es una preciosidad y muy recomendable su visita para los amantes de la cultura y de la naturaleza. Al menos una vez en la vida hay que perderse por estos pueblecitos con sabor mudéjar y dejarse acariciar por ellos. En invierno la caricia suele ser más bien un bofetón en toda la cara. Para los frioleros mejor una visita a partir de la primavera. Después de visitar cada pueblo no puede faltar detenerse con un poco más de tiempo en Tarazona y sentir su alma romana y mudéjar con una copita de nuestro protagonista de hoy.

Una Garnacha potente pero nada “asalvajada”

Soñemos un momento. Vamos a hacernos a la idea de que nos encontramos en la cima del Moncayo. Para brindar ante tamaña gesta alpina descorchamos un Garnacha Salvaje del Moncayo 2011 mientras contemplamos desde las alturas su comarca homónima así como parte de las tierras de Soria y de Navarra. ¿Lo habéis imaginado? Pues entonces pasemos a la cata de este buen vino.Garnacha Salvaje del Moncayo

Posee un color rojo que va del rubí al granate. Es traslúcido, glicerinoso, limpio y brillante.

En nariz es sutil y muy agradable después de haberlo aireado un buen rato en la copa. A nosotros nos recordó el caramelo que envolvía a las manzanas asadas de las ferias de nuestra niñez. Hacía tiempo que no sentíamos ese primoroso aroma. A continuación nos envuelve la fruta roja cálida y ligera. Es un vino para descubrir con paciencia. Con tiempo este vino va perdiendo la timidez y expresándose tal y como es.   

En la boca sentimos la fruta roja ácida (fresa silvestre) pero sin aristas. Tiene un paso medio y una sensación alcohólica presente pero muy agradable. Es un vino con matices balsámicos y minerales que nos deja la boca fresca e invita a seguir bebiendo como si  no existiera el mañana.

Los integrantes del blog creemos que el Garnacha Salvaje del Moncayo armoniza a la perfección con cualquier comida que se realice al aire libre con chancletas. Aseguramos que está de muerte con unas chuletitas de cerdo a la pimienta, con carnes rojas a la brasa, con unas espléndidas Thüringer Bratwurst, que sin exagerar son las mejores salchichas que se pueden comer en el mundo y en buena parte del Universo, con una morcilla ibérica extremeña, o con un risotto.

Proyecto Garnachas de España

El enólogo riojano Raúl Acha es el responsable de nuestro vino de hoy y también del proyecto Garnachas de España por el que pretende recuperar la Garnacha de sitios que cuentan con viñedos viejos de esta variedad para hacer vinos de calidad y a precios bastante razonables. Para este fin ha creado alianzas con otros enólogos para elaborar vinos garnacheros en las zonas de Calatayud, Ribera del Queiles y Priorat. Prometemos probar todos estos vinos y contároslo aquí.

Estos proyectos son los que nos gustan; se recuperan zonas para los vinos de calidad y a la vez se potencia el crecimiento rural y el cuidado del entorno. Calidad por encima de cantidad aunque tampoco está mal enterarse de que España se ha convertido en 2013 en el líder mundial en cantidad de millones de hectolitros de vino al año superando a Italia y a Francia con un nuevo récord de 50,6 millones de hectolitros.

Descendemos del Moncayo sin dificultad gracias al aporte de estas garnachas viejas en estado líquido. Un dopaje mucho más sano que el que se usa para el Tour. Ha sido una experiencia muy placentera. Y muy barata: soñar es gratis y nuestro vino de hoy no nos ha agredido el bolsillo. En la Colección Permanente de Bodeboca lo podéis conseguir a un precio muy interesante.

Salud y buenos vinos, amigos.

Cata divina en Maldivinas

Posted in Blogueros de viaje, Catas y Eventos, Vinos Naturales with tags , , , on 01/03/2014 by vinoysequedo

Hacía ya algún tiempo que no aparecíamos por aquí pero es que llevamos unos días estresantes llenos de actividades nada glamourosas que no nos han permitido dedicarnos a lo que más nos gusta. Para relajarnos un poco y quitarnos de la cabeza la carga que llevamos encima nos vino de cine la amable invitación de Guillermo Fernández, uno de los dos capos de Maldivinas junto a Carlos Arenas, para visitar la bodega y catar todos sus vinos en las distintas fases de evolución. En este post os vamos a contar la fantástica jornada que vivimos junto a Guillermo en el entorno garnachero de Cebreros en un recorrido que nos llevó desde Sotillo de la Adrada a El Barraco.

Esta visita tuvo lugar el 28 de febrero. Los integrantes de Vino y se Quedó llegamos a Sotillo de la Adrada en autobús, gran decisión si uno quiere probar los Maldivinos y no hacer el feo de escupirlos, algo que debería estar prohibido por el Código Penal. Allí nos esperaba Guillermo en un día gris y ventoso (climatología típica de la zona cuando acudimos nosotros). Como ya  pudimos conocer sus viñedos el año pasado y el tiempo no invitaba al disfrute del terruño, partimos directamente a la cueva del Tesoro en El Barraco, donde comparten espacio cooperativo con otros productores, y comenzamos a catar los vinos de la bodega a las doce del mediodía.Guillermo FernándezPrimer asalto. Entramos en acción probando la última novedad de Maldivinas, su Albillo Real. La de 2013 será su primera añada en el mercado y le auguramos mucho éxito. Se trata de un vino cuyas uvas proceden de un viñedo de Cadalso de los Vidrios de unos ochenta y cinco años de edad. Se ha criado durante unos seis meses en barricas de roble usada y está lleno de frescura cítrica y frutas blancas. En nariz es muy floral, en boca es carnoso y muy fresco con un final salino -mineral. Es un gran vino. Saldrá al mercado en un mes. Como se nos contó off the record, y somos de los que aún respetamos los viejos códigos periodísticos, sólo podemos deciros que sorprenderá a los aficionados al vino tanto por su calidad como por su llamativo nombre y diseño. Estad atentos.

Segundo asalto. Tras el primer impacto nos preparamos para recibir el segundo. Se trataba de comparar La Movida Granito 2012, directamente del depósito donde se está afinando antes de ser embotellado, con La Movida Granito 2013 que aún está en barrica. Todos estaban espectaculares a pesar de que el de la añada 2013 no está acabado, aunque va en la misma línea que el de la añada anterior. El 2012 es un vino muy alegre con una fruta muy viva que entra solo y será embotellado en unos días.

La Movida depósitoTercer asalto. En este momento de la cata aparecieron las versiones de La Movida. Probamos la de 2012 directa- mente del depósito en el que espera su embotellado y la de 2013 de la barrica. Ambas son pura garnacha expresando su idiosincrasia: frescas y frutales, con una acidez presente pero nunca desproporcionada.

Cuarto asalto. Saltamos de nuestro rincón y nos “enfren- tamos” a las versiones 2012 y 2013 de La Movida Laderas. Comprobamos que estas añadas, así como las de La Movida, han tendido a la búsqueda de frutas más frescas huyendo de la madurez frutal y de los matices licorosos de añadas precedentes. Como sabéis los que nos seguís, a Vino y se Quedó le encantó la versión anterior, pero tenemos que decir que las nuevas, a pesar de ser muy diferentes, son muy buenas también; se han borgoñizado más, en el mejor sentido de la palabra. Nos haremos con algunas botellas de La Movida 2010 que ahora están en su mejor momento y también con alguna de 2012 para presenciar esta evolución.

Quinto asalto. Refrescados y llenos de vigor atacamos el último de los vinos de la jornada catadora-pugilística, el Doble Punta 2012 en depósito y el 2013 en barricas. Se trata del vino más mineral de Maldivinas y si observamos la diferencia con la añada 2011, la primera de este vino, se ha convertido en un vino más equilibrado y accesible. En 2011 se elaboraba con el cien por cien de raspón, lo que le hacía un vino un tanto tenso y agresivo que requería guarda. Desde la añada 2012 sólo se usa el cincuenta por ciento del raspón. El resultado es un vino mineral, complejo, y muy equilibrado que nos han gustado mucho más en sus añadas 2012 y 2013. Según Guillermo, el de 2013 se está haciendo en dos barricas en la que una representaría a una princesa delicada y suave y la otra a un macho más directo, locuaz, aunque con propósitos nobles. Cuando ambas se integren el resultado será glorioso.Barrica GarnachaTras este agradable enfrentamiento del que todos salimos vencedores al poder disfrutar del poder de la Garnacha bien tratada y del Albillo Real que se acaba de unir a la familia, terminamos dando cuenta de una gran comida casera en un restaurante cercano bebiéndonos una botella de La Movida Granito 2012 recién embotellada por Guillermo. Que lujo.

Resultó ser una jornada muy divertida en la que los tres hablamos de lo humano y lo divino y en unas horas arreglamos el mundo del vino. Ojalá haya más días así en el futuro y estemos aquí para contarlo.

Salud y buenos vinos, amigos.

2-2.000-20.000, nuevos hitos de Vino y se Quedó

Posted in Noticias with tags on 13/02/2014 by vinoysequedo

Esta semana está siendo muy feliz para los integrantes de Vino y se Quedó por distintas razones que están haciendo que nuestro blog esté interesando cada vez más a muchas personas que forman parte del apasionante mundo del vino, desde los que lo elaboran, pasando por el mundillo de la distribución, el de los críticos especializados en enología y cata y, sobre todo, el de los aficionados que quieren descubrir vinos nuevos.

Pero sin duda, lo que más contentos nos pone es que en estos días cumplimos dos años de existencia, y lo que es mejor, en un imparable crecimiento del seguimiento de todos los que estáis ahí esperando cada diez días la publicación de un nuevo post. La gran familia de Vino y se Quedó ha aumentado de manera exponencial desde aquel lejano mes de febrero de 2012. Si el año pasado, cuando cumplíamos nuestro primer aniversario, contábamos con unos doscientos seguidores, en un sólo año éstos se han multiplicado por diez, y eso es algo increíble y mágico para nosotros. Y qué decir de las visitas. En breve esperamos llegar a los veinte mil visitantes. Parece ser que el “dos” nos da suerte. Somos dos mil

En nuestra corta pero intensa vida como blog especializado hemos tenido visitantes de sesenta y seis países de los cinco continentes. Europa y las Américas siguen liderando nuestro particular ranking de visitantes pero ya contamos con muchos amigos y seguidores en Asia, Oceanía y África. Todo esto nos llama mucho la atención porque tan sólo tenemos una edición en español y otra en alemán y sabemos que muchos seguidores que no dominan estas lenguas hacen el esfuerzo de traducir nuestros textos para poder leernos, y eso nos conmueve. Muchas gracias a todos.

Los cinco países que lideran nuestra particular clasificación de visitas son España, México, Estados Unidos, Argentina y Alemania. Muy cerca se encuentran el Reino Unido, Perú, Colombia, Chile y Francia. De Europa y América casi no queda un rincón desde el que no hayamos tenido visitas, y no han faltado amigos en ningún país de los destacados en el mundo. Eso nos llena de sano orgullo y de responsabilidad para seguir adelante. Nos gusta esa presión.

Como no queremos dormirnos en los laureles estamos pensando en nuevas iniciativas para que el blog se consolide y continúe creciendo. Os iremos informando a medida que las vayamos poniendo en marcha. Lo que nunca cambiará será nuestra independencia y posicionamiento respecto al sector del vino, ni nuestra absoluta libertad a la hora de escribir. Ese es nuestro único patrimonio.

Todo lo conseguido en estos dos años de andadura lo hemos logrado gracias a todos y cada uno de vosotros, los que estáis junto a nosotros desde el principio y los que os habéis ido sumando a lo largo de este tiempo. Sin vosotros este trabajo no tendría ningún sentido. Por tanto, gracias de corazón a todos. Sois lo mejor de Vino y se Quedó. Sin duda.

Como ya dijimos hace unos días en las redes sociales, nos dirigimos a todos los rincones del planeta azul buscando seguir contando con vuestro generoso apoyo y convertirlo en un planeta color burdeos.

¡Feliz Cumpleaños!

Salud y buenos vinos, amigos.

Flor de Brezo 2011, recuerdos del bosque berciano

Posted in 10€ - 12,99€, D.O. Bierzo, Tinto crianza, Vino Tinto, Vinos, Vinos Naturales with tags , , on 03/02/2014 by vinoysequedo

Coupage de Mencía y Garnacha Tintorera. Vinificación integral: fermentación y crianza de unos seis meses en barricas de roble francés. Vendimia manual. Vino natural. 

En esta nueva entrada de Vino y se Quedó os vamos a acercar uno de los vinos que forman parte del interesante catálogo de la que hemos elegido como bodega del mes de febrero en el blog que, por cierto, sigue creciendo día a día gracias a vuestra generosidad y fiel seguimiento. En este post regresamos a El Bierzo para encontrarnos con uno de esos vitivinicultores que tanto apreciamos en estas páginas; uno de esos artesanos que busca crear vinos singulares que reflejen la idiosincrasia del viñedo y del lugar en el que se crean.

De nuevo nos encontramos con un enólogo francés que ha decidido partir de Francia para establecerse en España y poner en marcha sus ideales vinícolas a este lado de los Pirineos. Los más habituales se acordarán de su compatriota Olivier Rivière. Hoy le toca el turno a Gregory Pérez, uno de tantos franceses con apellido español que ha hecho el camino inverso al que realizó hace muchos años su bisabuelo paterno desde la encantadora localidad abulense de Arenas de San Pedro, en las inmediaciones de la Sierra de Gredos, en ese triángulo mágico que forman las provincias de Ávila, Cáceres y Toledo.

El creador del Mèdoc, viendo que su futuro en el mundo del vino francés tenía toda la pinta de acabar en un trabajo de bodeguero, algo que no parecía emocionarle mucho, tomó la decisión de aceptar un trabajo como enólogo en una bodega de El Bierzo. Allí aprendió español y estuvo un lustro trabajando.  Al cabo de ese tiempo decidió emanciparse y crear su propia bodega y comenzar a poner en práctica su sueño. Para ello se estableció en Sorribas y levantó Bodega y Viñedos Mengoba.Flor de Brezo 2011Pérez procura elaborar sus vinos de la manera más artesanal posible y sólo poniendo productos si hay riesgo de enfermedades en las vides. En sus viñedos se trabaja a la antigua usanza, con arados tirados por bueyes e intentando la máxima conexión con el entorno natural. Da toda la sensación de que el bordelés se ha abierto al mundo en El Bierzo y se ha sentido plenamente arraigado en esta tierra, apostando por su potencial.

Adentrándonos en los bosques bercianos a través del vino de Gregory Pérez

Al degustar el Flor de Brezo 2011 hemos sentido la gratificante sensación de estar en medio de un bosque berciano en pleno otoño, llenándonos de humedad y frescor así como de fragancias florales y frutales. Ahí estábamos nosotros, en medio de brezos y castaños, inmersos en los colores ocres y rodeados del verdín que las umbrías sombras habían pintado durante mucho tiempo. Todo eso y más puede sugerir un vino. Si no lo creen, hagan la prueba.

Se trata de un vino de un color rojo granate, de capa alta, con ribete rosáceo-teja.

En nariz, una vez que se ha abierto convenientemente, es espectacular. Es un vino muy intenso y complejo. Apreciamos toda una amalgama de notas y matices en los que predominan las frutas rojas maduras, las flores de sotobosque, así como recuerdos de hierbas de monte bajo. Al final aparecen unas agradables notas lácticas como de nata. Este popurrí nos transporta a un día recogiendo frutos del bosque en el que nos impregnamos del olor a violetas y a tierra húmeda.

Al llevarlo a la boca sentimos que ésta se nos llena de fruta roja ácida y, posteriormente, de matices florales y licorosos leves. Éstos últimos le aportan un ligero toque dulzón. Notamos una carga alcohólica que nos duerme la punta de la lengua, así como un punto picante. Es largo y persistente. Contundente y equilibrado. Algo astringente y salino.

El Flor de Brezo 2011 es un vino extraño, un vino con varias caras. Hay que saber interpretarlo. A nosotros nos ha impresionado en nariz y algo menos en boca, aunque su combinación de reciedumbre y acidez equilibrada, que al final de la botella se tornaba aterciopelada, nos gustó mucho. La madera, bien integrada, le da elegancia y finura.

Nuestro maridaje ideal sería con carnes a la brasa, quesos ahumados y una auténtica cecina de León, no ese cartón piedra que por desgracia se está vendiendo en muchos establecimientos.

Abrid una botella de este berciano y dejaos transportar al campo otoñal. Es una placentera sensación antiestrés. Respirad profundamente y disfrutad la experiencia.

Salud y buenos vinos, amigos.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.269 seguidores